El Real Madrid juega una final en el ‘infierno turco’

El Real Madrid encara con la obligación de ganar la visita al ‘infierno turco’ de Estambul, a un Galatasaray que mantiene la duda de si podrá contar con el colombiano Radamel Falcao y con las mismas necesidades, tras derrumbarse su estabilidad en Liga y siendo vulnerable en Liga de Campeones, con un solo punto de seis posibles, que presentan una situación límite para Zinedine Zidane.


Al técnico de las tres ‘Champions’ consecutivas se le comienza a mirar con lupa desde las altas esferas de la casa blanca.
Cada derrota provoca un terremoto en el Real Madrid. Si además es con la imagen dejada ante un recién ascendido como el Mallorca, con una segunda unidad que no está a la altura y con Zidane reservando jugadores pese a siete bajas de habituales titulares, todo se agrava.


Desde el 13 de febrero no gana el Real Madrid en Liga de Campeones. Para la batalla de Estambul recupera Zidane a Toni Kroos tras su percance muscular y a Eden Hazard después de su paternidad. Siguen de baja Luka Modric, Gareth Bale, Lucas Vázquez, Marco Asensio o Nacho Fernández.


Horas antes de que el Galatasaray, campeón actual de la liga turca, reciba en su estadio al Real Madrid, aún no sabe si contará con su estrella, el delantero colombiano Radamel Falcao. El ‘Tigre’ lleva casi un mes lastrado por un fuerte dolor en el tendón de Aquiles.


“Intentaremos que llegue en un buen estado fisico”, declara el técnico Fatih Terim. Falcao insiste en jugar el encuentro contra el Real Madrid y el equipo ha puesto a su disposición varios fisioterapeutas para que llegue a un partido. (D)

El Real Madrid juega una final en el ‘infierno turco’

El Real Madrid encara con la obligación de ganar la visita al ‘infierno turco’ de Estambul, a un Galatasaray que mantiene la duda de si podrá contar con el colombiano Radamel Falcao y con las mismas necesidades, tras derrumbarse su estabilidad en Liga y siendo vulnerable en Liga de Campeones, con un solo punto de seis posibles, que presentan una situación límite para Zinedine Zidane.


Al técnico de las tres ‘Champions’ consecutivas se le comienza a mirar con lupa desde las altas esferas de la casa blanca.
Cada derrota provoca un terremoto en el Real Madrid. Si además es con la imagen dejada ante un recién ascendido como el Mallorca, con una segunda unidad que no está a la altura y con Zidane reservando jugadores pese a siete bajas de habituales titulares, todo se agrava.


Desde el 13 de febrero no gana el Real Madrid en Liga de Campeones. Para la batalla de Estambul recupera Zidane a Toni Kroos tras su percance muscular y a Eden Hazard después de su paternidad. Siguen de baja Luka Modric, Gareth Bale, Lucas Vázquez, Marco Asensio o Nacho Fernández.


Horas antes de que el Galatasaray, campeón actual de la liga turca, reciba en su estadio al Real Madrid, aún no sabe si contará con su estrella, el delantero colombiano Radamel Falcao. El ‘Tigre’ lleva casi un mes lastrado por un fuerte dolor en el tendón de Aquiles.


“Intentaremos que llegue en un buen estado fisico”, declara el técnico Fatih Terim. Falcao insiste en jugar el encuentro contra el Real Madrid y el equipo ha puesto a su disposición varios fisioterapeutas para que llegue a un partido. (D)