Denilson Bolaños cumple sus sueños en dos canchas

El jugador del Deportivo Cuenca perdió a su padre de niño y con su madre se unieron a la familia de su tía para no estar solos. Siempre soñó con ser futbolista y  graduarse en la Universidad.


En la fecha 15 de la LigaPro 2019 actuó los 90 minutos vistiendo la camiseta del Deportivo Cuenca. Salió aplaudido de la cancha del estadio Alejandro Serrano Aguilar y fue considerado en el once ideal de la jornada.


El cuencano Denilson Bolaños dice estar agradecido con Dios porque luego de mucho perseverar y de  no bajar los brazos, hoy sus dos sueños se están cumpliendo: debutó en la Serie A con el equipo de sus amores  y está cursando el segundo ciclo de Trabajo Social en la Universidad Católica de Cuenca.


Estos sueños los está haciendo realidad gracias al respaldo de su mamá Verónica Cervantes, quien tras perder a su esposo, se convirtió en el pilar fundamental de Bolaños y lo respaldó desde temprana edad para que cumpla sus objetivos.


“Quiero jugar profesionalmente, pero el fútbol a veces es ingrato, además es una carrera corta, por eso estoy en la Universidad. Quiero estar preparado  para cuando me pase el fútbol”, destacó el excampeón del interescolar de fútbol.


Inicios
Bolaños, quien en este agosto cumplirá 19 años, cuenta que su pasión por el fútbol inició desde muy pequeño. Recuerda que su abuelo le regaló una pelota, “aprendí a caminar pateando un balón”.


 A los nueve años ingresó a la escuela de fútbol del club invitado por César Bermeo, quien además fue su primer profesor; ahora está a días de cumplir una década en el ‘cuartel rojo’. Sus pasos como futbolista han sido agigantados, pues siempre jugó en una categoría superior.


 En la escuela Luis Cordero, Patricio Loja fue el encargado de llevarlo a las selecciones que le permitieron levantar los títulos del torneo estudiantil tanto en la categoría Sub-10 como en la Sub-12.


 Su paso por la secundaria también estuvo llena de logros. Con el colegio César Dávila alcanzó un vicecampeonato. En 2018 Bolaños dio el salto al equipo de reserva del Expreso Austral con el profesor Juan Ramón Silva. Debutó en un partido con Delfín.  


Tienda colorada
Pero el gran salto lo dio este año luego de ser visto por el profesor Luis Soler, quien por la lesión de Jhonatan González, lo consideró para que entre a la lista de los 17 convocados. “Mañana concentras para que juegues contra Gualaceo (Copa Ecuador), me dijo”, recordó Bolaños.


En el duelo de ida ante el ‘Guala’ actuó los últimos seis minutos; en el partido de vuelta y ya sin el técnico argentino, Bolaños actuó todo el partido.
Pero Soler no solo le ascendió al primer equipo. Bolaños cuenta además que gracias al técnico, la dirigencia le hizo por primera vez un contrato de trabajo; a finales de este mes cobrará su primer sueldo. “Con mi primer sueldo pagaré la pensión de mi Universidad y me compraré unos pupos que es mi herramienta de trabajo”, comentó mientras sonreía al confesar que su primer ingreso ya lo tenía gastado.


Bolaños fue llamado una vez más al primer equipo. Esta vez el entrenador interino Jerson Estacio lo llevó a Quito para enfrentar a Liga de Quito, pero no tuvo minutos. A fecha seguida el Cuenca recibía al Guayaquil City y Bolaños, quien admira a Antonio Valencia, recibió el ‘ok’ para ser titular.


Al final del partido fue ovacionado por la hinchada roja y al término de la jornada 15, la LigaPro lo ubicó en el once ideal.


Bolaños asegura que compartir el día entre el fútbol y los estudios es muy complicado, pero que ya sabe cómo repartir el tiempo: En la mañana entrena y en la tarde, previo a irse a la Universidad, hace los deberes. “Lo más sacrificado es el estudio, pues el cansancio es mental”, recalca y aclara que “el fútbol no es para siempre, por eso tengo un plan de reserva. Esto (estudio) te servirá hasta que te mueras”. (D)


El técnico Luis Soler pidió a la directiva roja que firmen un contrato de trabajo con Denilson Bolaños; lo hicieron para tres temporadas.
Familia. Verónica Cervantes es su mamá; Rodolfo Vera, su tío; Carina Cervantes, su tía; Jhonni, Brigitte y Yerbi Vera son sus primos.
Apoyo. La mamá de Denilson Bolaños trabaja de cajera en una pizzería en el Centro Histórico de Cuenca y con sus ingresos apoya al jugador.
Admiración. En lo futbolístico, Denilson admira el juego de Antonio Valencia, en el Cuenca actúa de lateral, la misma ubicación del ‘Toño’.


El lateral cuencano Denilson Bolaños durante uno de los entrenamientos que el Deportivo Cuenca lo cumplió en el complejo de Patamarca.
Milton Rocano  EL TIEMPO

Denilson Bolaños cumple sus sueños en dos canchas

El jugador del Deportivo Cuenca perdió a su padre de niño y con su madre se unieron a la familia de su tía para no estar solos. Siempre soñó con ser futbolista y  graduarse en la Universidad.


En la fecha 15 de la LigaPro 2019 actuó los 90 minutos vistiendo la camiseta del Deportivo Cuenca. Salió aplaudido de la cancha del estadio Alejandro Serrano Aguilar y fue considerado en el once ideal de la jornada.


El cuencano Denilson Bolaños dice estar agradecido con Dios porque luego de mucho perseverar y de  no bajar los brazos, hoy sus dos sueños se están cumpliendo: debutó en la Serie A con el equipo de sus amores  y está cursando el segundo ciclo de Trabajo Social en la Universidad Católica de Cuenca.


Estos sueños los está haciendo realidad gracias al respaldo de su mamá Verónica Cervantes, quien tras perder a su esposo, se convirtió en el pilar fundamental de Bolaños y lo respaldó desde temprana edad para que cumpla sus objetivos.


“Quiero jugar profesionalmente, pero el fútbol a veces es ingrato, además es una carrera corta, por eso estoy en la Universidad. Quiero estar preparado  para cuando me pase el fútbol”, destacó el excampeón del interescolar de fútbol.


Inicios
Bolaños, quien en este agosto cumplirá 19 años, cuenta que su pasión por el fútbol inició desde muy pequeño. Recuerda que su abuelo le regaló una pelota, “aprendí a caminar pateando un balón”.


 A los nueve años ingresó a la escuela de fútbol del club invitado por César Bermeo, quien además fue su primer profesor; ahora está a días de cumplir una década en el ‘cuartel rojo’. Sus pasos como futbolista han sido agigantados, pues siempre jugó en una categoría superior.


 En la escuela Luis Cordero, Patricio Loja fue el encargado de llevarlo a las selecciones que le permitieron levantar los títulos del torneo estudiantil tanto en la categoría Sub-10 como en la Sub-12.


 Su paso por la secundaria también estuvo llena de logros. Con el colegio César Dávila alcanzó un vicecampeonato. En 2018 Bolaños dio el salto al equipo de reserva del Expreso Austral con el profesor Juan Ramón Silva. Debutó en un partido con Delfín.  


Tienda colorada
Pero el gran salto lo dio este año luego de ser visto por el profesor Luis Soler, quien por la lesión de Jhonatan González, lo consideró para que entre a la lista de los 17 convocados. “Mañana concentras para que juegues contra Gualaceo (Copa Ecuador), me dijo”, recordó Bolaños.


En el duelo de ida ante el ‘Guala’ actuó los últimos seis minutos; en el partido de vuelta y ya sin el técnico argentino, Bolaños actuó todo el partido.
Pero Soler no solo le ascendió al primer equipo. Bolaños cuenta además que gracias al técnico, la dirigencia le hizo por primera vez un contrato de trabajo; a finales de este mes cobrará su primer sueldo. “Con mi primer sueldo pagaré la pensión de mi Universidad y me compraré unos pupos que es mi herramienta de trabajo”, comentó mientras sonreía al confesar que su primer ingreso ya lo tenía gastado.


Bolaños fue llamado una vez más al primer equipo. Esta vez el entrenador interino Jerson Estacio lo llevó a Quito para enfrentar a Liga de Quito, pero no tuvo minutos. A fecha seguida el Cuenca recibía al Guayaquil City y Bolaños, quien admira a Antonio Valencia, recibió el ‘ok’ para ser titular.


Al final del partido fue ovacionado por la hinchada roja y al término de la jornada 15, la LigaPro lo ubicó en el once ideal.


Bolaños asegura que compartir el día entre el fútbol y los estudios es muy complicado, pero que ya sabe cómo repartir el tiempo: En la mañana entrena y en la tarde, previo a irse a la Universidad, hace los deberes. “Lo más sacrificado es el estudio, pues el cansancio es mental”, recalca y aclara que “el fútbol no es para siempre, por eso tengo un plan de reserva. Esto (estudio) te servirá hasta que te mueras”. (D)


El técnico Luis Soler pidió a la directiva roja que firmen un contrato de trabajo con Denilson Bolaños; lo hicieron para tres temporadas.
Familia. Verónica Cervantes es su mamá; Rodolfo Vera, su tío; Carina Cervantes, su tía; Jhonni, Brigitte y Yerbi Vera son sus primos.
Apoyo. La mamá de Denilson Bolaños trabaja de cajera en una pizzería en el Centro Histórico de Cuenca y con sus ingresos apoya al jugador.
Admiración. En lo futbolístico, Denilson admira el juego de Antonio Valencia, en el Cuenca actúa de lateral, la misma ubicación del ‘Toño’.


El lateral cuencano Denilson Bolaños durante uno de los entrenamientos que el Deportivo Cuenca lo cumplió en el complejo de Patamarca.
Milton Rocano  EL TIEMPO