La Conmebol pide que nada empañe la final de la Sudamericana 2019

Alejandro Domínguez dio declaraciones después de la reunión entre los dirigentes de los cuatro equipos semifinalistas de la Copa Sudamericana.

El presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, instó a los cuatro equipos semifinalistas de la Copa Sudamericana a que “nada empañe la pasión y el brillo” de la final de la competición, que por primera vez se jugará a partido único, este año en Asunción el 9 de noviembre.

Domínguez se reunió para tal fin con directivos y gerentes de los clubes semifinalistas del torneo: el argentino Colón, los brasileños Atlético Mineiro y Corinthians y el ecuatoriano Independiente del Valle.

A la convocatoria en Luque, sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Conmebol, también acudieron autoridades y responsables de seguridad cada uno de los equipos para comenzar a delinear las estrategias para esa fecha y evaluar los recursos que se necesitarán para que la final transcurra sin violencia ni sobresaltos.

En un principio la sede elegida para albergar la final de la Copa Sudamericana fue Lima, pero en mayo pasado la Conmebol decidió trasladarla para Asunción “por cuestiones organizativas”. (D)

La Conmebol pide que nada empañe la final de la Sudamericana 2019

Alejandro Domínguez dio declaraciones después de la reunión entre los dirigentes de los cuatro equipos semifinalistas de la Copa Sudamericana.

El presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, instó a los cuatro equipos semifinalistas de la Copa Sudamericana a que “nada empañe la pasión y el brillo” de la final de la competición, que por primera vez se jugará a partido único, este año en Asunción el 9 de noviembre.

Domínguez se reunió para tal fin con directivos y gerentes de los clubes semifinalistas del torneo: el argentino Colón, los brasileños Atlético Mineiro y Corinthians y el ecuatoriano Independiente del Valle.

A la convocatoria en Luque, sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Conmebol, también acudieron autoridades y responsables de seguridad cada uno de los equipos para comenzar a delinear las estrategias para esa fecha y evaluar los recursos que se necesitarán para que la final transcurra sin violencia ni sobresaltos.

En un principio la sede elegida para albergar la final de la Copa Sudamericana fue Lima, pero en mayo pasado la Conmebol decidió trasladarla para Asunción “por cuestiones organizativas”. (D)