FDA se respalda en recurso para evitar demanda

Los escenarios de la FDA, como el coliseo Jefferson Pérez, corren el riesgo de quedarse sin servicio de agua potable.

El 4 de febrero, ETAPA presentó una acción de coactiva en contra de la Federación Deportiva del Azuay por la deuda de consumo de agua potable.

El documento que exige el pago de servicio de agua potable llegó a las oficinas de Federación Deportiva del Azuay, FDA, el pasado lunes 4 de febrero. La empresa ETAPA reclama  587.533,84 dólares por incumplimiento del convenio de pago firmado el 27 de octubre del 2016.


Este documento, que pertenece al proceso coactivo número 157-2019 va dirigido contra del exadministrador de la FDA, Iván Cobos y está firmado por Omar Sánchez, juez de coactivas de ETAPA.


Carlos Tenezaca, actual administrador de la FDA no quiso referirse a este tema. “Estamos estudiando el caso y daremos una versión completa cuando tengamos todos los elementos necesarios. No desconocemos la deuda, pero hay que recordar que no es desde el 2005, porque allí por ley se exoneraba a las federaciones deportivas”, apuntó.  Diario EL TIEMPO conoció que la FDA presentará un recurso de amparo para evitar que las medidas de las que se habla en el oficio de coactiva, como la suspensión del servicio de agua potable, no se haga efectiva. En este documento se argumenta que se está violentando varios derechos constitucionales a los miles de deportistas, entre niños, jóvenes y adultos que practican disciplinas deportivas en las instalaciones que administra FedeAzuay.  


Para esto, la FDA, se basa en la Ley de Cultura Física, Deportes y Recreación,  publicada en el Registro Oficial 79 del 10 de Agosto de 2005, donde se   dispone que “Los escenarios e instalaciones destinados a la práctica, fomento y administración del deporte, que sean de propiedad o que estén administrados por organismos deportivos reconocidos por esta Ley, estarán permanentemente exentos y excluidos del pago de la tarifa por los servicios de energía eléctrica, agua potable y alcantarillado”. (D)


La FDA, acogiéndose al  artículo 48 de la ley anterior, no canceló los valores de agua potable, “ya que   por mandato legal se exoneraba su pago”.  

FDA se respalda en recurso para evitar demanda

Los escenarios de la FDA, como el coliseo Jefferson Pérez, corren el riesgo de quedarse sin servicio de agua potable.

El 4 de febrero, ETAPA presentó una acción de coactiva en contra de la Federación Deportiva del Azuay por la deuda de consumo de agua potable.

El documento que exige el pago de servicio de agua potable llegó a las oficinas de Federación Deportiva del Azuay, FDA, el pasado lunes 4 de febrero. La empresa ETAPA reclama  587.533,84 dólares por incumplimiento del convenio de pago firmado el 27 de octubre del 2016.


Este documento, que pertenece al proceso coactivo número 157-2019 va dirigido contra del exadministrador de la FDA, Iván Cobos y está firmado por Omar Sánchez, juez de coactivas de ETAPA.


Carlos Tenezaca, actual administrador de la FDA no quiso referirse a este tema. “Estamos estudiando el caso y daremos una versión completa cuando tengamos todos los elementos necesarios. No desconocemos la deuda, pero hay que recordar que no es desde el 2005, porque allí por ley se exoneraba a las federaciones deportivas”, apuntó.  Diario EL TIEMPO conoció que la FDA presentará un recurso de amparo para evitar que las medidas de las que se habla en el oficio de coactiva, como la suspensión del servicio de agua potable, no se haga efectiva. En este documento se argumenta que se está violentando varios derechos constitucionales a los miles de deportistas, entre niños, jóvenes y adultos que practican disciplinas deportivas en las instalaciones que administra FedeAzuay.  


Para esto, la FDA, se basa en la Ley de Cultura Física, Deportes y Recreación,  publicada en el Registro Oficial 79 del 10 de Agosto de 2005, donde se   dispone que “Los escenarios e instalaciones destinados a la práctica, fomento y administración del deporte, que sean de propiedad o que estén administrados por organismos deportivos reconocidos por esta Ley, estarán permanentemente exentos y excluidos del pago de la tarifa por los servicios de energía eléctrica, agua potable y alcantarillado”. (D)


La FDA, acogiéndose al  artículo 48 de la ley anterior, no canceló los valores de agua potable, “ya que   por mandato legal se exoneraba su pago”.