La exigencia crece cuando el deportista es evaluado

David Castro, Esteban y Juan Fernando Enderica, ayer luego de cerrar la práctica.

La actualización reciente en el Plan de Alto Rendimiento colocó a dos cuencanos en la categoría más alta. Esteban Enderica y Alfredo Campo son los máximos favoritos para estar en Tokio 2020.

El macrociclo del nadador Esteban Enderica rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 comenzó hace una semana en Cuenca. Ayer junto a su entrenador Juan Fernando Enderica continuaban con la planificación en la piscina olímpica del Complejo Deportivo Bolivariano.

La disciplina es la misma, aunque la presión será mayor. La recategorización del nadador, subiendo tres escalones en el Plan de Alto Rendimiento, lo colocan como uno de los potenciales deportistas que clasificará a los próximos Juegos Olímpicos.

Antes de los Juegos Panamericanos, el cuencano estaba en Alto Nivel y ahora se encuentra en Tokio 2020, la categoría más alta de los deportistas ecuatorianos.

“Esto nos compromete más y sé que estamos capacitados para cumplir con el propósito. Esta recategorización no es producto de la improvisación sino de un trabajo planificado que toma su tiempo”, apuntó Esteban, quien en noviembre actuará en una prueba de aguas abiertas en Brasil.

Para su entrenador, el periodo julio 2018 hasta estos Juegos Panamericanos ha sido el mejor periodo en cuanto a resultados. “Su curva de progresión es altísima. Él mejora siempre y eso nos da una proyección favorable para el próximo año”, apuntó.

Atrás quedó el 2017 en donde no actuó por una lesión en su hombro, “incluso allí aprendió a valorar lo que significa ser de alto rendimiento”.

Junto a él entrenaba David Castro, otro deportista que también fue confirmado en la categoría Talento. “Él está pasando por un buen momento. Ganó el Cruce del Lago San Pablo y tiene una proyección muy buena”, apuntó el técnico.

La categoría más alta recibe siete salarios mínimos, mientras que la más baja solo recibe ayuda económica para torneos internacionales.

El marchista Claudio Villanueva fue elevado también de categoría. Ahora está en Élite, un escalón más abajo de Tokio 2020.

De acuerdo con su criterio, esto le compromete a trabajar más duro y a “pelear puestos estelares en cualquier competencia”.

El pasado fin de semana entrenó en Machala y mañana se trasladará a Guayaquil para continuar con su preparación con miras al Campeonato Mundial de Atletismo en Doha.

“Estoy contento y mi familia también lo está. Pienso que si puedo con la presión de estar en Tokio 2020 alcanzaré un escalón más en el Alto Rendimiento”, explicó Villanueva, quien competirá en los 50 kilómetros marcha el 28 de septiembre.

Andrés Chocho, el principal referente en la marcha ecuatoriana, recibió la confianza de la Secretaría del Deporte y se mantuvo en la categoría Élite.

El ganador de los 50 kilómetros en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 no pudo terminar la prueba en Lima, pero de acuerdo con Manuel Bravo, presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo, se le dará una nueva oportunidad para que demuestre todo su potencial en el Mundial de Atletismo.

Cada dos meses los involucrados son evaluados con base a sus logros deportivos y son recategorizados en el plan. (D)

La exigencia crece cuando el deportista es evaluado

David Castro, Esteban y Juan Fernando Enderica, ayer luego de cerrar la práctica.

La actualización reciente en el Plan de Alto Rendimiento colocó a dos cuencanos en la categoría más alta. Esteban Enderica y Alfredo Campo son los máximos favoritos para estar en Tokio 2020.

El macrociclo del nadador Esteban Enderica rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 comenzó hace una semana en Cuenca. Ayer junto a su entrenador Juan Fernando Enderica continuaban con la planificación en la piscina olímpica del Complejo Deportivo Bolivariano.

La disciplina es la misma, aunque la presión será mayor. La recategorización del nadador, subiendo tres escalones en el Plan de Alto Rendimiento, lo colocan como uno de los potenciales deportistas que clasificará a los próximos Juegos Olímpicos.

Antes de los Juegos Panamericanos, el cuencano estaba en Alto Nivel y ahora se encuentra en Tokio 2020, la categoría más alta de los deportistas ecuatorianos.

“Esto nos compromete más y sé que estamos capacitados para cumplir con el propósito. Esta recategorización no es producto de la improvisación sino de un trabajo planificado que toma su tiempo”, apuntó Esteban, quien en noviembre actuará en una prueba de aguas abiertas en Brasil.

Para su entrenador, el periodo julio 2018 hasta estos Juegos Panamericanos ha sido el mejor periodo en cuanto a resultados. “Su curva de progresión es altísima. Él mejora siempre y eso nos da una proyección favorable para el próximo año”, apuntó.

Atrás quedó el 2017 en donde no actuó por una lesión en su hombro, “incluso allí aprendió a valorar lo que significa ser de alto rendimiento”.

Junto a él entrenaba David Castro, otro deportista que también fue confirmado en la categoría Talento. “Él está pasando por un buen momento. Ganó el Cruce del Lago San Pablo y tiene una proyección muy buena”, apuntó el técnico.

La categoría más alta recibe siete salarios mínimos, mientras que la más baja solo recibe ayuda económica para torneos internacionales.

El marchista Claudio Villanueva fue elevado también de categoría. Ahora está en Élite, un escalón más abajo de Tokio 2020.

De acuerdo con su criterio, esto le compromete a trabajar más duro y a “pelear puestos estelares en cualquier competencia”.

El pasado fin de semana entrenó en Machala y mañana se trasladará a Guayaquil para continuar con su preparación con miras al Campeonato Mundial de Atletismo en Doha.

“Estoy contento y mi familia también lo está. Pienso que si puedo con la presión de estar en Tokio 2020 alcanzaré un escalón más en el Alto Rendimiento”, explicó Villanueva, quien competirá en los 50 kilómetros marcha el 28 de septiembre.

Andrés Chocho, el principal referente en la marcha ecuatoriana, recibió la confianza de la Secretaría del Deporte y se mantuvo en la categoría Élite.

El ganador de los 50 kilómetros en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 no pudo terminar la prueba en Lima, pero de acuerdo con Manuel Bravo, presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo, se le dará una nueva oportunidad para que demuestre todo su potencial en el Mundial de Atletismo.

Cada dos meses los involucrados son evaluados con base a sus logros deportivos y son recategorizados en el plan. (D)