Diego Ávila: “Extraño la comida, pero el fútbol es lo mío”

Diego Ávila, a sus 26 años de edad cumplió uno de sus sueños, fichar por un equipo de fútbol internacional. El delantero cuencano vive en la ciudad Santiago de los Caballeros, donde juega en el Cibao FC de primera división en el país caribeño.

El exjugador del Deportivo Cuenca cuenta, mediante vía telefónica, que en la ciudad dominicana está cómodo y tranquilo, pues no solo por estar cumpliendo uno de sus anhelos de jugar fuera del Ecuador, sino también al estar con su familia: su esposa Ximena Romero y su tierno hijo Diego Benjamín.

Ávila contó que con su llegada al Cibao FC, sus planes como futbolista dieron un giro al conocer otro mundo futbolístico, otra cultura, otras costumbres. El jugador llegó a dicho club por intermedio de un representante, aunque en principio su destino estuvo el balompié de El Salvador, el club dominicano se adelantó en las negociaciones y fue el primero en enviar los vuelos.

Pandemia
Ávila, llegó a mediados de enero pasado para presentarse y ponerse a punto en su nuevo equipo. A los pocos días llegaron su esposa y su hijo y a partir de ahí todo iba bien, entrenaba y pasaba junto a su familia.

Sin embargo, la pandemia covid-19 que está azotando a todo el mundo cambió radicalmente la situación del jugador, pues hoy está asilado en su departamento a la espera de una posible solución a la emergencia sanitaria.

Y mientras eso sucede, Diego Ávila y su familia se la pasan en su hogar cumpliendo con las obligaciones dispuestas por el gobierno de República Dominicana y además de su club, ya que tiene órdenes del cuerpo técnico para seguir con los entrenamientos.

“Estamos cumpliendo con lo expuesto por las autoridades, mientras tanto el día la pasamos entrenando y compartiendo. Llamamos a nuestras familias que están en Cuenca y Loja, donde conversamos con nuestros padres; hablamos todos los días y de todo, incluido cómo hacer ciertos platos”, manifestó.

“Del Ecuador extraño a la familia, aunque las redes sociales ayudan muchísimo para estar en contacto. Lo que sí estamos extrañamos es la comida, un cuy con papas, un hornado o una cecina, en el caso e mi esposa, pero que el fútbol es su pasión y por eso cumple sus sueños”, recordó.

Santiago de los Caballeros es la segunda ciudad más grande de República Dominicana, tiene 1.142.947 habitantes; Cibao es el segundo club del país, después del Pantoja FC de Santo Domingo. (D)

Diego Ávila: “Extraño la comida, pero el fútbol es lo mío”

Diego Ávila, a sus 26 años de edad cumplió uno de sus sueños, fichar por un equipo de fútbol internacional. El delantero cuencano vive en la ciudad Santiago de los Caballeros, donde juega en el Cibao FC de primera división en el país caribeño.

El exjugador del Deportivo Cuenca cuenta, mediante vía telefónica, que en la ciudad dominicana está cómodo y tranquilo, pues no solo por estar cumpliendo uno de sus anhelos de jugar fuera del Ecuador, sino también al estar con su familia: su esposa Ximena Romero y su tierno hijo Diego Benjamín.

Ávila contó que con su llegada al Cibao FC, sus planes como futbolista dieron un giro al conocer otro mundo futbolístico, otra cultura, otras costumbres. El jugador llegó a dicho club por intermedio de un representante, aunque en principio su destino estuvo el balompié de El Salvador, el club dominicano se adelantó en las negociaciones y fue el primero en enviar los vuelos.

Pandemia
Ávila, llegó a mediados de enero pasado para presentarse y ponerse a punto en su nuevo equipo. A los pocos días llegaron su esposa y su hijo y a partir de ahí todo iba bien, entrenaba y pasaba junto a su familia.

Sin embargo, la pandemia covid-19 que está azotando a todo el mundo cambió radicalmente la situación del jugador, pues hoy está asilado en su departamento a la espera de una posible solución a la emergencia sanitaria.

Y mientras eso sucede, Diego Ávila y su familia se la pasan en su hogar cumpliendo con las obligaciones dispuestas por el gobierno de República Dominicana y además de su club, ya que tiene órdenes del cuerpo técnico para seguir con los entrenamientos.

“Estamos cumpliendo con lo expuesto por las autoridades, mientras tanto el día la pasamos entrenando y compartiendo. Llamamos a nuestras familias que están en Cuenca y Loja, donde conversamos con nuestros padres; hablamos todos los días y de todo, incluido cómo hacer ciertos platos”, manifestó.

“Del Ecuador extraño a la familia, aunque las redes sociales ayudan muchísimo para estar en contacto. Lo que sí estamos extrañamos es la comida, un cuy con papas, un hornado o una cecina, en el caso e mi esposa, pero que el fútbol es su pasión y por eso cumple sus sueños”, recordó.

Santiago de los Caballeros es la segunda ciudad más grande de República Dominicana, tiene 1.142.947 habitantes; Cibao es el segundo club del país, después del Pantoja FC de Santo Domingo. (D)