Movimientos afro y su lucha por la etnoeducación

FOTO: Miguel Arévalo El Tiempo

Líderes sociales, organizaciones y la Academia trabajan por la etnoeducación afroecuatoriana como una propuesta política para la construcción del Estado plurinacional e intercultural.

La etnoeducación, como una propuesta política del pueblo afrodescendiente para interculturalizar la nación ecuatoriana y construir un Estado plurinacional, se plantea como una vía para el fortalecimiento de la identidad del pueblo negro.

“El propósito es que los estudiantes, la sociedad mestiza, los pueblos y nacionalidades indígenas y montubias, conozcan sobre sus culturas, la historia, pero también sobre los aportes de los afrodescendientes a la construcción del Estado, para eso es la etnoeducación”, explicó John Antón, antropólogo del Instituto de Altos Estudios Nacionales.

Esta propuesta se trabaja en países de América Latina como Colombia, Perú y Bolivia. En Ecuador el movimiento se ha fortalecido a partir de iniciativas civiles y de docentes afrodescendientes que promueven el empoderamiento de su cultura.

En el Azuay, a través del Departamento de Estudios Interculturales de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Cuenca, se impulsan cinco ejes: enseñanza y estudio de la cultura y la historia afrodescendiente, formación y capacitación de docentes en etnoeducación, innovación pedagógica.

Historia
En el Ecuador, a inicios de los años 80 empieza a vislumbrarse un proceso de movilización social del pueblo afroecuatoriano, que reclama igualdad social, política y económica y fortalece su proceso identitario. La etnoeducación viene en relación a este movimiento, con dos antecedentes: en 1979 cuando se fundó el Centro de Estudios Afroecuatorianos y en 1980 cuando se creó la Pastoral Afroecuatoriana y el Movimiento Afroecuatoriano Conciencia MAE.

A partir de estas incitativas y con protagonistas como Juan García Salazar y José y Oscar Chalá se plantea la etnoeducación.

En la actualidad, el Departamento de Estudios Interculturales de la Universidad de Cuenca, el IAEN, la Fundación de Desarrollo Social y Cultural Afroecuatoriana Azúcar, la Universidad Simón Bolívar, la UNAE, la Universidad Central y la FLACSO, forman una red que impulsan modelos pedagógicos para fortalecer la identidad afroecuatoriana.

Antón señaló que además se ha planteado que en el proyecto de reforma a la Ley Orgánica de Educación Intercultural Bilingüe, haya una ampliación para que la Educación Intercultural no solo fomente la identidad nacional sino la etnoeducación.

“Proponemos que el Gobierno, a través del Ministerio de Educación, desarrolle un programa de etnoeducación , lo que implica una especialización de docentes y fortalecer las políticas en este ámbito”, aseguró Anton. (F)

Escuela de Formación Afro, iniciativa desde el sector civil

La reivindicación hacia la identidad del pueblo afrodescendiente viene también desde la población civil. Nila de Aguiar, líder del Movimiento Afro del Azuay, enfatizó que al no tener planteles donde se imparta la etnoeducación, se creó la Escuela de Formación Afro en abril de 2019, con el objetivo de dar a conocer y revitalizar la historia de su pueblo.

“Hemos optado por buscar alternativas para educar a nuestros hijos, esto es importante porque no podemos esperar a que el Estado tenga la voluntad, el tiempo, el recurso, el entusiasmo para implantar este proceso de educación”, dijo De Aguiar.

En la Escuela se han abordado temáticas como Identidad, Ciudadanía,Derechos y Obligaciones y Afrofeminismo, entre otros.

John Antón, antropólogo del Instituto de Altos Estudios Nacionales, IAEN, considera que debería establecerse la Dirección de Etnoeducación al interior del Ministerio de Educación y aprobarse lineamientos curriculares para la implementación de la etnoeducación afrodescendiente. (F)

Patricia Naula Herembás
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Movimientos afro y su lucha por la etnoeducación

FOTO: Miguel Arévalo El Tiempo

Líderes sociales, organizaciones y la Academia trabajan por la etnoeducación afroecuatoriana como una propuesta política para la construcción del Estado plurinacional e intercultural.

La etnoeducación, como una propuesta política del pueblo afrodescendiente para interculturalizar la nación ecuatoriana y construir un Estado plurinacional, se plantea como una vía para el fortalecimiento de la identidad del pueblo negro.

“El propósito es que los estudiantes, la sociedad mestiza, los pueblos y nacionalidades indígenas y montubias, conozcan sobre sus culturas, la historia, pero también sobre los aportes de los afrodescendientes a la construcción del Estado, para eso es la etnoeducación”, explicó John Antón, antropólogo del Instituto de Altos Estudios Nacionales.

Esta propuesta se trabaja en países de América Latina como Colombia, Perú y Bolivia. En Ecuador el movimiento se ha fortalecido a partir de iniciativas civiles y de docentes afrodescendientes que promueven el empoderamiento de su cultura.

En el Azuay, a través del Departamento de Estudios Interculturales de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Cuenca, se impulsan cinco ejes: enseñanza y estudio de la cultura y la historia afrodescendiente, formación y capacitación de docentes en etnoeducación, innovación pedagógica.

Historia
En el Ecuador, a inicios de los años 80 empieza a vislumbrarse un proceso de movilización social del pueblo afroecuatoriano, que reclama igualdad social, política y económica y fortalece su proceso identitario. La etnoeducación viene en relación a este movimiento, con dos antecedentes: en 1979 cuando se fundó el Centro de Estudios Afroecuatorianos y en 1980 cuando se creó la Pastoral Afroecuatoriana y el Movimiento Afroecuatoriano Conciencia MAE.

A partir de estas incitativas y con protagonistas como Juan García Salazar y José y Oscar Chalá se plantea la etnoeducación.

En la actualidad, el Departamento de Estudios Interculturales de la Universidad de Cuenca, el IAEN, la Fundación de Desarrollo Social y Cultural Afroecuatoriana Azúcar, la Universidad Simón Bolívar, la UNAE, la Universidad Central y la FLACSO, forman una red que impulsan modelos pedagógicos para fortalecer la identidad afroecuatoriana.

Antón señaló que además se ha planteado que en el proyecto de reforma a la Ley Orgánica de Educación Intercultural Bilingüe, haya una ampliación para que la Educación Intercultural no solo fomente la identidad nacional sino la etnoeducación.

“Proponemos que el Gobierno, a través del Ministerio de Educación, desarrolle un programa de etnoeducación , lo que implica una especialización de docentes y fortalecer las políticas en este ámbito”, aseguró Anton. (F)

Escuela de Formación Afro, iniciativa desde el sector civil

La reivindicación hacia la identidad del pueblo afrodescendiente viene también desde la población civil. Nila de Aguiar, líder del Movimiento Afro del Azuay, enfatizó que al no tener planteles donde se imparta la etnoeducación, se creó la Escuela de Formación Afro en abril de 2019, con el objetivo de dar a conocer y revitalizar la historia de su pueblo.

“Hemos optado por buscar alternativas para educar a nuestros hijos, esto es importante porque no podemos esperar a que el Estado tenga la voluntad, el tiempo, el recurso, el entusiasmo para implantar este proceso de educación”, dijo De Aguiar.

En la Escuela se han abordado temáticas como Identidad, Ciudadanía,Derechos y Obligaciones y Afrofeminismo, entre otros.

John Antón, antropólogo del Instituto de Altos Estudios Nacionales, IAEN, considera que debería establecerse la Dirección de Etnoeducación al interior del Ministerio de Educación y aprobarse lineamientos curriculares para la implementación de la etnoeducación afrodescendiente. (F)

Patricia Naula Herembás
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.