“Con ilusión y picardía esperamos a Liga de Quito”

Jugadores del Deportivo Gloria se alistan para el entrenamiento en las gradas que tiene la cancha del cuartel militar Calderón.

Deportivo Gloria, el eterno ‘patito feo’ del fútbol azuayo, decidió dar un gran cambio y en menos de dos años creció con pasos agigantados. Fue campeón de segunda categoría y estuvo cerca de llegar a la Serie B. Hoy está en la Copa Ecuador y en los dieciseisavos  medirá al ‘Rey de Copas’ ecuatoriano.  


Cuando a Jorge Reyes le nació la idea de crear un proyecto futbolístico no alcanzó a imaginar que en dos años su equipo tendría al frente al último campeón del Ecuador.


En el 2016, él se hizo cargo de un club que ya existía en la ciudad y lo refundó como Deportivo Gloria. Trajo jugadores de otras ciudades y contrató a un técnico argentino, Juan Carlos Elías.


En el 2018, su equipo fue campeón de segunda categoría, por eso accedió a la Copa Ecuador, el torneo que busca que los equipos ‘chicos’ del país se enfrenten a los ‘grandes’. El sorteo de los dieciseisavos deparó un cruce entre el Gloria y la Liga de Quito.


La Liga, una institución, que ha ganado una Copa Libertadores, una Copa Sudamericana y una Recopa,  además de ser el último campeón del Ecuador y de tener un presupuesto  superior a los 15 millones de dólares, será el rival del conjunto azuayo, un club que, a  pesar de haber ganado el ascenso, no logró  ascender a la Serie B. Y sigue luchando por ello.


Gloria tiene a 18 de sus jugadores conviviendo en lo que llama ‘Casa club’, un predio ubicado en el sector de Milchichig y desde donde todos los días el grupo sale a la primera parada para agarrar un bus que los lleve a entrenar.  


Miguel Sevillón, Edison Cuero, Bryan Rodríguez, Jefferson Nazareno, Ariel García, el argentino Gonzalo Turri son, entre otros, los jugadores que conviven a diario. Los fines de semana van al colegio Acción Social a estudiar, pues muchos son menores de edad y algunos  mayores no han podido terminar sus estudios secundarios.


Hoy, esos chicos esperan con todo el entusiasmo el día y la hora del partido, pues para todos será un sueño jugar un partido de fútbol ante uno de los equipos más grandes del país.  


Dicen no tener miedo, mucho menos estar nerviosos. Consideran que en la cancha serán once contra once y “todo puede pasar”.
“Viajar a la capital para jugar en la Casa Blanca es un sueño que muchos de nosotros no imaginamos, pero iremos con mucha ilusión y picardía”, manifestó Diego Ávila, capitán del cuadro santista.  


Ayer, el equipo siguió  sus entrenamientos. Los trabajos se cumplen en la cancha del cuartel Calderón, a donde los jugadores llegan a pie. (D)
2partidos, ida y vuelta, disputará Deportivo Gloria ante Liga de Quito.


Los partidos de dieciseisavos de final de la Copa Ecuador se disputarán entre el 24 de abril y el 29 de mayo; serán los miércoles y jueves.

“Con ilusión y picardía esperamos a Liga de Quito”

Jugadores del Deportivo Gloria se alistan para el entrenamiento en las gradas que tiene la cancha del cuartel militar Calderón.

Deportivo Gloria, el eterno ‘patito feo’ del fútbol azuayo, decidió dar un gran cambio y en menos de dos años creció con pasos agigantados. Fue campeón de segunda categoría y estuvo cerca de llegar a la Serie B. Hoy está en la Copa Ecuador y en los dieciseisavos  medirá al ‘Rey de Copas’ ecuatoriano.  


Cuando a Jorge Reyes le nació la idea de crear un proyecto futbolístico no alcanzó a imaginar que en dos años su equipo tendría al frente al último campeón del Ecuador.


En el 2016, él se hizo cargo de un club que ya existía en la ciudad y lo refundó como Deportivo Gloria. Trajo jugadores de otras ciudades y contrató a un técnico argentino, Juan Carlos Elías.


En el 2018, su equipo fue campeón de segunda categoría, por eso accedió a la Copa Ecuador, el torneo que busca que los equipos ‘chicos’ del país se enfrenten a los ‘grandes’. El sorteo de los dieciseisavos deparó un cruce entre el Gloria y la Liga de Quito.


La Liga, una institución, que ha ganado una Copa Libertadores, una Copa Sudamericana y una Recopa,  además de ser el último campeón del Ecuador y de tener un presupuesto  superior a los 15 millones de dólares, será el rival del conjunto azuayo, un club que, a  pesar de haber ganado el ascenso, no logró  ascender a la Serie B. Y sigue luchando por ello.


Gloria tiene a 18 de sus jugadores conviviendo en lo que llama ‘Casa club’, un predio ubicado en el sector de Milchichig y desde donde todos los días el grupo sale a la primera parada para agarrar un bus que los lleve a entrenar.  


Miguel Sevillón, Edison Cuero, Bryan Rodríguez, Jefferson Nazareno, Ariel García, el argentino Gonzalo Turri son, entre otros, los jugadores que conviven a diario. Los fines de semana van al colegio Acción Social a estudiar, pues muchos son menores de edad y algunos  mayores no han podido terminar sus estudios secundarios.


Hoy, esos chicos esperan con todo el entusiasmo el día y la hora del partido, pues para todos será un sueño jugar un partido de fútbol ante uno de los equipos más grandes del país.  


Dicen no tener miedo, mucho menos estar nerviosos. Consideran que en la cancha serán once contra once y “todo puede pasar”.
“Viajar a la capital para jugar en la Casa Blanca es un sueño que muchos de nosotros no imaginamos, pero iremos con mucha ilusión y picardía”, manifestó Diego Ávila, capitán del cuadro santista.  


Ayer, el equipo siguió  sus entrenamientos. Los trabajos se cumplen en la cancha del cuartel Calderón, a donde los jugadores llegan a pie. (D)
2partidos, ida y vuelta, disputará Deportivo Gloria ante Liga de Quito.


Los partidos de dieciseisavos de final de la Copa Ecuador se disputarán entre el 24 de abril y el 29 de mayo; serán los miércoles y jueves.