Vilcabamba, un espacio para descansar y escuchar historias

El clima fresco, la traquilidad, la amabilidad de su gente y la curiosidad por ver a aquellos que hacen de Vilcabamba la tierra de la longevidad, atraen a cientos de turistas a esta parroquia lojana cada mes y atrapó a quienes vieron a este pedazo de tierra un lugar para quedarse.
Los esposos María Rojas de 88 años y Vicente Picoíta de 86 descansan en el parque central de la parroquia. Cristina Mora | El Tiempo

Reconocida en el país por ser el lugar donde la gente vive pasados los 100 años, los secretos dejaron de ser secretos y todos saben porqué Vilcabamba es bendecida.

La promoción turística gira en torno a esto. En su parque central se encuentran grandes afiches con fotos de aquellos rostros que pudieron vivir tanto tiempo. Uno de ellos es el de  don Agustín Jaramillo, quien falleció en este 2016 a los 102 años de edad.

“Este valle esconde el elixir sagrado de la vida”, describe un letrero con la imagen de don Agustín, quien también comparte una sonrisa.

Y no es para menos. La gente llegó a vivir entre 120 y hasta 130 años, según dice convencido Pastor León Toledo de 81 años, quien toda su vida ha vivido en este valle y sabe que la buena alimentación, el cultivo y el trabajo mantenían a las personas tantos años con vida.

“La comida era sana, no había fumigaciones, ni abonos perjudiciales”, dice al recordar que “con la fuerza de la tierra” todo se producía.

Julio Campo de 81 años coincide al compartir estos secretos, “todo el mundo trabaja y el valle era sembrío”. Allí se produce yuca, sarandaja, fréjol, caña de azúcar, guineo, trigo, cebada, arveja.

Pastor dice que en la actualidad ya las cosechas no son las mismas. Los alimentos salen apolillados y le atribuye eso a los químicos y las maquinarias, por lo que ahora las personas mueren a la edad de 70 u 80 años.

  Investigaciones

Los adultos mayores también resaltan las bondades del agua de sus ríos.

El Municipio de Loja destaca que según el criterio de científicos, plantean que la presencia de magnesio en las aguas de los ríos de este valle, que produce un efecto de “chelación”, es decir, la capacidad de diluir grasas y minerales como el calcio, determinantes en la arteriosclerosis.

“Sostienen los científicos que las aguas de los ríos Chamba y Uchina, poseen propiedades medicinales capaces de eliminar el colesterol y curar el reumatismo, pero se afirma que dichas propiedades perduran en tanto subsista el ecosistema de Vilcabamba”, detalla su página web.

  Turismo

Pero estar en Vilcabamba es también ver a personas de distintas partes del mundo. Sus locales rodean el centro parroquial con tiendas de artesanías, bares, ropa, locales de comida, espacios donde se concentran los mismos extranjeros.

Pastor dice que la presencia de extranjeros le ha hecho bien a la parroquia porque  se mantienen con el turismo. Dice que para el campo se han conformado ciudadelas solo de familias provenientes de otros países.

En el mismo parque central cada día se concentran decenas de extranjeros. Hacen deportes, se sientan en las escalinatas frente a la iglesia y comparten sus vivencias diarias.

Marie Kourt llegó de Estados Unidos a Ecuador para recorrer varias zonas del país porque siempre le atrajo lo que a través de Internet podía conocer. Tras recorrer varios lugares de la sierra ecuatoriana, llegó a Vilcabamba.

Se enamoró de este lugar y con la jubilación que percibe pudo con su esposo trasladar su hogar a esta parte del territorio ecuatoriano. “Vilcabamba es el paraíso. Yo me quedaré aquí para siempre porque esto es lo que siempre soñé: el clima, la gente, alimentos, libertad, todo es bueno”, comentó con entusiasmo.

Pastor dice que los extranjeros le han contado que en otros países sufren hasta por el agua, algo que no falta en la parroquia.

  Reconocimientos

Todas las bondades, la belleza y la tranquilidad, le dieron a Vilcabamba el reconocimiento de ser la “Isla de Inmunidad para las enfermedades del corazón”, “El país de los Viejos más Viejos del Mundo”, “Isla de Longevidad”, “ Centro mundial de Curiosidad Médica y Periodística”, “Isla de Longevidad, donde los cardiacos consiguen mejorar y donde vivir más de 100 años, resulta cosa común”…….

Vilcabamba, ha servido de base para la promoción e investigación, por parte de médicos, científicos y naturalistas de todo el mundo, sobre la longevidad, según lo describe el municipio. (CMR) (I)

Vilcabamba, un espacio para descansar y escuchar historias

Los esposos María Rojas de 88 años y Vicente Picoíta de 86 descansan en el parque central de la parroquia. Cristina Mora | El Tiempo

Reconocida en el país por ser el lugar donde la gente vive pasados los 100 años, los secretos dejaron de ser secretos y todos saben porqué Vilcabamba es bendecida.

La promoción turística gira en torno a esto. En su parque central se encuentran grandes afiches con fotos de aquellos rostros que pudieron vivir tanto tiempo. Uno de ellos es el de  don Agustín Jaramillo, quien falleció en este 2016 a los 102 años de edad.

“Este valle esconde el elixir sagrado de la vida”, describe un letrero con la imagen de don Agustín, quien también comparte una sonrisa.

Y no es para menos. La gente llegó a vivir entre 120 y hasta 130 años, según dice convencido Pastor León Toledo de 81 años, quien toda su vida ha vivido en este valle y sabe que la buena alimentación, el cultivo y el trabajo mantenían a las personas tantos años con vida.

“La comida era sana, no había fumigaciones, ni abonos perjudiciales”, dice al recordar que “con la fuerza de la tierra” todo se producía.

Julio Campo de 81 años coincide al compartir estos secretos, “todo el mundo trabaja y el valle era sembrío”. Allí se produce yuca, sarandaja, fréjol, caña de azúcar, guineo, trigo, cebada, arveja.

Pastor dice que en la actualidad ya las cosechas no son las mismas. Los alimentos salen apolillados y le atribuye eso a los químicos y las maquinarias, por lo que ahora las personas mueren a la edad de 70 u 80 años.

  Investigaciones

Los adultos mayores también resaltan las bondades del agua de sus ríos.

El Municipio de Loja destaca que según el criterio de científicos, plantean que la presencia de magnesio en las aguas de los ríos de este valle, que produce un efecto de “chelación”, es decir, la capacidad de diluir grasas y minerales como el calcio, determinantes en la arteriosclerosis.

“Sostienen los científicos que las aguas de los ríos Chamba y Uchina, poseen propiedades medicinales capaces de eliminar el colesterol y curar el reumatismo, pero se afirma que dichas propiedades perduran en tanto subsista el ecosistema de Vilcabamba”, detalla su página web.

  Turismo

Pero estar en Vilcabamba es también ver a personas de distintas partes del mundo. Sus locales rodean el centro parroquial con tiendas de artesanías, bares, ropa, locales de comida, espacios donde se concentran los mismos extranjeros.

Pastor dice que la presencia de extranjeros le ha hecho bien a la parroquia porque  se mantienen con el turismo. Dice que para el campo se han conformado ciudadelas solo de familias provenientes de otros países.

En el mismo parque central cada día se concentran decenas de extranjeros. Hacen deportes, se sientan en las escalinatas frente a la iglesia y comparten sus vivencias diarias.

Marie Kourt llegó de Estados Unidos a Ecuador para recorrer varias zonas del país porque siempre le atrajo lo que a través de Internet podía conocer. Tras recorrer varios lugares de la sierra ecuatoriana, llegó a Vilcabamba.

Se enamoró de este lugar y con la jubilación que percibe pudo con su esposo trasladar su hogar a esta parte del territorio ecuatoriano. “Vilcabamba es el paraíso. Yo me quedaré aquí para siempre porque esto es lo que siempre soñé: el clima, la gente, alimentos, libertad, todo es bueno”, comentó con entusiasmo.

Pastor dice que los extranjeros le han contado que en otros países sufren hasta por el agua, algo que no falta en la parroquia.

  Reconocimientos

Todas las bondades, la belleza y la tranquilidad, le dieron a Vilcabamba el reconocimiento de ser la “Isla de Inmunidad para las enfermedades del corazón”, “El país de los Viejos más Viejos del Mundo”, “Isla de Longevidad”, “ Centro mundial de Curiosidad Médica y Periodística”, “Isla de Longevidad, donde los cardiacos consiguen mejorar y donde vivir más de 100 años, resulta cosa común”…….

Vilcabamba, ha servido de base para la promoción e investigación, por parte de médicos, científicos y naturalistas de todo el mundo, sobre la longevidad, según lo describe el municipio. (CMR) (I)