Los clubes no pueden gastar más de lo que perciben

Deportivo Cuenca estuvo disminuido para el debut en la Ligapro que lo disputó el pasado viernes en el estadio Alejandro Serrano ante Liga de Quito.

La LigaPro suma los ingresos previstos para el año, de ellos, resta los gastos de estructura del club y una porcetanje del endeudamiento total conforme al calendario de pagos a acreedores. El restante es el saldo disponible del club para el pago de la plantilla de jugadores en la actual temporada.

Deportivo Cuenca inicio la temporada 2020 de la LigaPro perdiendo puntos dentro y fuera de la cancha. El viernes cayó 2-1 a manos de Liga de Quito y previo al partido fue inhabilitado de completar su plantilla por el control económico.

Los camisetas coloradas apenas contaron con 16 jugadores habilitados para arrancar el certamen nacional. En la banca de suplentes estuvieron los juveniles, más no los que el técnico Tabaré Silva pretendía tenerlos.

El club no justificó la contratación de varios de los futbolistas, es decir, no pudo justificar los recursos con los que cancelará los sueldos, pues el presupuesto presentado en la LigaPro no era suficiente, por lo que no fueron entregados los carnés de cancha de varios de los futbolistas.

Control económico
Pero ¿qué es el control financiero? Luis Manfredi, director ejecutivo de Liga Profesional de Fútbol del Ecuador explica en un video subido al portal de la LigaPro.

“Es un reglamento vinculante, que permite elaborar junto con los clubes el presupuesto anual de cada uno y de acuerdo a eso se estiman los gastos para armar las plantillas”, explica.

La LigaPro suma los ingresos previstos de cada uno de los clubes para el año, de eso se restan los gastos de estructura y además se merma una proporción del endeudamiento total conforme al calendario de pagos de sus deudas que mantenga cada club con sus acreedores.

El restante es el saldo disponible que tendrá el club para el costo de la plantilla deportiva para la actual temporada.

La LigaPro no permite el endeudamiento, por el contrario busca mermar su déficit, estabilizar y en un futuro sanear a los clubes; sin embargo, si el club realiza operaciones que permitir ampliar su presupuesto se lo hará.

El último viernes, después del cotejo entre rojos y albos que se disputó en el estadio Alejandro Serrano Aguilar, el vicepresidente del club colorado Fabrizzio Vázquez manifestó que “durante la próxima semana se hará llegar a LigaPro los contratos con los nuevos auspiciantes, lo que permitirá ampliar los recursos para habilitar al resto de jugadores de la plantilla”.

Los camisetas coloradas visitan este viernes por la noche a Liga de Portoviejo, en el estadio Reales Tamarindos, se espera que para este duelo ya están habilitados los jugadores más experimentados y no tenga que llevar a los juveniles para que estén en la banca de suplentes. (D)

Milton Rocano
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Los clubes no pueden gastar más de lo que perciben

Deportivo Cuenca estuvo disminuido para el debut en la Ligapro que lo disputó el pasado viernes en el estadio Alejandro Serrano ante Liga de Quito.

La LigaPro suma los ingresos previstos para el año, de ellos, resta los gastos de estructura del club y una porcetanje del endeudamiento total conforme al calendario de pagos a acreedores. El restante es el saldo disponible del club para el pago de la plantilla de jugadores en la actual temporada.

Deportivo Cuenca inicio la temporada 2020 de la LigaPro perdiendo puntos dentro y fuera de la cancha. El viernes cayó 2-1 a manos de Liga de Quito y previo al partido fue inhabilitado de completar su plantilla por el control económico.

Los camisetas coloradas apenas contaron con 16 jugadores habilitados para arrancar el certamen nacional. En la banca de suplentes estuvieron los juveniles, más no los que el técnico Tabaré Silva pretendía tenerlos.

El club no justificó la contratación de varios de los futbolistas, es decir, no pudo justificar los recursos con los que cancelará los sueldos, pues el presupuesto presentado en la LigaPro no era suficiente, por lo que no fueron entregados los carnés de cancha de varios de los futbolistas.

Control económico
Pero ¿qué es el control financiero? Luis Manfredi, director ejecutivo de Liga Profesional de Fútbol del Ecuador explica en un video subido al portal de la LigaPro.

“Es un reglamento vinculante, que permite elaborar junto con los clubes el presupuesto anual de cada uno y de acuerdo a eso se estiman los gastos para armar las plantillas”, explica.

La LigaPro suma los ingresos previstos de cada uno de los clubes para el año, de eso se restan los gastos de estructura y además se merma una proporción del endeudamiento total conforme al calendario de pagos de sus deudas que mantenga cada club con sus acreedores.

El restante es el saldo disponible que tendrá el club para el costo de la plantilla deportiva para la actual temporada.

La LigaPro no permite el endeudamiento, por el contrario busca mermar su déficit, estabilizar y en un futuro sanear a los clubes; sin embargo, si el club realiza operaciones que permitir ampliar su presupuesto se lo hará.

El último viernes, después del cotejo entre rojos y albos que se disputó en el estadio Alejandro Serrano Aguilar, el vicepresidente del club colorado Fabrizzio Vázquez manifestó que “durante la próxima semana se hará llegar a LigaPro los contratos con los nuevos auspiciantes, lo que permitirá ampliar los recursos para habilitar al resto de jugadores de la plantilla”.

Los camisetas coloradas visitan este viernes por la noche a Liga de Portoviejo, en el estadio Reales Tamarindos, se espera que para este duelo ya están habilitados los jugadores más experimentados y no tenga que llevar a los juveniles para que estén en la banca de suplentes. (D)

Milton Rocano
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.