Villancicos en kichwa para cantar en Navidad

El coro infanto-juvenil de la Casa de la Cultura Núcleo del Cañar interpretó temas como Sumac Jesús Lla y Llakta Belén como parte del programa ‘Kapac Raymi, La Gran Fiesta Real’.
Jorge Aguirre (i), director del coro, en la presentación que se cumplió en la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay.
FOTO: Diego Cáceres El Tiempo

La época de Navidad ya se siente en la ciudad. El coro infanto-juvenil de la Casa de la Cultura Núcleo del Cañar bajo la dirección del maestro Jorge Aguirre, interpretó tradicionales villancicos en kichwa y en español.

El grupo de 18 niños entre los seis y 12 años cantó el pasado miércoles temas como Sumac Jesús Lla, Dulce Jesús Mío, Llakta Belén y un mosaico con diversas melodías. La presentación fue parte del programa sobre el Kapac Raymi que se desarrolló en el lobby de la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay.

“Queremos promover la identidad ecuatoriana con nuestro idioma ancestral que es el kichwa, para que los niños y jóvenes se interesen en conocer este repertorio y lo tengan presente”, subrayó Aguirre.

Para el certamen, los menores aprendieron el kichwa de forma auditiva. “Se les enseña a través de la melodía y a la vez van conociendo la traducción y el significado de la canción, entonces ellos se quedan con algunas palabras y frases, lo que luego les motiva para que se interesen en estudiar el kichwa”, agregó el director del coro.

Yamilé Guallpa de nueve años, manifestó que ser parte del coro “ha sido una experiencia muy bonita”, que le ha llevado aprender sobre el kichwa.
Aaron García de seis años, recordó que “el profesor les enseñó el kichwa con la música de guitarra”. Los niños se prepararon para la presentación alrededor de dos meses, dijo Aguirre.

Programa
Estos tradicionales cánticos formaron parte del evento ‘Kapac Raymi, La Gran Fiesta Real’, que incluyó la ponencia de investigadores sobre esta festividad ancestral el pasado lunes, y un Museo Vivo con los personajes del Kapac Raymi el martes, bajo la coordinación del Congreso Internacional de Organización de Festivales Folclóricos y de las Artes Tradicionales, CIOFF Ecuador, a través de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Azuay y Folk Ecuador.

El miércoles, el evento incluyó un espacio para que los niños pinten sobre los personajes del Kapac Raymi o Navidad Indígena, que corresponde a la época de la germinación de las semillas en el mundo andino y refleja el sincretismo con el nacimiento de Jesús en la religión católica. (F)

DATOS
-Eventos. Esta semana se desarrolló el evento ‘Kapac Raymi, La Gran Fiesta Real’, para recordar las tradiciones de los pueblos andinos.
-Historia. Los ancestros festejaban el Kapac Raymi en honor al Sol. Era una fiesta de iniciación o madurez de los adolescentes en el Tawantinsuyu
-Música. La interpretación de villancicos se remonta a la época medieval, cuando Francisco de Asís instituyó celebrar la Navidad a inicios del siglo XIII.

‘Llakta Navidad’, recuerda los tonos de los pueblos
Diuspac Cachasca Shamunni, Belén Llaktapiniños y Llacta Belén, son entre otros, los villancicos grabados en el disco ‘Llakta Navidad’, que incluye 12 melodías en kichwa y en español. Este trabajo discográfico que fue lanzado hace cinco años, es una propuesta del grupo Ayllu Llakta, integrado por seis músicos y dirigido por el maestro Jorge Aguirre. En esta producción participa el coro de niños del Centro Cultural Andino y varios artistas azuayos.

“Nos basamos en la recopilación de villancicos tradicionales en español y en kichwa que hizo la compositora Janeth Alvarado en las iglesias de Cuenca, se recolectó varias partituras, entre ellas, villancicos cañaris en kichwa”, explicó Aguirre.

Los más populares son los tonos del niño, como Hola Huiracocha, Dulce Jesús Mío, y los sanjuanitos: En brazos de una Doncella y No sé Niño Hermoso, que son parte de la tradición ecuatoriana. “Nuestro aporte en estos temas es la traducción al kichwa”, enfatizó Aguirre, Ayllu Llakta desarrolla un trabajo de investigación y creación musical con instrumentos andinos y contemporáneos. Se creó en el año 2006. En kichwa Ayllu significa familia y Llakta pueblo, por lo que simboliza a la comunidad.

La interpretación de villancicos se remonta a la época medieval, cuando Francisco de Asís instituyó la celebración de la Navidad a inicios del siglo XIII. De acuerdo con el musicólogo Pablo Guerrero, autor del blog Memoria Musical del Ecuador, estos cánticos llegaron al país con los religiosos que vinieron durante la Colonia. (F)

Patricia Naula Herembás
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Villancicos en kichwa para cantar en Navidad

Jorge Aguirre (i), director del coro, en la presentación que se cumplió en la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay.
FOTO: Diego Cáceres El Tiempo

La época de Navidad ya se siente en la ciudad. El coro infanto-juvenil de la Casa de la Cultura Núcleo del Cañar bajo la dirección del maestro Jorge Aguirre, interpretó tradicionales villancicos en kichwa y en español.

El grupo de 18 niños entre los seis y 12 años cantó el pasado miércoles temas como Sumac Jesús Lla, Dulce Jesús Mío, Llakta Belén y un mosaico con diversas melodías. La presentación fue parte del programa sobre el Kapac Raymi que se desarrolló en el lobby de la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay.

“Queremos promover la identidad ecuatoriana con nuestro idioma ancestral que es el kichwa, para que los niños y jóvenes se interesen en conocer este repertorio y lo tengan presente”, subrayó Aguirre.

Para el certamen, los menores aprendieron el kichwa de forma auditiva. “Se les enseña a través de la melodía y a la vez van conociendo la traducción y el significado de la canción, entonces ellos se quedan con algunas palabras y frases, lo que luego les motiva para que se interesen en estudiar el kichwa”, agregó el director del coro.

Yamilé Guallpa de nueve años, manifestó que ser parte del coro “ha sido una experiencia muy bonita”, que le ha llevado aprender sobre el kichwa.
Aaron García de seis años, recordó que “el profesor les enseñó el kichwa con la música de guitarra”. Los niños se prepararon para la presentación alrededor de dos meses, dijo Aguirre.

Programa
Estos tradicionales cánticos formaron parte del evento ‘Kapac Raymi, La Gran Fiesta Real’, que incluyó la ponencia de investigadores sobre esta festividad ancestral el pasado lunes, y un Museo Vivo con los personajes del Kapac Raymi el martes, bajo la coordinación del Congreso Internacional de Organización de Festivales Folclóricos y de las Artes Tradicionales, CIOFF Ecuador, a través de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Azuay y Folk Ecuador.

El miércoles, el evento incluyó un espacio para que los niños pinten sobre los personajes del Kapac Raymi o Navidad Indígena, que corresponde a la época de la germinación de las semillas en el mundo andino y refleja el sincretismo con el nacimiento de Jesús en la religión católica. (F)

DATOS
-Eventos. Esta semana se desarrolló el evento ‘Kapac Raymi, La Gran Fiesta Real’, para recordar las tradiciones de los pueblos andinos.
-Historia. Los ancestros festejaban el Kapac Raymi en honor al Sol. Era una fiesta de iniciación o madurez de los adolescentes en el Tawantinsuyu
-Música. La interpretación de villancicos se remonta a la época medieval, cuando Francisco de Asís instituyó celebrar la Navidad a inicios del siglo XIII.

‘Llakta Navidad’, recuerda los tonos de los pueblos
Diuspac Cachasca Shamunni, Belén Llaktapiniños y Llacta Belén, son entre otros, los villancicos grabados en el disco ‘Llakta Navidad’, que incluye 12 melodías en kichwa y en español. Este trabajo discográfico que fue lanzado hace cinco años, es una propuesta del grupo Ayllu Llakta, integrado por seis músicos y dirigido por el maestro Jorge Aguirre. En esta producción participa el coro de niños del Centro Cultural Andino y varios artistas azuayos.

“Nos basamos en la recopilación de villancicos tradicionales en español y en kichwa que hizo la compositora Janeth Alvarado en las iglesias de Cuenca, se recolectó varias partituras, entre ellas, villancicos cañaris en kichwa”, explicó Aguirre.

Los más populares son los tonos del niño, como Hola Huiracocha, Dulce Jesús Mío, y los sanjuanitos: En brazos de una Doncella y No sé Niño Hermoso, que son parte de la tradición ecuatoriana. “Nuestro aporte en estos temas es la traducción al kichwa”, enfatizó Aguirre, Ayllu Llakta desarrolla un trabajo de investigación y creación musical con instrumentos andinos y contemporáneos. Se creó en el año 2006. En kichwa Ayllu significa familia y Llakta pueblo, por lo que simboliza a la comunidad.

La interpretación de villancicos se remonta a la época medieval, cuando Francisco de Asís instituyó la celebración de la Navidad a inicios del siglo XIII. De acuerdo con el musicólogo Pablo Guerrero, autor del blog Memoria Musical del Ecuador, estos cánticos llegaron al país con los religiosos que vinieron durante la Colonia. (F)

Patricia Naula Herembás
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.