La memoria de César Dávila Andrade en el arte

La obra literaria del cuencano César Dávila Andrade ha trascendido en otras artes. El teatro, la música, la pintura, el cine y las letras mantienen su memoria con  propuestas que ofrecen una nueva mirada de la universal apuesta literaria que lo caracterizaba.

La extensa obra de ‘El Fakir’ (como era conocido por su contextura en extremo delgada) fue reconocida en Hispanoamérica, principalmente en Ecuador y en Venezuela, este último país lo vio partir fuera del mundo físico.

Las creaciones del poeta, narrador y ensayista han sido evocadas a través de distintas expresiones artísticas que han permitido actualizar cada vez su memoria. Sin duda, el texto que mayor impacto ha tenido, por su fuerte contenido social, es ‘Boletín y Elegía de las Mitas’ que data de 1959. Las artes escénicas y la música son las artes que en mayor medida le han “robado” inspiración al texto.

El compositor ecuatoriano Mesías Maiguashca utilizó el texto para crear la primera cantata en 2007, mientras que el director Antonio Ordóñez montó una obra teatral con el grupo ‘Teatro Ensayo’ en 1967.

La obra de ‘El Fakir’ también trascendió al cine. En el filme ‘Entre Marx y una mujer desnuda’ (1976), inspirado en la obra de Jorque Enrique Adoum, se habla a breves rasgos sobre él. Otra de las piezas fílmicas que se centran en la obra de Dávila Andrade es ‘Cabeza de Gallo’ (1989), dirigida por Carlos Pérez Agustí.

En cuánto al teatro, su sobrino, el también escritor Jorge Dávila Vázquez, escribió la obra ‘El espejo’. Desde la plástica se hizo lo suyo con ‘Gillete’, pintura de Patricio Palomeque (1992).

Pero sin duda, el más reciente esfuerzo artístico por mantener viva la memoria del autor es la ‘Plataforma Centenario César Dávila Andrade’ (2018) impulsada por Juan Pablo Ordóñez y Mario Rodríguez quienes reunieron documentos y fotografías inéditas en la exposición ‘Álbaquía’. (F)

La memoria de César Dávila Andrade en el arte

La obra literaria del cuencano César Dávila Andrade ha trascendido en otras artes. El teatro, la música, la pintura, el cine y las letras mantienen su memoria con  propuestas que ofrecen una nueva mirada de la universal apuesta literaria que lo caracterizaba.

La extensa obra de ‘El Fakir’ (como era conocido por su contextura en extremo delgada) fue reconocida en Hispanoamérica, principalmente en Ecuador y en Venezuela, este último país lo vio partir fuera del mundo físico.

Las creaciones del poeta, narrador y ensayista han sido evocadas a través de distintas expresiones artísticas que han permitido actualizar cada vez su memoria. Sin duda, el texto que mayor impacto ha tenido, por su fuerte contenido social, es ‘Boletín y Elegía de las Mitas’ que data de 1959. Las artes escénicas y la música son las artes que en mayor medida le han “robado” inspiración al texto.

El compositor ecuatoriano Mesías Maiguashca utilizó el texto para crear la primera cantata en 2007, mientras que el director Antonio Ordóñez montó una obra teatral con el grupo ‘Teatro Ensayo’ en 1967.

La obra de ‘El Fakir’ también trascendió al cine. En el filme ‘Entre Marx y una mujer desnuda’ (1976), inspirado en la obra de Jorque Enrique Adoum, se habla a breves rasgos sobre él. Otra de las piezas fílmicas que se centran en la obra de Dávila Andrade es ‘Cabeza de Gallo’ (1989), dirigida por Carlos Pérez Agustí.

En cuánto al teatro, su sobrino, el también escritor Jorge Dávila Vázquez, escribió la obra ‘El espejo’. Desde la plástica se hizo lo suyo con ‘Gillete’, pintura de Patricio Palomeque (1992).

Pero sin duda, el más reciente esfuerzo artístico por mantener viva la memoria del autor es la ‘Plataforma Centenario César Dávila Andrade’ (2018) impulsada por Juan Pablo Ordóñez y Mario Rodríguez quienes reunieron documentos y fotografías inéditas en la exposición ‘Álbaquía’. (F)