El artista Juan Pablo Ordóñez pasea su arte por Portugal

El artista y curador de arte cuencano residirá desde esta semana en la ciudad de Lisboa a donde ha llevado proyectos que le han dado fama internacional, con obras propuestas como ‘Lectura Pública’, y nacional, con ‘Plataforma Centenario César Dávila Andrade’, que rinde homenaje al poeta.
Instalación de la obra ‘Lectura Pública’, que formó parte del Festival de Arte Acción Cuenca, FAAC, llevado a cabo en octubre de 2015 en la Sala Proceso de la CCENA.
FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

El curador y artista cuencano Juan Pablo Ordóñez llevará su arte a Lisboa, Portugal, ciudad en la que residirá, al menos, los próximos dos años.

Pese a la tristeza y la desazón que siente al alejarse de la tierra en la que nunca ha expuesto su obra, lleva en sus maletas “la esperanza de lograr de que las jóvenes promesas del arte contemporáneo cuencano expongan en Europa”.

Mientras tanto, el 11 de mayo expondrá ‘Never the less’, que se deriva de su obra ‘Lectura Pública’ y que ha sido curada por el comisario de arte y cineasta colombiano Andrés Jurado. En ella, la propuesta ‘Lectura Pública’ pasa del performance, en el que había trabajado Ordóñez, a tener una visión desde el teatro.

En ‘Lectura Pública’ Ordóñez saca a relucir AMAME, el Archivo de la Memoria Audiovisual de la Migracion Ecuatoriana, que consiste en la recopilación audiovisual de unas 400 horas, en código de video-cartas, enviadas por migrantes de unos 11 paises desde la década de 1970 y que esta acargo de ‘Ñukanchik People’ proyecto de Ordóñez junto con Melina Wazhima.

Días más tarde, el 16 de mayo, en la misma ciudad, el proyecto se expondrá paralelamente en otra galería de la ciudad. No es la primera vez que la obra de Ordóñez se expone fuera el país, antes ya estuvo en Brasil, Italia, Colombia y en ciudades como Quito y Guayaquil, en las que, según el cuencano, ha tenido mayor visibilidad.

Propuestas
El último trabajo de Ordóñez en el país, fue el desarrollado en la ‘Plataforma Centenario César Dávila Andrade’ un proyecto totalmente independiente con el que rindieron homenaje al escritor y poeta cuencano. Este material también lo acompañará en su viaje, es decir, documentos, libros, fotografías, cartas y otros objetos que configuraron la muestra que reveló la vida de ‘el Fakir’ como era conocido Dávila Andrade.

Para Ordóñez esta muestra también es clave, pues quiere girarla por Europa, aunque por ahora no tenga fechas definidas.
A esta iniciativa se suma el interés de llevar obras de jóvenes promesas del arte contemporáneo cuencano a Lisboa para que se exhiban.

Trayectoria
Ordóñez se vinculó con el arte en 1999 (trayectoria que hoy forma parte de la exposición ‘Amarillo, Azul y Roto’ que está montada en el Centro de Arte Contemporáneo, CAC, de Quito, y en la que se hace una retrospectiva del arte ecuatoriano de la década de 1990) y desde entonces no ha parado llegando a ganar, en 2007, la novena edición de la Bienal de Cuenca.

En la actualidad, Ordóñez es curador de arte, trabajo que ha desempeñado con un sinnúmero de obras de artistas nacionales. Además, ha formado parte de reconocidos espacios y proyectos como la ‘Sala Proceso’ de la CCE, en ‘Cuerpo Pacífico’ y de la ‘Arte Factoría’.
Su anhelo es que las cosas dentro del ámbito cultural en Cuenca cambien, deseo que surge al recordar la ocasión en la que como curador de la ‘Difícil de leer, entre mi luto y mi fantasma’ de Marco Alvarado. Fue censurado en esta ciudad en noviembre de 2017. (F)

Fabián Campoverde S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El artista Juan Pablo Ordóñez pasea su arte por Portugal

Instalación de la obra ‘Lectura Pública’, que formó parte del Festival de Arte Acción Cuenca, FAAC, llevado a cabo en octubre de 2015 en la Sala Proceso de la CCENA.
FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

El curador y artista cuencano Juan Pablo Ordóñez llevará su arte a Lisboa, Portugal, ciudad en la que residirá, al menos, los próximos dos años.

Pese a la tristeza y la desazón que siente al alejarse de la tierra en la que nunca ha expuesto su obra, lleva en sus maletas “la esperanza de lograr de que las jóvenes promesas del arte contemporáneo cuencano expongan en Europa”.

Mientras tanto, el 11 de mayo expondrá ‘Never the less’, que se deriva de su obra ‘Lectura Pública’ y que ha sido curada por el comisario de arte y cineasta colombiano Andrés Jurado. En ella, la propuesta ‘Lectura Pública’ pasa del performance, en el que había trabajado Ordóñez, a tener una visión desde el teatro.

En ‘Lectura Pública’ Ordóñez saca a relucir AMAME, el Archivo de la Memoria Audiovisual de la Migracion Ecuatoriana, que consiste en la recopilación audiovisual de unas 400 horas, en código de video-cartas, enviadas por migrantes de unos 11 paises desde la década de 1970 y que esta acargo de ‘Ñukanchik People’ proyecto de Ordóñez junto con Melina Wazhima.

Días más tarde, el 16 de mayo, en la misma ciudad, el proyecto se expondrá paralelamente en otra galería de la ciudad. No es la primera vez que la obra de Ordóñez se expone fuera el país, antes ya estuvo en Brasil, Italia, Colombia y en ciudades como Quito y Guayaquil, en las que, según el cuencano, ha tenido mayor visibilidad.

Propuestas
El último trabajo de Ordóñez en el país, fue el desarrollado en la ‘Plataforma Centenario César Dávila Andrade’ un proyecto totalmente independiente con el que rindieron homenaje al escritor y poeta cuencano. Este material también lo acompañará en su viaje, es decir, documentos, libros, fotografías, cartas y otros objetos que configuraron la muestra que reveló la vida de ‘el Fakir’ como era conocido Dávila Andrade.

Para Ordóñez esta muestra también es clave, pues quiere girarla por Europa, aunque por ahora no tenga fechas definidas.
A esta iniciativa se suma el interés de llevar obras de jóvenes promesas del arte contemporáneo cuencano a Lisboa para que se exhiban.

Trayectoria
Ordóñez se vinculó con el arte en 1999 (trayectoria que hoy forma parte de la exposición ‘Amarillo, Azul y Roto’ que está montada en el Centro de Arte Contemporáneo, CAC, de Quito, y en la que se hace una retrospectiva del arte ecuatoriano de la década de 1990) y desde entonces no ha parado llegando a ganar, en 2007, la novena edición de la Bienal de Cuenca.

En la actualidad, Ordóñez es curador de arte, trabajo que ha desempeñado con un sinnúmero de obras de artistas nacionales. Además, ha formado parte de reconocidos espacios y proyectos como la ‘Sala Proceso’ de la CCE, en ‘Cuerpo Pacífico’ y de la ‘Arte Factoría’.
Su anhelo es que las cosas dentro del ámbito cultural en Cuenca cambien, deseo que surge al recordar la ocasión en la que como curador de la ‘Difícil de leer, entre mi luto y mi fantasma’ de Marco Alvarado. Fue censurado en esta ciudad en noviembre de 2017. (F)

Fabián Campoverde S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.