La Federación Internacional de Automovilismo espera decisión de tribunal

El juez del Tribunal de Gran Instancia de París decidirá hoy si ordena a la Federación Internacional de Automovilismo, FIA, retirar los cambios que pretende introducir en el reglamento de la Fórmula Uno, tras la denuncia presentada por la escudería Ferrari.

París, EFE. El magistrado escuchó ayer los argumentos de los abogados del equipo italiano, que acusa a la FIA de romper los "Pactos de la Concordia", al tratar de modificar el reglamento de la Fórmula Uno sin consenso.


También escuchó a los representantes de la Federación Internacional y decidió aplazar a hoy la toma de su decisión.


Tribunales


Ferrari decidió acudir a los tribunales después de que el pasado viernes acabara sin acuerdo la reunión de conciliación entre los equipos, agrupados en la FOTA, y el presidente de la FIA, Max Mosley.


El principal punto de desacuerdo se refiere a la intención de la FIA de limitar el presupuesto de cada equipo a 45 millones de euros, sin contar los gastos de patrocinio y el sueldo de los pilotos, a partir del año próximo.


El presidente de la FIA, Max Mosley, pretende con estos ajustes presupuestarios, facilitar la llegada de nuevos equipos, que en poco tiempo puedan estar listos para disputar los Grandes Premios.


En el mundo de la Fórmula Uno circulan los nombres de equipos como Lola, de España y de USF1, de los Estados Unidos.

 

La Federación Internacional de Automovilismo espera decisión de tribunal

París, EFE. El magistrado escuchó ayer los argumentos de los abogados del equipo italiano, que acusa a la FIA de romper los "Pactos de la Concordia", al tratar de modificar el reglamento de la Fórmula Uno sin consenso.


También escuchó a los representantes de la Federación Internacional y decidió aplazar a hoy la toma de su decisión.


Tribunales


Ferrari decidió acudir a los tribunales después de que el pasado viernes acabara sin acuerdo la reunión de conciliación entre los equipos, agrupados en la FOTA, y el presidente de la FIA, Max Mosley.


El principal punto de desacuerdo se refiere a la intención de la FIA de limitar el presupuesto de cada equipo a 45 millones de euros, sin contar los gastos de patrocinio y el sueldo de los pilotos, a partir del año próximo.


El presidente de la FIA, Max Mosley, pretende con estos ajustes presupuestarios, facilitar la llegada de nuevos equipos, que en poco tiempo puedan estar listos para disputar los Grandes Premios.


En el mundo de la Fórmula Uno circulan los nombres de equipos como Lola, de España y de USF1, de los Estados Unidos.