Mariela Condo: Una voz, mil voces en quichua

La cantautora de Chimborazo presenta hoy su disco de música andina en quichua.
Mariela Condo

Cuenca.- Oriunda de Cacha, provincia del Chimborazo y orgullosa de pertenecer a la cultura Puruhá, Mariela Condo (25) es una de las recientes revelaciones de la música nacional, no solo por su calidad interpretativa, sino además porque cuenta con un estilo particular y es que canta en quichua, su lengua nativa.

Esta noche presentará su primer trabajo discográfico titulado Shimi, waranka shimi o Una voz, mil voces, en el teatro México de Quito, a las 20:00.

Trayectoria

Tiene 25 años, pero ya cuenta con una importante experiencia, pues se ha presentado con varias agrupaciones y además ha formado parte de múltiples investigaciones musicales lideradas por organizaciones internacionales como CECI o Islas de Paz, así como por músicos particulares como el cuencano William Guncay.

Producto de estas exploraciones logró hacer dos discos llamados Tuhuamari y Wakama, en los qiue compartió con mujeres mayores, ya abuelitas, de algunas comunidades de Chimborazo, "cada una comunicó sus vivencias, bailó, lloró y aquellas emociones se manifestaron en canto", recuerda.

Vida

Mariela y su familia emigraron a la Capital en búsqueda de un mejor porvenir, su empeño por superarse nunca decayó y fruto de aquello es su avance en los estudios, pasó por el Conservatorio Nacional de Música y el Instituto de Música Contemporánea de la Universidad San Francisco de Quito, donde estudia actualmente.

Disco

Su primer trabajo Shimi, waranka shimi o Una voz, mil voces, utiliza diferentes elementos indígenas y contemporáneos en la instrumentación, es la combinación de estos la que caracteriza a la música que propone y como un complemento se cuenta con letras en quichua.

 

 

 

Mariela Condo: Una voz, mil voces en quichua

Mariela Condo

Cuenca.- Oriunda de Cacha, provincia del Chimborazo y orgullosa de pertenecer a la cultura Puruhá, Mariela Condo (25) es una de las recientes revelaciones de la música nacional, no solo por su calidad interpretativa, sino además porque cuenta con un estilo particular y es que canta en quichua, su lengua nativa.

Esta noche presentará su primer trabajo discográfico titulado Shimi, waranka shimi o Una voz, mil voces, en el teatro México de Quito, a las 20:00.

Trayectoria

Tiene 25 años, pero ya cuenta con una importante experiencia, pues se ha presentado con varias agrupaciones y además ha formado parte de múltiples investigaciones musicales lideradas por organizaciones internacionales como CECI o Islas de Paz, así como por músicos particulares como el cuencano William Guncay.

Producto de estas exploraciones logró hacer dos discos llamados Tuhuamari y Wakama, en los qiue compartió con mujeres mayores, ya abuelitas, de algunas comunidades de Chimborazo, "cada una comunicó sus vivencias, bailó, lloró y aquellas emociones se manifestaron en canto", recuerda.

Vida

Mariela y su familia emigraron a la Capital en búsqueda de un mejor porvenir, su empeño por superarse nunca decayó y fruto de aquello es su avance en los estudios, pasó por el Conservatorio Nacional de Música y el Instituto de Música Contemporánea de la Universidad San Francisco de Quito, donde estudia actualmente.

Disco

Su primer trabajo Shimi, waranka shimi o Una voz, mil voces, utiliza diferentes elementos indígenas y contemporáneos en la instrumentación, es la combinación de estos la que caracteriza a la música que propone y como un complemento se cuenta con letras en quichua.