El Gualaceo no pudo ascender

El poco presupuesto manejado a lo largo de toda la temporada no pudo con la ilusión del Gualaceo y ayer, llegó al estadio Olímpico Atahualpa con la frente en alto dispuesto a cumplir con el objetivo: ascender.
Jugadores del Gualaceo festejan uno de los goles que marcaron ayer en el empate 2-2 ante Espoli en el estadio Atahualpa. API

Pero no alcanzó, un empate a dos ante Espoli y el triunfo de Clan Juvenil 2-0 sobre Liga de Loja hizo que el segundo clasificado sea el conjunto de Sangolquí.

Unificado
El Gualaceo y Clan Juvenil llegaron a la última fecha del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol de la Serie B, con los mismos 70 puntos, aunque los del jardín azuayo más 13 de gol diferencia, ante los 22 de los sangolquileños.
Y ante esa ventaja, los comandados por el argentino Fabián Frías salieron al gramado del estadio Atahualpa decididos a ganar el partido y parecía que iban a hacerlo con una goleada, pues a los dos minutos, Iván Trelles con un potente remate abrió el marcador a favor de los amarillos; el “Guala”, ya ganaba el partido y estuvo llegando a los 73 puntos. ç


En la otra cancha, el Rumiñahui de Sangolquí, Clan igualaba con los lojanos sin goles. Alegría para los gualacenses. Sin embargo, a los 20 minutos Víctor Estupiñán marcó el gol para Clan Juvenil y ante eso, al Gualaceo no los servía de mucho, que a lso 30 minutos, Joffre Escobar de penal, amplió a dos el triunfo parcial sobre los policiales.
Los primeros 45 minutos terminaron con las victorias del Gualaceo y Clan Juvenil.

Complementos
Para la segunda mitad, Gualaceo cambió su chip, salió con el resultado del Clan Juvenil y pareciera que bajó los brazos, el Espoli reaccionó y a los 56 descontó, Jonathan Quiónez anotó el tanto policial. Los dirigidos por Fabián Frías no respondieron, erraban sus pases; estaban confundidos. Para colmo, en Sangolquí Clan Juvenil ampliaba el marcador el mismo Estupiñán con un remate de volea desde fuera del área infló las redes del cuadro lojano.
Situación complicada para los azuayos, pues pese a estar arriba en el marcador, no le estuvo alcanzando para ascender al fútbol de privilegio y las cosas se complicaron más aún con el gol del empate del gallito, Eduardo Bone, a través de un tiro libre y ante la nula reacción del portero Alan Velasco, el equipo de Sixto Vizuete empató el partido.


A partir de ahí, en las dos canchas el marcador no se movió, Gualaceo despertó por algunos minutos, pero no pudo marcar el tercer tanto, que le diera al menos la victoria en el cierre del campeonato.
El partido en Sangolquí culminó con el marcador de 2-0 a favor de Clan Juvenil y se convirtió en el segundo equipo ascendido a la Serie A del torneo ecuatoriano. Clan tiene 43 años de vida institucional, en 2015 ascendió a la Primera B y en este 2016 consigue el gran salto a la Primera A; este equipo es filial del Independiente del Valle y ambos jugarán en 2017 en el estadio General Rumiñahui, el “clásico del hornado”.
Luego culminó el partido en el Atahualpa, los del Gualaceo agacharon la cabeza y con lágrimas en su rostro abandonaron el gramado, desconsolados. Los del Jardín Azuayo, en su segundo año en Serie B no pudieron ascender, se quedaron a dos puntos. “Esperemos que la nueva directiva que llegará en unos días arme un equipo mejor que este y que el próximo año pueda cumplir con este objetivo. Nosotros dimos todo por este equipo, y estuvimos muy cerca, agradezco a los jugadores y cuerpo técnico, lo dieron todo”, fueron las palabras de Fabián Serrano, presidente del Gualaceo SC. (MRO) (D)

Redacción Deportes. 

El Gualaceo no pudo ascender

Jugadores del Gualaceo festejan uno de los goles que marcaron ayer en el empate 2-2 ante Espoli en el estadio Atahualpa. API

Pero no alcanzó, un empate a dos ante Espoli y el triunfo de Clan Juvenil 2-0 sobre Liga de Loja hizo que el segundo clasificado sea el conjunto de Sangolquí.

Unificado
El Gualaceo y Clan Juvenil llegaron a la última fecha del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol de la Serie B, con los mismos 70 puntos, aunque los del jardín azuayo más 13 de gol diferencia, ante los 22 de los sangolquileños.
Y ante esa ventaja, los comandados por el argentino Fabián Frías salieron al gramado del estadio Atahualpa decididos a ganar el partido y parecía que iban a hacerlo con una goleada, pues a los dos minutos, Iván Trelles con un potente remate abrió el marcador a favor de los amarillos; el “Guala”, ya ganaba el partido y estuvo llegando a los 73 puntos. ç


En la otra cancha, el Rumiñahui de Sangolquí, Clan igualaba con los lojanos sin goles. Alegría para los gualacenses. Sin embargo, a los 20 minutos Víctor Estupiñán marcó el gol para Clan Juvenil y ante eso, al Gualaceo no los servía de mucho, que a lso 30 minutos, Joffre Escobar de penal, amplió a dos el triunfo parcial sobre los policiales.
Los primeros 45 minutos terminaron con las victorias del Gualaceo y Clan Juvenil.

Complementos
Para la segunda mitad, Gualaceo cambió su chip, salió con el resultado del Clan Juvenil y pareciera que bajó los brazos, el Espoli reaccionó y a los 56 descontó, Jonathan Quiónez anotó el tanto policial. Los dirigidos por Fabián Frías no respondieron, erraban sus pases; estaban confundidos. Para colmo, en Sangolquí Clan Juvenil ampliaba el marcador el mismo Estupiñán con un remate de volea desde fuera del área infló las redes del cuadro lojano.
Situación complicada para los azuayos, pues pese a estar arriba en el marcador, no le estuvo alcanzando para ascender al fútbol de privilegio y las cosas se complicaron más aún con el gol del empate del gallito, Eduardo Bone, a través de un tiro libre y ante la nula reacción del portero Alan Velasco, el equipo de Sixto Vizuete empató el partido.


A partir de ahí, en las dos canchas el marcador no se movió, Gualaceo despertó por algunos minutos, pero no pudo marcar el tercer tanto, que le diera al menos la victoria en el cierre del campeonato.
El partido en Sangolquí culminó con el marcador de 2-0 a favor de Clan Juvenil y se convirtió en el segundo equipo ascendido a la Serie A del torneo ecuatoriano. Clan tiene 43 años de vida institucional, en 2015 ascendió a la Primera B y en este 2016 consigue el gran salto a la Primera A; este equipo es filial del Independiente del Valle y ambos jugarán en 2017 en el estadio General Rumiñahui, el “clásico del hornado”.
Luego culminó el partido en el Atahualpa, los del Gualaceo agacharon la cabeza y con lágrimas en su rostro abandonaron el gramado, desconsolados. Los del Jardín Azuayo, en su segundo año en Serie B no pudieron ascender, se quedaron a dos puntos. “Esperemos que la nueva directiva que llegará en unos días arme un equipo mejor que este y que el próximo año pueda cumplir con este objetivo. Nosotros dimos todo por este equipo, y estuvimos muy cerca, agradezco a los jugadores y cuerpo técnico, lo dieron todo”, fueron las palabras de Fabián Serrano, presidente del Gualaceo SC. (MRO) (D)

Redacción Deportes.