La felicidad de los Mina gira sobre una pelota

Jonathan y Ángelo Mina llevan los balones, previo a la práctica que el Deportivo Cuenca cumplió en el complejo deportivo José Suárez, en Huizhil.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Crecieron pateando una pelota en las calles de Cuenca y fueron juntos a la misma escuela. Jonathan guiaba los pasos a Ángelo y hoy están próximos a debutar juntos en el fútbol profesional.

Cobijados y guiados por el calor de sus padres, los hermanos Jonathan y Ángelo Mina van de la mano en todo momento. Empezaron juntos a patear una pelota en las calles de Cuenca y hoy están a días de debutar en el fútbol profesional.

Los Mina han crecido futbolísticamente en el cuartel llamado Deportivo Cuenca. Jonathan tiene 24 años y Ángelo 20. Hoy el destino los ha puesto en el mismo campamento colorado que se ejercita para actuar en la LigaPro 2020.

Si bien existe una diferencia de cuatro años, ambos han militado desde muy pequeños en las inferiores y han ascendido por todas las categorías hasta llegar al primer equipo. Jonathan llegó a la reserva pero se le terminó el contrato y migró a otros clubes, incluso tuvo un paso por la serie B del fútbol brasileño. El año pasado regresó a Ecuador y militó en la Serie B con Liga de Loja.

Ángelo tuvo casi el mismo periplo, la diferencia es que a sus 19 años fue ascendido al equipo de primera de los morlacos y terminó formando parte del plantel que viajaba y actuaba en la LigaPro. No tuvo minutos, pero fue ratificado por el cuerpo técnico para que en este 2020 integre el primer plantel.

Destino
Y sin ni siquiera pensarlo, volvieron a juntarse en el mismo equipo. Hoy ambos forman parte de la pretemporada que el equipo morlaco lo cumple en Paute.

A decir de ambos, eso es un sueño hecho realidad, pues siempre han luchado por formar parte de un equipo profesional. Jonathan ya lo ha hecho pero nunca ha actuado en Serie A. “Desde pequeños, siempre pensamos en que el fútbol tenía que ser nuestra forma de vida. Considero que los dos hemos hecho bien las cosas y ahora se nos está haciendo realidad”, confesó el mayor de los Mina.

Con el retorno de Jonathan de Loja, cuidad donde estuvo en el 2019, la familia se volvió a completar. Los dos, su hermana Andrea y sus padres Galis Mina y Yolanda Jara comparten una casa ubicada en la calle del Altiplano, sector Totoracocha, lugar donde ellos crecieron.

En su casa los dos comparten un rincón, en la primera planta, destinado para mostrar las medallas, los trofeos y todo lo relacionado con el fútbol, ya desde la infancia han ganado premios que los conservan para que sus familiares o amigos que les visitan los puedan ver.

Inicios
Tanto Jonathan como Ángelo estuvieron en la misma escuela, la Aurelio Aguilar. Ambos se proclamaron campeones de los torneos estudiantiles. Pasaron al colegio y ocurrió lo mismo, los dos se coronaron campeón.

Jonathan compartía su día con los estudios y el deporte. En la universidad cursaba el segundo año de Ingeniería, pero tuvo que dejar la carrera porque su destino deportivo llegó hasta Brasil.

Ángelo ya terminó la secundaria y por ahora está dedicado 100 por ciento al fútbol profesional.

El sueño de los dos es hacer del fútbol una carrera deportiva, algo que ya lo están logrando. Siempre tienen en mente, en el caso del hermano mayor, regresar a la universidad, pues considera que en el deporte nada es para siempre y que incluso una lesión acabaría más temprano el sueño.

Dentro del terreno de juego ambos actúan en el medio sector de la cancha. Jonathan es carrilero y Ángelo de contención.

Los dos aspiran ser vistos por el técnico uruguayo Tabaré Silva para tener minutos como titulares y de ser posible, actuar en un mismo partido.

“Trabajaremos muy duro. El objetivo es ganarse un puesto en el once abridor, caso contrario esperaremos la oportunidad. El torneo es muy largo y seguro tendremos minutos”, remarcó el menor de los Mina. (D)

Rojos cierran primera semana de trabajos de pretemporada

Deportivo Cuenca culminó su primera semana de pretemporada 2020.

Los comandado por el técnico uruguayo Tabaré Silva comenzaron a ejercitarse el pasado lunes en el complejo deportivo José Suárez, de Huizhil, y culminaron ayer en el estadio Eduardo Crespo Malo, de Paute.

El plantel de camisetas coloradas, conformado por 28 jugadores, se entrena completo por lo que el cuerpo técnico está satisfecho ya que puede ir bosquejando el posible onceno con el podrá arrancar la LigaPro, donde será local en el estadio Alejandro Serrano Aguilar recibiendo al último vicecampeón del torneo, Liga de Quito.

Durante la primera semana los trabajos han sido fortalecimiento físico y acoplamiento técnico-táctico.

La segunda semana comenzará mañana en el mismo cantón azuayo, puesto que el club colorado estará durante 10 días concentrado en una hostería ubicada en el sector de Bullcay, cercana a Paute. (D)

Milton Rocano
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La felicidad de los Mina gira sobre una pelota

Jonathan y Ángelo Mina llevan los balones, previo a la práctica que el Deportivo Cuenca cumplió en el complejo deportivo José Suárez, en Huizhil.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Crecieron pateando una pelota en las calles de Cuenca y fueron juntos a la misma escuela. Jonathan guiaba los pasos a Ángelo y hoy están próximos a debutar juntos en el fútbol profesional.

Cobijados y guiados por el calor de sus padres, los hermanos Jonathan y Ángelo Mina van de la mano en todo momento. Empezaron juntos a patear una pelota en las calles de Cuenca y hoy están a días de debutar en el fútbol profesional.

Los Mina han crecido futbolísticamente en el cuartel llamado Deportivo Cuenca. Jonathan tiene 24 años y Ángelo 20. Hoy el destino los ha puesto en el mismo campamento colorado que se ejercita para actuar en la LigaPro 2020.

Si bien existe una diferencia de cuatro años, ambos han militado desde muy pequeños en las inferiores y han ascendido por todas las categorías hasta llegar al primer equipo. Jonathan llegó a la reserva pero se le terminó el contrato y migró a otros clubes, incluso tuvo un paso por la serie B del fútbol brasileño. El año pasado regresó a Ecuador y militó en la Serie B con Liga de Loja.

Ángelo tuvo casi el mismo periplo, la diferencia es que a sus 19 años fue ascendido al equipo de primera de los morlacos y terminó formando parte del plantel que viajaba y actuaba en la LigaPro. No tuvo minutos, pero fue ratificado por el cuerpo técnico para que en este 2020 integre el primer plantel.

Destino
Y sin ni siquiera pensarlo, volvieron a juntarse en el mismo equipo. Hoy ambos forman parte de la pretemporada que el equipo morlaco lo cumple en Paute.

A decir de ambos, eso es un sueño hecho realidad, pues siempre han luchado por formar parte de un equipo profesional. Jonathan ya lo ha hecho pero nunca ha actuado en Serie A. “Desde pequeños, siempre pensamos en que el fútbol tenía que ser nuestra forma de vida. Considero que los dos hemos hecho bien las cosas y ahora se nos está haciendo realidad”, confesó el mayor de los Mina.

Con el retorno de Jonathan de Loja, cuidad donde estuvo en el 2019, la familia se volvió a completar. Los dos, su hermana Andrea y sus padres Galis Mina y Yolanda Jara comparten una casa ubicada en la calle del Altiplano, sector Totoracocha, lugar donde ellos crecieron.

En su casa los dos comparten un rincón, en la primera planta, destinado para mostrar las medallas, los trofeos y todo lo relacionado con el fútbol, ya desde la infancia han ganado premios que los conservan para que sus familiares o amigos que les visitan los puedan ver.

Inicios
Tanto Jonathan como Ángelo estuvieron en la misma escuela, la Aurelio Aguilar. Ambos se proclamaron campeones de los torneos estudiantiles. Pasaron al colegio y ocurrió lo mismo, los dos se coronaron campeón.

Jonathan compartía su día con los estudios y el deporte. En la universidad cursaba el segundo año de Ingeniería, pero tuvo que dejar la carrera porque su destino deportivo llegó hasta Brasil.

Ángelo ya terminó la secundaria y por ahora está dedicado 100 por ciento al fútbol profesional.

El sueño de los dos es hacer del fútbol una carrera deportiva, algo que ya lo están logrando. Siempre tienen en mente, en el caso del hermano mayor, regresar a la universidad, pues considera que en el deporte nada es para siempre y que incluso una lesión acabaría más temprano el sueño.

Dentro del terreno de juego ambos actúan en el medio sector de la cancha. Jonathan es carrilero y Ángelo de contención.

Los dos aspiran ser vistos por el técnico uruguayo Tabaré Silva para tener minutos como titulares y de ser posible, actuar en un mismo partido.

“Trabajaremos muy duro. El objetivo es ganarse un puesto en el once abridor, caso contrario esperaremos la oportunidad. El torneo es muy largo y seguro tendremos minutos”, remarcó el menor de los Mina. (D)

Rojos cierran primera semana de trabajos de pretemporada

Deportivo Cuenca culminó su primera semana de pretemporada 2020.

Los comandado por el técnico uruguayo Tabaré Silva comenzaron a ejercitarse el pasado lunes en el complejo deportivo José Suárez, de Huizhil, y culminaron ayer en el estadio Eduardo Crespo Malo, de Paute.

El plantel de camisetas coloradas, conformado por 28 jugadores, se entrena completo por lo que el cuerpo técnico está satisfecho ya que puede ir bosquejando el posible onceno con el podrá arrancar la LigaPro, donde será local en el estadio Alejandro Serrano Aguilar recibiendo al último vicecampeón del torneo, Liga de Quito.

Durante la primera semana los trabajos han sido fortalecimiento físico y acoplamiento técnico-táctico.

La segunda semana comenzará mañana en el mismo cantón azuayo, puesto que el club colorado estará durante 10 días concentrado en una hostería ubicada en el sector de Bullcay, cercana a Paute. (D)

Milton Rocano
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.