La ‘Juana’ y el ‘Miche’ hacen de la comedia su lucha social

Los actores ecuatorianos fueron reconocidos en el marco de la XII edición del festival ‘Escenarios del Mundo’, en un acto celebrado la noche del lunes en el que mostraron parte de sus propuestas.
FOTO: Fabián Campoverde | EL TIEMPO

Ambos actores prepararon escenas de sus clásicas propuestas, ella del ‘Monólogo de la escoba’ y él, del ‘Toque del ‘Miche’.

La primera en pisar el escenario del Teatro Pumapungo fue Juana Estrella. Antes de hacerlo, amparada en la sombra detrás del telón, hizo ejercicios de respiración para concentrarse.

Nada parecía perturbarla, ni los aplausos de un teatro lleno que la recibió esa noche; aunque  ella dice que es por los 30 años de experiencia que tiene sobre las tablas.  

El monólogo, basado en el semanario humorístico cuencano de la década de los ‘60, en el que se satirizaba la vida ‘morlaca’, sus personajes, las costumbres y tradiciones cuencanas, sumado a algunos hechos contemporáneos, dejó claro que mantiene una línea crítica y una mentalidad abierta que pretende alejar los prejuicios, educar y mostrar, por ejemplo, que la mujer no es un objeto.

Cada escena y cada línea del texto humorístico, pronunciadas por la serie de personajes que la actriz interpretó, acompañada en muchos de los casos de su cuencanísimo acento, eran seguidos de las carcajadas del público, a quienes en el fondo invitó a reflexionar sobre el contenido de la dramaturgia, que por cierto estuvo a cargo del cuencano Juan Andrade Polo, el director del festival. Luego de 40 minutos de actuación, la actriz salió ovacionada por el público.


Máscaras
Unos cinco minutos después, Carlos Michelena deslumbró con un baile llenó de energía que fue acompañado por los aplausos de la gente. Así empezó.

Le siguió su propuesta irreverente, contestataria, reflexiva y directa. Como cuando se dice enemigo de las nuevas tecnologías, a las que mira como formas de dominio y control de masas; o la falta de respeto por los adultos mayores; por el irrespeto a la trayectoria; o la corrupción mezclada con la política y otras instituciones del Estado.

En su maleta guarda máscaras de los gobernantes a los que ha “enfrentado” con su sátira humorística, la misma que se convierte en dramaturgia gracias, como él mismo dice, al contacto con la gente en el bus y en la calle. (F)

Con arte, el festival rindió  homenaje a los dos actores ecuatorianos

El director del festival ‘Escenarios del Mundo’, Juan Andrade Polo, encomió la labor y la trayectoria de la actriz cuencana y del actor quiteño, una vez terminadas sus respectivas presentaciones en el Teatro Pumapungo, la noche del lunes.

Como ya es costumbre, el encuentro escénico reconoce la labor de teatreros que se han destacado en el ámbito nacional, y que incluso se mantienen vigentes sobre las tablas.

Andrade agregó que la intención ha sido decirles “lo mucho que les admiramos, queremos y felicitamos por su talento y creatividad, por la entrega de tantos años y, sobre todo, por la autenticidad de su voz en las tablas”.

El director entregó una pintura a cada uno, las mismas que fueron plasmadas por el artista Gustavo López. Adicionalmente se les entregó pergaminos y obsequios. La edición XI del festival, en el 2017, hizo un reconocimiento a ‘Las Marujitas’ y al actor quiteño Francisco ‘Pancho’ Aguirre, quienes también se presentaron. (I)

La ‘Juana’ y el ‘Miche’ hacen de la comedia su lucha social

FOTO: Fabián Campoverde | EL TIEMPO

Ambos actores prepararon escenas de sus clásicas propuestas, ella del ‘Monólogo de la escoba’ y él, del ‘Toque del ‘Miche’.

La primera en pisar el escenario del Teatro Pumapungo fue Juana Estrella. Antes de hacerlo, amparada en la sombra detrás del telón, hizo ejercicios de respiración para concentrarse.

Nada parecía perturbarla, ni los aplausos de un teatro lleno que la recibió esa noche; aunque  ella dice que es por los 30 años de experiencia que tiene sobre las tablas.  

El monólogo, basado en el semanario humorístico cuencano de la década de los ‘60, en el que se satirizaba la vida ‘morlaca’, sus personajes, las costumbres y tradiciones cuencanas, sumado a algunos hechos contemporáneos, dejó claro que mantiene una línea crítica y una mentalidad abierta que pretende alejar los prejuicios, educar y mostrar, por ejemplo, que la mujer no es un objeto.

Cada escena y cada línea del texto humorístico, pronunciadas por la serie de personajes que la actriz interpretó, acompañada en muchos de los casos de su cuencanísimo acento, eran seguidos de las carcajadas del público, a quienes en el fondo invitó a reflexionar sobre el contenido de la dramaturgia, que por cierto estuvo a cargo del cuencano Juan Andrade Polo, el director del festival. Luego de 40 minutos de actuación, la actriz salió ovacionada por el público.


Máscaras
Unos cinco minutos después, Carlos Michelena deslumbró con un baile llenó de energía que fue acompañado por los aplausos de la gente. Así empezó.

Le siguió su propuesta irreverente, contestataria, reflexiva y directa. Como cuando se dice enemigo de las nuevas tecnologías, a las que mira como formas de dominio y control de masas; o la falta de respeto por los adultos mayores; por el irrespeto a la trayectoria; o la corrupción mezclada con la política y otras instituciones del Estado.

En su maleta guarda máscaras de los gobernantes a los que ha “enfrentado” con su sátira humorística, la misma que se convierte en dramaturgia gracias, como él mismo dice, al contacto con la gente en el bus y en la calle. (F)

Con arte, el festival rindió  homenaje a los dos actores ecuatorianos

El director del festival ‘Escenarios del Mundo’, Juan Andrade Polo, encomió la labor y la trayectoria de la actriz cuencana y del actor quiteño, una vez terminadas sus respectivas presentaciones en el Teatro Pumapungo, la noche del lunes.

Como ya es costumbre, el encuentro escénico reconoce la labor de teatreros que se han destacado en el ámbito nacional, y que incluso se mantienen vigentes sobre las tablas.

Andrade agregó que la intención ha sido decirles “lo mucho que les admiramos, queremos y felicitamos por su talento y creatividad, por la entrega de tantos años y, sobre todo, por la autenticidad de su voz en las tablas”.

El director entregó una pintura a cada uno, las mismas que fueron plasmadas por el artista Gustavo López. Adicionalmente se les entregó pergaminos y obsequios. La edición XI del festival, en el 2017, hizo un reconocimiento a ‘Las Marujitas’ y al actor quiteño Francisco ‘Pancho’ Aguirre, quienes también se presentaron. (I)