Deportivo Cuenca siente los efectos de su iliquidez

El golero José Angulo, el preparador de arqueros Pablo Parra y el guardameta titular Brian Heras, antes de un entrenamiento en el complejo deportivo de Patamarca.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

El preparador de arqueros Pablo Parra renunció a su cargo en el Expreso austral después de que el club no le cancela cuatro meses de sueldo. El profesional entrenará goleros en una escuela de fútbol.

Su renuncia la envió por correo electrónico. La situación del preparador de arqueros Pablo Parra no dio para más. El profesional presentó su dimisión al Deportivo Cuenca.

Fueron 10 meses que Parra, oriundo de Azogues, laboró en el equipo colorado. Cobró seis meses y hace cuatro que el club no deposita su sueldo.

“Me dijeron que no hay dinero y eso es lo que me llevó a tomar esta decisión. Detrás de mí hay una familia que mantener”, afirmó.

Él llegó por una recomendación que Luis Soler, exentrenador del cuadro rojo, recibió de Fabián Frías, con quien laboró en el Gualaceo Sporting Club.

Ayer tenía programado despedirse del plantel pero no pudo hacerlo ya que el entrenador Tabará Silva decidió que el equipo no entrenara por la situación que vive el país.

“Lo haré hoy. Fueron meses agradables, a pesar de cualquier cosa. Me llevó la amistad de un grupo muy comprometido. La idea era terminar el año, pero ya está”, apuntó Parra.

El profesional quien se inició como preparador de goleros en el Deportivo Azogues, espera que la dirigencia le cancele lo más pronto posible. “Me dijeron que lo iban a solucionaren estos días”, añadió.

Parra formó parte del cuerpo técnico liderado por el entrenador uruguayo pero que además cuenta con Jerson Stacio y Javier Solís. “No sé en realidad cuantos meses les adeudarán a ellos pero deben ser los mismos que a mi. Los jugadores si cobran, pero nosotros no”, apuntó.

Luego de su paso por el Deportivo Cuenca, Parra colaborará en una escuela de fútbol. “Un amigo me pidió que le ayude y ahí estaré hasta ver que sale el siguiente año”, finalizó.

Juan Serrano, presidente de la comisión de fútbol, en un diálogo con los medios de comunicación el pasado martes expresó que los jugadores están pagados y solo les adeudan un mes. Además informó que buscan la manera para ser cancelados en los próximos días. (D)

Christian Pantosín
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deportivo Cuenca siente los efectos de su iliquidez

El golero José Angulo, el preparador de arqueros Pablo Parra y el guardameta titular Brian Heras, antes de un entrenamiento en el complejo deportivo de Patamarca.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

El preparador de arqueros Pablo Parra renunció a su cargo en el Expreso austral después de que el club no le cancela cuatro meses de sueldo. El profesional entrenará goleros en una escuela de fútbol.

Su renuncia la envió por correo electrónico. La situación del preparador de arqueros Pablo Parra no dio para más. El profesional presentó su dimisión al Deportivo Cuenca.

Fueron 10 meses que Parra, oriundo de Azogues, laboró en el equipo colorado. Cobró seis meses y hace cuatro que el club no deposita su sueldo.

“Me dijeron que no hay dinero y eso es lo que me llevó a tomar esta decisión. Detrás de mí hay una familia que mantener”, afirmó.

Él llegó por una recomendación que Luis Soler, exentrenador del cuadro rojo, recibió de Fabián Frías, con quien laboró en el Gualaceo Sporting Club.

Ayer tenía programado despedirse del plantel pero no pudo hacerlo ya que el entrenador Tabará Silva decidió que el equipo no entrenara por la situación que vive el país.

“Lo haré hoy. Fueron meses agradables, a pesar de cualquier cosa. Me llevó la amistad de un grupo muy comprometido. La idea era terminar el año, pero ya está”, apuntó Parra.

El profesional quien se inició como preparador de goleros en el Deportivo Azogues, espera que la dirigencia le cancele lo más pronto posible. “Me dijeron que lo iban a solucionaren estos días”, añadió.

Parra formó parte del cuerpo técnico liderado por el entrenador uruguayo pero que además cuenta con Jerson Stacio y Javier Solís. “No sé en realidad cuantos meses les adeudarán a ellos pero deben ser los mismos que a mi. Los jugadores si cobran, pero nosotros no”, apuntó.

Luego de su paso por el Deportivo Cuenca, Parra colaborará en una escuela de fútbol. “Un amigo me pidió que le ayude y ahí estaré hasta ver que sale el siguiente año”, finalizó.

Juan Serrano, presidente de la comisión de fútbol, en un diálogo con los medios de comunicación el pasado martes expresó que los jugadores están pagados y solo les adeudan un mes. Además informó que buscan la manera para ser cancelados en los próximos días. (D)

Christian Pantosín
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.