Tambos fomentan la lectura

Hernán Rodríguez y Alegría Mateljan participan en uno de los tambos de lectura del Pumapungo.

Grupos destinados a niños, jóvenes y adultos creados alrededor de esta actividad en medio de la dinámica y la diversión, se desarrollan en la biblioteca del Pumapungo y la CCENA.

Convertir a la lectura en una actividad divertida y dinámica es el objetivo que han buscado diversas instituciones en los últimos años. Este propósito no escapa a los denominados ‘tambos’ de lectura que se desarrollan en la biblioteca del museo Pumapungo y la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Azuay, CCENA.


Alegría Mateljan es la mediadora en la biblioteca del museo Pumapungo, donde se han formado tres clubes de lectura: uno para adolescentes de 12 a 17 años, otro para niños de 4 a 11 años, y el de adultos que ha arrancado inicialmente sus actividades con el personal del museo.


La inscripción a estos grupos que se reúnen los miércoles, jueves y viernes de 15:00 a 17:00 respectivamente, es gratuita y la metodología es diferente, indica la mediadora.


Se refiere a la ocupación de varios espacios del museo además de la biblioteca. La ludoteca, por ejemplo, es el sitio en el que se fabrican fanzines, se realizan dibujos y se crean juegos con los niños, mientras leen un cuento o una historieta. Alegría es además artista plástica y ese es el plus que ella considera, funciona para que la lectura sea una actividad entretenida y placentera.


Libros
Desde esta iniciativa que es parte del Plan Nacional del Libro y la Lectura ‘José de la Cuadra’, se ha seleccionado material diverso de acuerdo a las edades de los miembros.


Actualmente se trabaja con títulos como ‘Nuevos cuentos de juegos antiguos’ y ‘Cuentos para soñar un país’ que incluyen narrativa infantil, y ‘Letras cómplices’ con temáticas de interés para los jóvenes.


Además, parte del material es la obra ‘Al son de la garúa’ con poesía de autores ecuatorianos contemporáneos como Andrés Villalba, María de los Ángeles Martínez, Javier Lara, entre otros.


Los sábados y domingos de 10:00 a 16:00, el tambo de lectura se traslada a uno de los espacios verdes del museo, junto al aviario. Aquí, los visitantes del parque pueden integrarse a descansar y leer.
Las personas interesadas en formar parte de estas actividades lectoras pueden contactarse al 0988532585. (F)


piloto. Estos tambos de lectura promovidos a nivel nacional, son parte de un proyecto piloto del Gobierno.
espacios. Parte de la metodología de los tambos es ocupar espacios distintos a una biblioteca o similares.
donaciones. Las personas interesadas en donar libros nuevos o usados en buen estado, pueden acercarse a la biblioteca del museo Pumapungo.

Isabel Aguilar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tambos fomentan la lectura

Hernán Rodríguez y Alegría Mateljan participan en uno de los tambos de lectura del Pumapungo.

Grupos destinados a niños, jóvenes y adultos creados alrededor de esta actividad en medio de la dinámica y la diversión, se desarrollan en la biblioteca del Pumapungo y la CCENA.

Convertir a la lectura en una actividad divertida y dinámica es el objetivo que han buscado diversas instituciones en los últimos años. Este propósito no escapa a los denominados ‘tambos’ de lectura que se desarrollan en la biblioteca del museo Pumapungo y la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Azuay, CCENA.


Alegría Mateljan es la mediadora en la biblioteca del museo Pumapungo, donde se han formado tres clubes de lectura: uno para adolescentes de 12 a 17 años, otro para niños de 4 a 11 años, y el de adultos que ha arrancado inicialmente sus actividades con el personal del museo.


La inscripción a estos grupos que se reúnen los miércoles, jueves y viernes de 15:00 a 17:00 respectivamente, es gratuita y la metodología es diferente, indica la mediadora.


Se refiere a la ocupación de varios espacios del museo además de la biblioteca. La ludoteca, por ejemplo, es el sitio en el que se fabrican fanzines, se realizan dibujos y se crean juegos con los niños, mientras leen un cuento o una historieta. Alegría es además artista plástica y ese es el plus que ella considera, funciona para que la lectura sea una actividad entretenida y placentera.


Libros
Desde esta iniciativa que es parte del Plan Nacional del Libro y la Lectura ‘José de la Cuadra’, se ha seleccionado material diverso de acuerdo a las edades de los miembros.


Actualmente se trabaja con títulos como ‘Nuevos cuentos de juegos antiguos’ y ‘Cuentos para soñar un país’ que incluyen narrativa infantil, y ‘Letras cómplices’ con temáticas de interés para los jóvenes.


Además, parte del material es la obra ‘Al son de la garúa’ con poesía de autores ecuatorianos contemporáneos como Andrés Villalba, María de los Ángeles Martínez, Javier Lara, entre otros.


Los sábados y domingos de 10:00 a 16:00, el tambo de lectura se traslada a uno de los espacios verdes del museo, junto al aviario. Aquí, los visitantes del parque pueden integrarse a descansar y leer.
Las personas interesadas en formar parte de estas actividades lectoras pueden contactarse al 0988532585. (F)


piloto. Estos tambos de lectura promovidos a nivel nacional, son parte de un proyecto piloto del Gobierno.
espacios. Parte de la metodología de los tambos es ocupar espacios distintos a una biblioteca o similares.
donaciones. Las personas interesadas en donar libros nuevos o usados en buen estado, pueden acercarse a la biblioteca del museo Pumapungo.

Isabel Aguilar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.