Hamilton, premio en Bélgica

El piloto británico de Mercedes, líder del Mundial de Fórmula Uno, se llevó el laurel de la ‘pole position’ arriesgando en su última vuelta sobre la pista mojada; Vettel fue segundo.
Lewis Hamilton, conduce su monoplaza de Mercedes, durante las pruebas de clasificación del Gran Premio de Bélgica en la pista Spa-Francorchamps.
FOTO: EFE

Lewis Hamilton es un piloto dotado para la velocidad a una vuelta. No en vano es el que más ‘pole position’ acumula en la historia de la Fórmula Uno: 78 triunfos a un giro, con este.

Su quinta ‘pole’, en Spa-Francorchamps, la consiguió contra los augurios que apuntaban a Ferrari como el coche más rápido durante los entrenamientos y aliado con el pronóstico meteorológico: la lluvia que abrió la Q3 y cesó en los finales, le permitieron mejorar su registro en el último intento.

A la mejora del asfalto, Hamilton le añadió un pilotaje genial, asumiendo riesgos para buscar el primer lugar de la salida de mañana, hasta el punto que Vettel, quien hizo su último giro por detrás suyo -y por ende, con las mismas o mejores condiciones- se quedó muy lejos: 726 milésimas más lento. Un mundo en la F1.

Detrás de los dos duelistas por el título de la Fórmula Uno, se ubicaron dos sorpresas: los pilotos del renombrado equipo Force India, Esteban Ocon y Sergio ‘Checo’ Pérez.

Los pilotos de los monoplazas rosas pasaron de no saber si su escudería podría competir el viernes -Force India, con problemas económicos ha sido comprada por un grupo de empresarios liderado por Lawrence Stroll, padre del piloto de Williams Lance Stroll- a copar la segunda fila de la salida.

Romain Grosjean se ubicó quinto, seguido por Kimi Raikkonen quien era el principal candidato a la ‘pole’, pero no pudo salir a realizar el último intento y con los Red Bull de Max Verstappen y Ricciardo, séptimo y octavo por un error en el cálculo. (D)

Hamilton, premio en Bélgica

Lewis Hamilton, conduce su monoplaza de Mercedes, durante las pruebas de clasificación del Gran Premio de Bélgica en la pista Spa-Francorchamps.
FOTO: EFE

Lewis Hamilton es un piloto dotado para la velocidad a una vuelta. No en vano es el que más ‘pole position’ acumula en la historia de la Fórmula Uno: 78 triunfos a un giro, con este.

Su quinta ‘pole’, en Spa-Francorchamps, la consiguió contra los augurios que apuntaban a Ferrari como el coche más rápido durante los entrenamientos y aliado con el pronóstico meteorológico: la lluvia que abrió la Q3 y cesó en los finales, le permitieron mejorar su registro en el último intento.

A la mejora del asfalto, Hamilton le añadió un pilotaje genial, asumiendo riesgos para buscar el primer lugar de la salida de mañana, hasta el punto que Vettel, quien hizo su último giro por detrás suyo -y por ende, con las mismas o mejores condiciones- se quedó muy lejos: 726 milésimas más lento. Un mundo en la F1.

Detrás de los dos duelistas por el título de la Fórmula Uno, se ubicaron dos sorpresas: los pilotos del renombrado equipo Force India, Esteban Ocon y Sergio ‘Checo’ Pérez.

Los pilotos de los monoplazas rosas pasaron de no saber si su escudería podría competir el viernes -Force India, con problemas económicos ha sido comprada por un grupo de empresarios liderado por Lawrence Stroll, padre del piloto de Williams Lance Stroll- a copar la segunda fila de la salida.

Romain Grosjean se ubicó quinto, seguido por Kimi Raikkonen quien era el principal candidato a la ‘pole’, pero no pudo salir a realizar el último intento y con los Red Bull de Max Verstappen y Ricciardo, séptimo y octavo por un error en el cálculo. (D)