Mama Negra venera a la Virgen de las Mercedes

Cholas, ashangas, champuseros, danzantes, capariches, bailan en las comparsas de la tradicional fiesta de la Mama Negra, que cada año se celebra en Latacunga. Al son de las bandas de música, van también el Ángel de la Estrella, el Capitán, el Rey Moro y el Abanderado, quienes conforman el séquito que acompaña a la anfitriona, que da nombre a esta expresión cultural.


Considerada una amalgama entre las culturas indígena, española y africana, esta festividad se hace en honor a la Virgen de Las Mercedes, a quien los devotos agradecen y piden por la  buena fortuna.


Para hoy está previsto el tradicional desfile organizado por el Gobierno Municipal de Latacunga y liderado por la Mama Negra,  que montada a caballo recorre las calles de Latacunga en un evento que atrae a miles de turistas nacionales y extranjeros.


El Comité de Festejos designó a Fernando Tinajero para representar a la Mama Negra. Acompañado de David Álvarez, el Ángel de la Estrella; Luis Rodríguez, el Rey Moro; Patricio Zambonino,  el Abanderado y Rodrigo Viteri, el Capitán.


Como parte de esta celebración, los organizadores realizaron en septiembre pasado las llamada ‘jochas’, término que proviene del kichwa y hace alusión a la contribución que se brinda a los priostes.


Patricio Zambonino fue ‘jochado’ en su domicilio. Como abanderado se comprometió a flamear el estandarte multicolor “para barrer los pecados de los devotos con la misericordia de la Virgen de las Mercedes”.


Los primeros festejos de la Mama Negra se cumplieron en septiembre y octubre por los comerciantes y devotos de la Virgen. En noviembre, esta conmemoración forma parte de las fiestas de Independencia de la ciudad de Latacunga.
La Mama Negra, personaje central de esta fiesta popular religiosa, está representada por un hombre  disfrazado de mujer. Se cubre la cabeza con un pañuelo de seda.  


En el rostro se coloca una máscara negra o café oscura, de madera tallada. Viste una blusa de colores vistosos, con encajes blancos. Sobre la espalda lleva un pañolón de seda bordado y bajo su colorida pollera, lleva una enagua blanca con encajes.


En la mano izquierda porta a su hija Baltazara,  vestida igual que ella, y en la mano derecha lleva una pera de caucho (chisguete) llena de agua y leche de burra, que lanza a los despistados en el desfile. (F)


Se tejen varias versiones sobre el
origen de esta festividad


La intercesión de la Virgen de las Mercedes para calmar la furia del volcán Cotopaxi hace varios años, es una de las versiones que se cuentan sobre el origen de la Mama Negra. Otros comentan que el festejo se instituyó en honor a la Virgen por su intercesión para liberar a un grupo de comunidades africanas que, durante la Colonia, trabajaban en las minas  en lo que hoy es Cotopaxi. Sin embargo, registros históricos señalan que la fiesta nació en 1963 cuando moradores del barrio centro decidieron celebrar como parte de    la conmemoración de la independencia de Latacunga, que se dio el 11 de noviembre 1820.


Los ‘capariches’ abren el desfile, con su colorida indumentaria y con una rústica escoba en mano barren la calle en medio del baile y dan paso a las comparsas. Le siguen los ‘ashangas’ o tiznados a quienes se los considera los maridos de la Mama Negra, a sus espaldas llevan las ‘jochas’ o regalos. Los ‘champuseros’ lucen trajes brillantes, llevan un balde del cual reparten el tradicional ‘champús’, una bebida elaborada con  harina de maíz y panela. (F)

Mama Negra venera a la Virgen de las Mercedes

Cholas, ashangas, champuseros, danzantes, capariches, bailan en las comparsas de la tradicional fiesta de la Mama Negra, que cada año se celebra en Latacunga. Al son de las bandas de música, van también el Ángel de la Estrella, el Capitán, el Rey Moro y el Abanderado, quienes conforman el séquito que acompaña a la anfitriona, que da nombre a esta expresión cultural.


Considerada una amalgama entre las culturas indígena, española y africana, esta festividad se hace en honor a la Virgen de Las Mercedes, a quien los devotos agradecen y piden por la  buena fortuna.


Para hoy está previsto el tradicional desfile organizado por el Gobierno Municipal de Latacunga y liderado por la Mama Negra,  que montada a caballo recorre las calles de Latacunga en un evento que atrae a miles de turistas nacionales y extranjeros.


El Comité de Festejos designó a Fernando Tinajero para representar a la Mama Negra. Acompañado de David Álvarez, el Ángel de la Estrella; Luis Rodríguez, el Rey Moro; Patricio Zambonino,  el Abanderado y Rodrigo Viteri, el Capitán.


Como parte de esta celebración, los organizadores realizaron en septiembre pasado las llamada ‘jochas’, término que proviene del kichwa y hace alusión a la contribución que se brinda a los priostes.


Patricio Zambonino fue ‘jochado’ en su domicilio. Como abanderado se comprometió a flamear el estandarte multicolor “para barrer los pecados de los devotos con la misericordia de la Virgen de las Mercedes”.


Los primeros festejos de la Mama Negra se cumplieron en septiembre y octubre por los comerciantes y devotos de la Virgen. En noviembre, esta conmemoración forma parte de las fiestas de Independencia de la ciudad de Latacunga.
La Mama Negra, personaje central de esta fiesta popular religiosa, está representada por un hombre  disfrazado de mujer. Se cubre la cabeza con un pañuelo de seda.  


En el rostro se coloca una máscara negra o café oscura, de madera tallada. Viste una blusa de colores vistosos, con encajes blancos. Sobre la espalda lleva un pañolón de seda bordado y bajo su colorida pollera, lleva una enagua blanca con encajes.


En la mano izquierda porta a su hija Baltazara,  vestida igual que ella, y en la mano derecha lleva una pera de caucho (chisguete) llena de agua y leche de burra, que lanza a los despistados en el desfile. (F)


Se tejen varias versiones sobre el
origen de esta festividad


La intercesión de la Virgen de las Mercedes para calmar la furia del volcán Cotopaxi hace varios años, es una de las versiones que se cuentan sobre el origen de la Mama Negra. Otros comentan que el festejo se instituyó en honor a la Virgen por su intercesión para liberar a un grupo de comunidades africanas que, durante la Colonia, trabajaban en las minas  en lo que hoy es Cotopaxi. Sin embargo, registros históricos señalan que la fiesta nació en 1963 cuando moradores del barrio centro decidieron celebrar como parte de    la conmemoración de la independencia de Latacunga, que se dio el 11 de noviembre 1820.


Los ‘capariches’ abren el desfile, con su colorida indumentaria y con una rústica escoba en mano barren la calle en medio del baile y dan paso a las comparsas. Le siguen los ‘ashangas’ o tiznados a quienes se los considera los maridos de la Mama Negra, a sus espaldas llevan las ‘jochas’ o regalos. Los ‘champuseros’ lucen trajes brillantes, llevan un balde del cual reparten el tradicional ‘champús’, una bebida elaborada con  harina de maíz y panela. (F)