Con Hamilton de campeón el GP de Brasil da bronce

Lewis Hamilton, de la escudería Mercedes, llega para participar en una actividad previa al Gran Premio de Brasil en el circuito de Interlagos, en Sao Paulo.

Este fin de semana se correrá el Gran Premio de Brasil, la penúltima competencia de la temporada. El piloto británico y el Mercedes ya son campeones.

Con Lewis Hamilton y Mercedes con el campeonato de pilotos y constructores en el bolsillo, el Gran Premio de Brasil, penúltima prueba del Mundial de Fórmula Uno, será este domingo el escenario de la batalla por el tercer lugar entre los dos pilotos de Ferrari y el imprevisible Max Verstappen.

Sobre el trazado del Autódromo José Carlos Pace, en Sao Paulo, también se empezará a definir quién conseguirá la séptima posición, considerada casi como un título más para el resto de los mortales, incapaces de alcanzar a Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Hamilton, que se proclamó campeón en Austin por sexta vez, y el finlandés Valtteri Bottas, con el segundo puesto garantizado, cederán su protagonismo -que no su dominio.

El monegasco intentará afianzar el bronce, aunque para ello tendrá que firmar una épica remontada, pues el cambio de motor en su Ferrari le penalizará con al menos 10 posiciones en la parrilla de Interlagos.

Además, sus ingenieros están evaluando incorporar algunos componentes del propulsor del año que viene en el monoplaza del joven piloto del Cavallino Rampante, por lo que el desafío podría ser doble: salida desde atrás y con una unidad de potencia aún en fase de pruebas.

Vettel llega a Brasil frustrado por una temporada en la que se ha visto impotente y muy lejos de disputar el título, mientras que Verstappen espera recuperar los puntos perdidos en las últimas carreras para extender aún más por el último lugar del cajón aún sin dueño. Los tres pilotos inmersos en esa lucha están separados por 19 puntos, con Brasil y Abu Dabi aún por disputarse. (D)

Con Hamilton de campeón el GP de Brasil da bronce

Lewis Hamilton, de la escudería Mercedes, llega para participar en una actividad previa al Gran Premio de Brasil en el circuito de Interlagos, en Sao Paulo.

Este fin de semana se correrá el Gran Premio de Brasil, la penúltima competencia de la temporada. El piloto británico y el Mercedes ya son campeones.

Con Lewis Hamilton y Mercedes con el campeonato de pilotos y constructores en el bolsillo, el Gran Premio de Brasil, penúltima prueba del Mundial de Fórmula Uno, será este domingo el escenario de la batalla por el tercer lugar entre los dos pilotos de Ferrari y el imprevisible Max Verstappen.

Sobre el trazado del Autódromo José Carlos Pace, en Sao Paulo, también se empezará a definir quién conseguirá la séptima posición, considerada casi como un título más para el resto de los mortales, incapaces de alcanzar a Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Hamilton, que se proclamó campeón en Austin por sexta vez, y el finlandés Valtteri Bottas, con el segundo puesto garantizado, cederán su protagonismo -que no su dominio.

El monegasco intentará afianzar el bronce, aunque para ello tendrá que firmar una épica remontada, pues el cambio de motor en su Ferrari le penalizará con al menos 10 posiciones en la parrilla de Interlagos.

Además, sus ingenieros están evaluando incorporar algunos componentes del propulsor del año que viene en el monoplaza del joven piloto del Cavallino Rampante, por lo que el desafío podría ser doble: salida desde atrás y con una unidad de potencia aún en fase de pruebas.

Vettel llega a Brasil frustrado por una temporada en la que se ha visto impotente y muy lejos de disputar el título, mientras que Verstappen espera recuperar los puntos perdidos en las últimas carreras para extender aún más por el último lugar del cajón aún sin dueño. Los tres pilotos inmersos en esa lucha están separados por 19 puntos, con Brasil y Abu Dabi aún por disputarse. (D)