Argentina sorprende a Serbia y España cumple

Facundo Campazzo (i) de Argentina tiene el balón ante la marca de Marko Guduric, de Serbia, en los cuartos de final.

Con una destacada actuación de Facundo Campazzo, la albiceleste dio un golpe de autoridad al eliminar a una selección favorita para llegar a la final. Hoy se completan las semifinales en el Mundial de Baloncesto.

Argentina y España se convirtieron en los dos primeros semifinalistas del Mundial de China 2019, después de que los argentinos sorprendieran a la poderosa Serbia, 97-87 en Dongguan y los españoles cumplieran los pronósticos ante Polonia, 90-78 en Shanghái.

El conjunto argentino realizó un auténtico partidazo para dejar por el camino a una de las selecciones llamadas a pelear por el título, Serbia, a la que combatió con velocidad y acierto exterior, 12 aciertos de 27 triples, 44 por ciento de efectividad, para hacer inútil su superioridad.

Un duelo en el que brilló el base Facundo Campazzo con 18 puntos, 12 asistencias, 6 rebotes y 3 robos -el primero que supera estos datos de forma conjunta en un Mundial desde el croata Toni Kukoc en 1994, según informó la FIBA-, y en el que el pívot Luis Scola, a sus 39 años, aportó 20 puntos y 5 rebotes.

El gran esfuerzo colectivo de Argentina, que forzó 16 pérdidas de su rival y añadió una decena de robos, convirtió en inútiles los 21 puntos del escolta Bogdan Bogdanovic y al ‘doble-doble’ del ala-pívot Nikola Jovic.

El otro duelo de cuartos de final, España-Polonia de Shangái, sí se resolvió con el resultado previsto, ya que se impuso el combinado español, 90-78 ante la selección polaca, una de las sorpresas de este Mundial, que peleó y no permitió la escapada española hasta el último cuarto.

Los triples, en otros encuentros esquivos para el combinado español, esta vez sí entraron para el conjunto que dirige el italiano Sergio Scariolo, que encestó 11 de sus 28 intentos con unos inspirados Rudy Fernández, 5 de 5, 16 puntos en total y Ricky Rubio, 3/4 y 19 puntos en total, además de 9 asistencias.

Los hermanos Hernangómez, con 18 puntos y 4 rebotes de Willy y 14 tantos y 3 capturas de Juancho, también fueron capitales en un encuentro que mete al combinado español en unas semifinales 13 años después de su última vez en esta instancia, precisamente la del campeonato mundial de Japón 2006.

Ambas selecciones conocerán su rival: Argentina se enfrentará al ganador del Estados Unidos-Francia que será en Dongguan, y España esperará el Australia-República Checa en Shangái. (D)

Argentina sorprende a Serbia y España cumple

Facundo Campazzo (i) de Argentina tiene el balón ante la marca de Marko Guduric, de Serbia, en los cuartos de final.

Con una destacada actuación de Facundo Campazzo, la albiceleste dio un golpe de autoridad al eliminar a una selección favorita para llegar a la final. Hoy se completan las semifinales en el Mundial de Baloncesto.

Argentina y España se convirtieron en los dos primeros semifinalistas del Mundial de China 2019, después de que los argentinos sorprendieran a la poderosa Serbia, 97-87 en Dongguan y los españoles cumplieran los pronósticos ante Polonia, 90-78 en Shanghái.

El conjunto argentino realizó un auténtico partidazo para dejar por el camino a una de las selecciones llamadas a pelear por el título, Serbia, a la que combatió con velocidad y acierto exterior, 12 aciertos de 27 triples, 44 por ciento de efectividad, para hacer inútil su superioridad.

Un duelo en el que brilló el base Facundo Campazzo con 18 puntos, 12 asistencias, 6 rebotes y 3 robos -el primero que supera estos datos de forma conjunta en un Mundial desde el croata Toni Kukoc en 1994, según informó la FIBA-, y en el que el pívot Luis Scola, a sus 39 años, aportó 20 puntos y 5 rebotes.

El gran esfuerzo colectivo de Argentina, que forzó 16 pérdidas de su rival y añadió una decena de robos, convirtió en inútiles los 21 puntos del escolta Bogdan Bogdanovic y al ‘doble-doble’ del ala-pívot Nikola Jovic.

El otro duelo de cuartos de final, España-Polonia de Shangái, sí se resolvió con el resultado previsto, ya que se impuso el combinado español, 90-78 ante la selección polaca, una de las sorpresas de este Mundial, que peleó y no permitió la escapada española hasta el último cuarto.

Los triples, en otros encuentros esquivos para el combinado español, esta vez sí entraron para el conjunto que dirige el italiano Sergio Scariolo, que encestó 11 de sus 28 intentos con unos inspirados Rudy Fernández, 5 de 5, 16 puntos en total y Ricky Rubio, 3/4 y 19 puntos en total, además de 9 asistencias.

Los hermanos Hernangómez, con 18 puntos y 4 rebotes de Willy y 14 tantos y 3 capturas de Juancho, también fueron capitales en un encuentro que mete al combinado español en unas semifinales 13 años después de su última vez en esta instancia, precisamente la del campeonato mundial de Japón 2006.

Ambas selecciones conocerán su rival: Argentina se enfrentará al ganador del Estados Unidos-Francia que será en Dongguan, y España esperará el Australia-República Checa en Shangái. (D)