Se recuerda legado de líder indígena Tránsito Amaguaña a 10 años de su muerte

Tránsito Amaguaña nació en Pesillo, Pichincha, el 10 de septiembre de 1909 y falleció a los 100 años de edad en su pueblo natal.

Mama Tránsito Amaguaña, reconocida defensora de los derechos indígenas, falleció el 10 de mayo de 2009 en Pesillo, cantón Cayambe de Pichincha,  donde había nacido el 10 de septiembre de 1909.


Ayer el Ministerio de Educación  hizo una conmemoración de la vida de  la recordada líder. “Es un reconocimiento a su lucha constante a favor de la inclusión del pueblo indígena en el sistema educativo y la aparición de la mujer indígena como ícono representativo del movimiento indígena”, señaló la cartera de Estado en su cuenta de Twitter.


Carlos Alba, nieto de mama Tránsito e Irma Gómez, directora de la Unidad Educativa Intercultural Bilingüe ‘Tránsito Amaguaña’, presentaron  un recuento del legado y la lucha de la líder.


“El  Ecuador no sería lo que es, sin la lucha de Tránsito Amaguaña, mujer gestora, que luchó por el respeto de los Derechos Humanos de la población ecuatoriana, en especial del pueblo indígena”, expresó Diego Paz Enríquez, subsecretario para la Innovación Educativa y el Buen Vivir.
“Su lucha por la igualdad y los derechos nos impulsa a seguir”, agregó.


Tránsito Amaguaña  fue una de las gestoras del movimiento indígena desde 1931 y en el 2003 recibió el Premio Nacional Eugenio Espejo.
Su vida fue un testimonio ejemplar de la labor de los movimientos indígenas campesinos en el Ecuador.
Participó en la creación de los primeros sindicatos agrícolas del país y junto a otros defensores de Derechos Humanos, fundó la Federación Ecuatoriana de Indios en el año 1944.


Promovió y conformó la cooperativa agraria como uno de los mecanismos de presión social y política para exigir al Estado la entrega de tierra para los indios.
“Nosotras que hemos sufrido, que hemos llorado, que hemos chupado las cuerizas, las garrotizas tenemos que estar unidas porque la unidad es como la mazorca si se va el grano se va la fila y si se va la fila se acaba la mazorca”, reza una de las famosas frases de la heroína indígena. (F)

Se recuerda legado de líder indígena Tránsito Amaguaña a 10 años de su muerte

Tránsito Amaguaña nació en Pesillo, Pichincha, el 10 de septiembre de 1909 y falleció a los 100 años de edad en su pueblo natal.

Mama Tránsito Amaguaña, reconocida defensora de los derechos indígenas, falleció el 10 de mayo de 2009 en Pesillo, cantón Cayambe de Pichincha,  donde había nacido el 10 de septiembre de 1909.


Ayer el Ministerio de Educación  hizo una conmemoración de la vida de  la recordada líder. “Es un reconocimiento a su lucha constante a favor de la inclusión del pueblo indígena en el sistema educativo y la aparición de la mujer indígena como ícono representativo del movimiento indígena”, señaló la cartera de Estado en su cuenta de Twitter.


Carlos Alba, nieto de mama Tránsito e Irma Gómez, directora de la Unidad Educativa Intercultural Bilingüe ‘Tránsito Amaguaña’, presentaron  un recuento del legado y la lucha de la líder.


“El  Ecuador no sería lo que es, sin la lucha de Tránsito Amaguaña, mujer gestora, que luchó por el respeto de los Derechos Humanos de la población ecuatoriana, en especial del pueblo indígena”, expresó Diego Paz Enríquez, subsecretario para la Innovación Educativa y el Buen Vivir.
“Su lucha por la igualdad y los derechos nos impulsa a seguir”, agregó.


Tránsito Amaguaña  fue una de las gestoras del movimiento indígena desde 1931 y en el 2003 recibió el Premio Nacional Eugenio Espejo.
Su vida fue un testimonio ejemplar de la labor de los movimientos indígenas campesinos en el Ecuador.
Participó en la creación de los primeros sindicatos agrícolas del país y junto a otros defensores de Derechos Humanos, fundó la Federación Ecuatoriana de Indios en el año 1944.


Promovió y conformó la cooperativa agraria como uno de los mecanismos de presión social y política para exigir al Estado la entrega de tierra para los indios.
“Nosotras que hemos sufrido, que hemos llorado, que hemos chupado las cuerizas, las garrotizas tenemos que estar unidas porque la unidad es como la mazorca si se va el grano se va la fila y si se va la fila se acaba la mazorca”, reza una de las famosas frases de la heroína indígena. (F)