Matías Cordero, el futuro olímpico del Ecuador

Ángel Bustamante, coordinador de la zona 6, entrega un diploma a Matías Cordero, ayer en el recibimiento del campeón de aguas abiertas.

El campeón sudamericano juvenil de aguas abiertas tiene claro su objetivo: Los Juegos Olímpicos de París 2024, que aparecen en sus planes a largo plazo.

Matías Cordero a sus 15 años ha obtenido resultados que rompen esquemas. La anterior semana se coronó campeón sudamericano juvenil de aguas abiertas en la distancia de 7.5 kilómetros y con esto refrendó la medalla de oro ganada en la Copa del Pacífico, la ubicación 13 en el Mundial Juvenil, además de poseer dos récords nacionales en 800 y 1.500 metros.


Estos logros han sido, de acuerdo con su entrenador Juan Fernando Enderica, debido al “enfoque” que posee. El juvenil -nacido el 4 de julio del 2005-, tiene mentalidad positiva y siempre lo lleva a “querer más y no contentarse con lo obtenido”, aseguró su técnico.


Este es su primer año en la categoría, por lo que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no aparecen en su agenda, pero sí los de París cuatro años más tarde.
“Él junto con José Vásconez son el futuro olímpico del país. Estamos seguros de que en poco tiempo darán de qué hablar”, dijo Ángel Bustamante, coordinador de la zona 6 de la Secretaría del Deporte.


Su actuación ayudó para que Ecuador se proclame campeón por equipos en el Sudamericano que se disputó en Iquique, Chile. “Ahora enviaremos una carta para que la Secretaría del Deporte lo incluya en el Plan de Alto Rendimiento”, enfatizó su entrenador.
El nadador agradeció a su entrenador y dijo sentirse feliz por el logro, “esto recién empieza. Mi meta ahora es la Copa del Pacífico y el Campeonato Panamericano”.


Inicios  
Matías inició a los 7 años en la natación. Magui Corral, su mamá, explicó que por sugerencia de una sicóloga, junto a su esposo Javier decidieron inscribirlo en la escuela de natación Hermanos Enderica- Salgado.


“Tenía tanta energía que el fútbol y el baloncesto no le eran suficientes. Fue entonces cuando le buscamos un deporte individual”, afirmó Corral, quien coincide con el entrenador Enderica en que el enfoque que tiene Matías “es su mayor virtud”.


Sus entrenamientos los combina con sus estudios. Todos los días de lunes a viernes entrena a doble jornada. La primera parte de la práctica arranca a las 06:00 hasta las 09:00, luego sale a estudiar en el primero de bachillerato del colegio Francés hasta las 16:00. Dos horas más tarde cumple con la segunda fase de su preparación.


La falta de paciencia es una de las cosas, dentro de su personalidad, que según su mamá tiene que mejorar. “Su carácter de ganador tiene su lado malo. Siempre se enfoca, y cuando no consigue lo que se propone, se impacienta”, señala Corral.


Cordero gusta de los juegos de mesa, el monopolio es uno de sus pasatiempos favoritos. “Ni ahí quiere perder”, finalizó su progenitora. (D)
EJEMPLO. Su padre Javier Cordero es un triatleta que interviene en Iron Man y cuenta con varias participaciones.


COMPETENCIA. Matías Cordero se impuso en el Sudamericano Juvenil por un segundo de diferencia a su rival.
ENTRENAMIENTOS. Juan Fernando Enderica, entrenador, confesó que Cordero entrena con los élite Esteban y Santiago Enderica, y Nathaly Caldas.
2
récords nacionales posee Cordero en los 800 metros y 1.500 metros piscina.

Matías Cordero, el futuro olímpico del Ecuador

Ángel Bustamante, coordinador de la zona 6, entrega un diploma a Matías Cordero, ayer en el recibimiento del campeón de aguas abiertas.

El campeón sudamericano juvenil de aguas abiertas tiene claro su objetivo: Los Juegos Olímpicos de París 2024, que aparecen en sus planes a largo plazo.

Matías Cordero a sus 15 años ha obtenido resultados que rompen esquemas. La anterior semana se coronó campeón sudamericano juvenil de aguas abiertas en la distancia de 7.5 kilómetros y con esto refrendó la medalla de oro ganada en la Copa del Pacífico, la ubicación 13 en el Mundial Juvenil, además de poseer dos récords nacionales en 800 y 1.500 metros.


Estos logros han sido, de acuerdo con su entrenador Juan Fernando Enderica, debido al “enfoque” que posee. El juvenil -nacido el 4 de julio del 2005-, tiene mentalidad positiva y siempre lo lleva a “querer más y no contentarse con lo obtenido”, aseguró su técnico.


Este es su primer año en la categoría, por lo que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no aparecen en su agenda, pero sí los de París cuatro años más tarde.
“Él junto con José Vásconez son el futuro olímpico del país. Estamos seguros de que en poco tiempo darán de qué hablar”, dijo Ángel Bustamante, coordinador de la zona 6 de la Secretaría del Deporte.


Su actuación ayudó para que Ecuador se proclame campeón por equipos en el Sudamericano que se disputó en Iquique, Chile. “Ahora enviaremos una carta para que la Secretaría del Deporte lo incluya en el Plan de Alto Rendimiento”, enfatizó su entrenador.
El nadador agradeció a su entrenador y dijo sentirse feliz por el logro, “esto recién empieza. Mi meta ahora es la Copa del Pacífico y el Campeonato Panamericano”.


Inicios  
Matías inició a los 7 años en la natación. Magui Corral, su mamá, explicó que por sugerencia de una sicóloga, junto a su esposo Javier decidieron inscribirlo en la escuela de natación Hermanos Enderica- Salgado.


“Tenía tanta energía que el fútbol y el baloncesto no le eran suficientes. Fue entonces cuando le buscamos un deporte individual”, afirmó Corral, quien coincide con el entrenador Enderica en que el enfoque que tiene Matías “es su mayor virtud”.


Sus entrenamientos los combina con sus estudios. Todos los días de lunes a viernes entrena a doble jornada. La primera parte de la práctica arranca a las 06:00 hasta las 09:00, luego sale a estudiar en el primero de bachillerato del colegio Francés hasta las 16:00. Dos horas más tarde cumple con la segunda fase de su preparación.


La falta de paciencia es una de las cosas, dentro de su personalidad, que según su mamá tiene que mejorar. “Su carácter de ganador tiene su lado malo. Siempre se enfoca, y cuando no consigue lo que se propone, se impacienta”, señala Corral.


Cordero gusta de los juegos de mesa, el monopolio es uno de sus pasatiempos favoritos. “Ni ahí quiere perder”, finalizó su progenitora. (D)
EJEMPLO. Su padre Javier Cordero es un triatleta que interviene en Iron Man y cuenta con varias participaciones.


COMPETENCIA. Matías Cordero se impuso en el Sudamericano Juvenil por un segundo de diferencia a su rival.
ENTRENAMIENTOS. Juan Fernando Enderica, entrenador, confesó que Cordero entrena con los élite Esteban y Santiago Enderica, y Nathaly Caldas.
2
récords nacionales posee Cordero en los 800 metros y 1.500 metros piscina.