El judo azuayo aspira volver al palmarés internacional

Judocas de diferentes categorías cumplen con un entrenamiento en el dojo de la Federación del Azuay.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Carlos Tenesaca y Martín Prado fueron los últimos azuayos que alcanzaron podio internacional. Ha pasado una década para que este arte marcial vuelva a tener podio en una cita fuera del Ecuador. Cristopher Tenesaca obtuvo bronce dentro del Panamericano de Guadalajara, México.

Con miras a colocar a los deportistas en las diferentes selecciones nacionales, el judo del Azuay empezó a resurgir con resultados dentro y fuera del Ecuador.

En los pasados Juegos Nacionales de Menores en Cuenca, la provincia ocupó el tercer lugar y el pasado fin de semana el cuencano Cristopher Tenesaca logró la medalla de bronce en el Panamericano de Guadalajara, siendo estos los primeros frutos en la nueva era del judo azuayo.

Martín Prado, medallista de plata y bronce en sudamericanos y panamericanos, deportistas hasta el 2011, se hizo cargo de este deporte desde hace cinco meses y tras ordenar un poco la casa se vinieron los primeros frutos.

A decir de Prado, hasta hace poco, en Juegos Nacionales, Azuay se ubicaba en la sexta, séptima y hasta novena casilla en la general. Hoy en la categoría menores volvió a subirse al podio, ocupando la tercera casilla.

Dicho resultado sirvió para que algunos deportistas estén considerados en la selección nacional. En total fueron seis los citados para actuar en el Panamericano de México.

José Prado obtuvo el quinto puesto en los 31 kilos de la categoría U-13, mientras que Elián Rodríguez en los 34 kilos, Joaquín Guamán 47 kilos y Samantha Morales en los 34 kilos ganaron roce; Pamela Romoleroux también remató en la quinta plaza en los 44 kilos. Mientras que Cristopher Tenesaca obtuvo la medalla de bronce en los 64 kilos.

Romoleroux y Tenesaca viajarán hoy a Perú para un concentrado y luego irán a Paraguay para formar parte de los Juegos Sudamericanos Escolares a disputarse en Asunción a finales de este mes.

Aporte
A decir del entrenador, la parte más importante para que el judo empiece a sumar logros nacionales e internacionales es el aporte de los padres de familia.

“Previo a los Juegos de Menores, los chicos fueron concentrados por casi dos meses. Todo con inversión de los padres de familia y ahí están los resultados”, acotó.

Los padres son los pilares hasta que el deportista entre en el Alto Rendimiento, mientras tanto ellos complementan el esfuerzo de los deportistas en los entrenamientos. “Mi sueño es justamente eso, colocar a algunos deportistas en la selección y busque u cupo en los Juegos Olímpicos, o al menos que compitan a nivel internacional”.

Falencias
Prado acota que pese a existir actividad en varias categorías, en las edades de 11 a 15 años no existen mujeres. Además, la categoría absoluta esta sin actividad. “En el caso de existir eventos absolutos, nos vemos obligados a participar con deportistas de las prejuveniles y juveniles”, remarcó.

Por el momento, Martín Prado es el único entrenador que está al frente del judo que se práctica en el Complejo Bolivariano; Geovanni Angamarca es el otro estratega, pero labora en Totoracocha: no cuenta con monitores.

Prado pide que más gente se una al judo, las puertas están abiertas para todas las personas a partir de los cinco años. “El objetivo es contar con tres peleadores por peso”, culminó. (D)

Milton Rocano
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El judo azuayo aspira volver al palmarés internacional

Judocas de diferentes categorías cumplen con un entrenamiento en el dojo de la Federación del Azuay.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Carlos Tenesaca y Martín Prado fueron los últimos azuayos que alcanzaron podio internacional. Ha pasado una década para que este arte marcial vuelva a tener podio en una cita fuera del Ecuador. Cristopher Tenesaca obtuvo bronce dentro del Panamericano de Guadalajara, México.

Con miras a colocar a los deportistas en las diferentes selecciones nacionales, el judo del Azuay empezó a resurgir con resultados dentro y fuera del Ecuador.

En los pasados Juegos Nacionales de Menores en Cuenca, la provincia ocupó el tercer lugar y el pasado fin de semana el cuencano Cristopher Tenesaca logró la medalla de bronce en el Panamericano de Guadalajara, siendo estos los primeros frutos en la nueva era del judo azuayo.

Martín Prado, medallista de plata y bronce en sudamericanos y panamericanos, deportistas hasta el 2011, se hizo cargo de este deporte desde hace cinco meses y tras ordenar un poco la casa se vinieron los primeros frutos.

A decir de Prado, hasta hace poco, en Juegos Nacionales, Azuay se ubicaba en la sexta, séptima y hasta novena casilla en la general. Hoy en la categoría menores volvió a subirse al podio, ocupando la tercera casilla.

Dicho resultado sirvió para que algunos deportistas estén considerados en la selección nacional. En total fueron seis los citados para actuar en el Panamericano de México.

José Prado obtuvo el quinto puesto en los 31 kilos de la categoría U-13, mientras que Elián Rodríguez en los 34 kilos, Joaquín Guamán 47 kilos y Samantha Morales en los 34 kilos ganaron roce; Pamela Romoleroux también remató en la quinta plaza en los 44 kilos. Mientras que Cristopher Tenesaca obtuvo la medalla de bronce en los 64 kilos.

Romoleroux y Tenesaca viajarán hoy a Perú para un concentrado y luego irán a Paraguay para formar parte de los Juegos Sudamericanos Escolares a disputarse en Asunción a finales de este mes.

Aporte
A decir del entrenador, la parte más importante para que el judo empiece a sumar logros nacionales e internacionales es el aporte de los padres de familia.

“Previo a los Juegos de Menores, los chicos fueron concentrados por casi dos meses. Todo con inversión de los padres de familia y ahí están los resultados”, acotó.

Los padres son los pilares hasta que el deportista entre en el Alto Rendimiento, mientras tanto ellos complementan el esfuerzo de los deportistas en los entrenamientos. “Mi sueño es justamente eso, colocar a algunos deportistas en la selección y busque u cupo en los Juegos Olímpicos, o al menos que compitan a nivel internacional”.

Falencias
Prado acota que pese a existir actividad en varias categorías, en las edades de 11 a 15 años no existen mujeres. Además, la categoría absoluta esta sin actividad. “En el caso de existir eventos absolutos, nos vemos obligados a participar con deportistas de las prejuveniles y juveniles”, remarcó.

Por el momento, Martín Prado es el único entrenador que está al frente del judo que se práctica en el Complejo Bolivariano; Geovanni Angamarca es el otro estratega, pero labora en Totoracocha: no cuenta con monitores.

Prado pide que más gente se una al judo, las puertas están abiertas para todas las personas a partir de los cinco años. “El objetivo es contar con tres peleadores por peso”, culminó. (D)

Milton Rocano
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.