Récord mundial de escalada en velocidad de ecuatoriana

La deportista nacional Daniela Sandoval inició en el atletismo a los 12 años, pero desde hace unos 3 entrena de manera profesional.

La ultra atleta ecuatoriana, de 27 años, Daniela Sandoval marcó un récord mundial en la historia del montañismo femenino, al ascender y retornar por la ruta normal, de la cumbre del Aconcagua, ubicado en Argentina y con 6.960 msnm, en un tiempo de 20 horas 17 minutos.

El record mundial de escalada en velocidad conseguido por la ecuatoriana Daniela Sandoval fue logrado, el pasado 31 de enero, por la pasión que siente al correr, aseguró la deportista en una entrevista con la Agencia Andes.

“Desde los 12 años empecé con esto del atletismo, pero primero como diversión y desde hace unos 3 años lo hago con entrenadores, sin embargo siempre tuve pasión para correr y esa fue una de las motivaciones para lograr esta importante marca“, mencionó Sandoval en un ambiente natural en el parque La Carolina de Quito.

La ultra atleta tricolor, de 27 años, marcó un récord mundial en la historia del montañismo femenino, al ascender y retornar por la ruta normal, de la cumbre del Aconcagua, ubicado en Argentina y con 6.960 msnm, en un tiempo de 20 horas 17 minutos.

El anterior record estaba en manos de la brasileña Fernanda Maciel (22h52m). La quiteña registró 2 horas y 35 minutos menos que la ‘auriverde’ para marcar el nuevo tiempo.

“Mi principal motivación era lograr ese sueño y no buscaba más que sentir esos minutos de felicidad de coronar una cumbre y que mejor que la montaña más alta de América. Más allá de un récord era tener esas sensación de estar en la cima”, añadió la deportista mientras sus ojos se llenaban de emoción al recordar su proeza lograda el reciente 31 de enero.

La deportista nacional, que fuera del atletismo de largas distancias labora como fisioterapeuta en una clínica en el Valle de los Chillos (oriente de Quito), relató la preparación que tuvo para lograr este nuevo récord, que marcará su carrera deportiva.

“Hace más de un año teníamos la idea para empezar a armar el proyecto y junto con Nicolás Miranda programamos lo que se venía y fuimos paso a paso. La aclimatación a las temperaturas que encontraríamos en el Aconcagua y preparación en la altura la iniciamos hace tres meses y lo hicimos en el Cotopaxi, en el Chimborazo y en el Antizana, y así tener la experiencia suficiente de cara al objetivo final”, reseñó Sandoval.

Durante el trayecto paso por momentos en los que le paso por la cabeza abandonar la escalada, pero se aferró a la última oportunidad que se le presentó el 31 de enero. “La motivación que tenía era llegar a la cumbre, habían sido dos intentos fallidos en los días anteriores, dos veces que tuve que bajar, dos en las que lloré, pero solo quería cumplir mi sueño y eso me hizo seguir”, dijo orgullosa.

Los próximos objetivos de la ecuatoriana son continuar con las ultramaratones e intentar la distancia de los 100 kilómetros e intentará el ultra trail de México en septiembre próximo y en un futuro intentar un nuevo récord del Chimborazo.

jj/