Reserva shuar de Pumapungo va al Museo ‘Quai Branly’

En el Museo Pumapungo hay un espacio dedicado a la cultura shuar y a las tzantzas.

Bienes patrimoniales de la cultura amazónica, su historia, tradiciones, costumbres y modos de vida serán parte de una exposición que se inaugurará en septiembre en el reconocido museo de Francia. La muestra que se exhibirá en Europa marca el inicio de la celebración de los 40 años del Museo Pumapungo.

Unas 25 piezas de la cultura Shuar correspondientes a la reserva etnográfica del Museo Pumapungo serán llevadas a Francia para ser parte de una exposición, en el ‘Museo du Quai Branly - Jacques Chirac’, que intenta acercar la cosmovisión amazónica al público europeo.
Tamara Landívar, directora del Museo Pumapungo, detalló que entre los bienes seleccionados constan tres tzantzas, vestimenta, cerámica, artefactos decorativos de viviendas y piezas utilitarias.


“La  idea es revelar el Ecuador, la Amazonía, su clima, las comunidades,  la cosmovisión shuar y ayudar a entender que la tzantza y los mitos en torno a ella no son la única riqueza de la cultura amazónica”, manifestó la funcionaria.


La curaduría de los bienes que configurarán la exposición se la hizo conjuntamente entre Ecuador y Francia ya que, además de las piezas que irán de Pumapungo, contarán con bienes del ‘Quai Branly’, entre los que consta una colección de tzantzas.


Paralelamente se proyectarán videos, se montarán fotografías y se harán representaciones de la estructura social shuar, principalmente sobre el ciclo de la muerte, el dios Arutam representado por la cascada, así como el poder de las plantas.


Otra de las novedades que también se expondrán serán las tzantzas virtuales, un trabajo que es el resultado de una investigación de 2017 que consistió en el análisis tomográfico y de ADN de las cabezas de la cultura Shuar realizado por la Facultad de Arqueología y la Facultad de Biogenética de la Universidad de San Francisco de Quito y que ya se exhibieron en el Museo Metropolitano de la capital.


Para Landívar la importancia de la muestra radica en la oportunidad de “quitar el halo de misterio que rodea a las tzantzas y determinar su verdadero objetivo”.


Según los estudios realizados por ella y las últimas revelaciones obtenidas luego de las pruebas científicas, toma más fuerza la hipótesis de que el ritual era utilizado como aleccionador social. “Mucho se ha especulado sobre este tema”, señala la antropóloga Landívar, y cree que es necesario aclarar, por ejemplo, que actualmente el ritual se ha perdido, que el mito sigue en construcción y es materia de debate.


En este contexto aclaró que las tzantzas que actualmente siguen apareciendo no son originales y únicamente reciben el nombre de cabezas reducidas que se obtienen por la profanación de tumbas.


Proceso
Por el momento ya se han enviado los guiones museológico y museográfico a Francia y se ha designado a una persona para que se haga cargo de la muestra.


Está previsto que la exposición se inaugure el 20 de septiembre y que permanezca en las salas del ‘Quai Branly’ durante seis meses.
La muestra es la primera actividad que se realizará en el marco de la celebración de los 40 años de fundación del Museo Pumapungo que será en 2020. (F)


Investigación. El reconocido arqueólogo alemán Max Uhle creía que las tzantzas eran usadas como ‘cabezas trofeo’.
Cabeza. Una de las tzantzas que formará parte de la exposición, es la cabeza de mono.
Celebración. En 2020 el Museo Pumapungo cumplirá 40 años de creación, por ello se promueve la muestra en Francia.
El ‘Museo du Quai Branly - Jacques Chirac’ de Francia albergará una muestra de la cultura Shuar.
Tres tzantzas de la reserva etnográfica del Museo Pumapungo formarán parte de la muestra que será llevada a Francia.

Reserva shuar de Pumapungo va al Museo ‘Quai Branly’

En el Museo Pumapungo hay un espacio dedicado a la cultura shuar y a las tzantzas.

Bienes patrimoniales de la cultura amazónica, su historia, tradiciones, costumbres y modos de vida serán parte de una exposición que se inaugurará en septiembre en el reconocido museo de Francia. La muestra que se exhibirá en Europa marca el inicio de la celebración de los 40 años del Museo Pumapungo.

Unas 25 piezas de la cultura Shuar correspondientes a la reserva etnográfica del Museo Pumapungo serán llevadas a Francia para ser parte de una exposición, en el ‘Museo du Quai Branly - Jacques Chirac’, que intenta acercar la cosmovisión amazónica al público europeo.
Tamara Landívar, directora del Museo Pumapungo, detalló que entre los bienes seleccionados constan tres tzantzas, vestimenta, cerámica, artefactos decorativos de viviendas y piezas utilitarias.


“La  idea es revelar el Ecuador, la Amazonía, su clima, las comunidades,  la cosmovisión shuar y ayudar a entender que la tzantza y los mitos en torno a ella no son la única riqueza de la cultura amazónica”, manifestó la funcionaria.


La curaduría de los bienes que configurarán la exposición se la hizo conjuntamente entre Ecuador y Francia ya que, además de las piezas que irán de Pumapungo, contarán con bienes del ‘Quai Branly’, entre los que consta una colección de tzantzas.


Paralelamente se proyectarán videos, se montarán fotografías y se harán representaciones de la estructura social shuar, principalmente sobre el ciclo de la muerte, el dios Arutam representado por la cascada, así como el poder de las plantas.


Otra de las novedades que también se expondrán serán las tzantzas virtuales, un trabajo que es el resultado de una investigación de 2017 que consistió en el análisis tomográfico y de ADN de las cabezas de la cultura Shuar realizado por la Facultad de Arqueología y la Facultad de Biogenética de la Universidad de San Francisco de Quito y que ya se exhibieron en el Museo Metropolitano de la capital.


Para Landívar la importancia de la muestra radica en la oportunidad de “quitar el halo de misterio que rodea a las tzantzas y determinar su verdadero objetivo”.


Según los estudios realizados por ella y las últimas revelaciones obtenidas luego de las pruebas científicas, toma más fuerza la hipótesis de que el ritual era utilizado como aleccionador social. “Mucho se ha especulado sobre este tema”, señala la antropóloga Landívar, y cree que es necesario aclarar, por ejemplo, que actualmente el ritual se ha perdido, que el mito sigue en construcción y es materia de debate.


En este contexto aclaró que las tzantzas que actualmente siguen apareciendo no son originales y únicamente reciben el nombre de cabezas reducidas que se obtienen por la profanación de tumbas.


Proceso
Por el momento ya se han enviado los guiones museológico y museográfico a Francia y se ha designado a una persona para que se haga cargo de la muestra.


Está previsto que la exposición se inaugure el 20 de septiembre y que permanezca en las salas del ‘Quai Branly’ durante seis meses.
La muestra es la primera actividad que se realizará en el marco de la celebración de los 40 años de fundación del Museo Pumapungo que será en 2020. (F)


Investigación. El reconocido arqueólogo alemán Max Uhle creía que las tzantzas eran usadas como ‘cabezas trofeo’.
Cabeza. Una de las tzantzas que formará parte de la exposición, es la cabeza de mono.
Celebración. En 2020 el Museo Pumapungo cumplirá 40 años de creación, por ello se promueve la muestra en Francia.
El ‘Museo du Quai Branly - Jacques Chirac’ de Francia albergará una muestra de la cultura Shuar.
Tres tzantzas de la reserva etnográfica del Museo Pumapungo formarán parte de la muestra que será llevada a Francia.