El Cápac Ñan: una huella del imperio inca

En la Tomebamba inca, actual ciudad de Cuenca, tres caminos estaban ligados a la ruta del Tawantinsuyu:  las avenidas Huayna Cápac, Solano y la Loja. En Azuay, la red vial atraviesa el Cajas, Oña y Nabón.


Una vía empedrada de unos cuantos metros de ancho, gradas que llegan hasta alturas de más de 4.500 metros, caminos sobre el agua y puentes que cruzan caudalosos ríos. Chasquis llevando mensajes en hilos anudados denominados quipus, de un extremo a otro del imperio.


Es el Cápac Ñan, la red vial más importante del Tawantinsuyu, donde todos los caminos se conectaban con el Cuzco, la capital imperial, lo que permitió la integración de los pueblos.


En el territorio ecuatoriano, los vestigios arqueológicos del Camino del Inca, recorren la región interandina. Por Cañar atraviesa lugares como Paredones, Culebrillas, Ingapirca, Cojitambo y Pachamama. En Azuay cruza el Cajas, Oña y Nabón, donde las ruinas de Dumapara aún conservan un trazado del camino inca, pues se evidencian rocas labradas, que forman muros y parte del sendero.


Antigua Tomebamba
En la antigua Tomebamba, actual ciudad de Cuenca, el Cápac Ñan ingresaba por la que es actualmente la Calle Vieja, seguía por la plaza de El Rollo y la Huayna Cápac. Así lo señala el arqueólogo Jaime Idrovo, quien ha efectuado prospecciones y excavaciones desde los ‘80.


En la antigua Tomebamba habían tres caminos principales ligados al Cápac Ñan, uno es la actual avenida Huayna Cápac que sube por Gapal y toma hacia el sur; otro es la avenida Solano que va hacia Turi; y la tercera es la avenida Loja, que era un camino incaico y va hasta el sector de Tarqui, allí se unen las tres vías y luego se dividen en dos vertientes, una va por la Cordillera Oriental y otra por la Occidental y así van en paralelo hasta llegar al norte peruano a la Sierra de Cajamarca, donde nuevamente se unen y forman una sola arteria, explicó Idrovo en una entrevista.


El  investigador relata que la vía de ingreso a la ciudad del Tomebamba  “era importante, porque la plaza de El Rollo era un lugar donde se ejecutaba a los delincuentes y los cuerpos quedaban expuestos, para que la gente que entraba y salía de la ciudad sepa que había autoridad”.
El Cápac Ñan o Qhapaq Ñan en kichwa, fue incluido en la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO en el 2014, engloba a la red vial principal y los caminos secundarios de seis países: Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile.


Lugares
La red caminera salía del Cuzco en cuatro direcciones; al norte, Chinchaysuyu, ocupado por  quechuas, yungas, chibchas y pastos; al sureste, Collasuyu, ocupado por aymaras y qollas; el Contisuyu, al suroeste ocupado por pukinas, y el Antisuyu, al oriente, ocupado por los antis, las poblaciones nativas de la Amazonía.


En este espacio se enlazaron más de 30.000 kilómetros de caminos, con lugares de alojamiento o ‘tambos’, centros y almacenes para productos. Esto sirvió para la integración política, administrativa, socioeconómica y cultural del imperio incaico. (F)

El Cápac Ñan: una huella del imperio inca

En la Tomebamba inca, actual ciudad de Cuenca, tres caminos estaban ligados a la ruta del Tawantinsuyu:  las avenidas Huayna Cápac, Solano y la Loja. En Azuay, la red vial atraviesa el Cajas, Oña y Nabón.


Una vía empedrada de unos cuantos metros de ancho, gradas que llegan hasta alturas de más de 4.500 metros, caminos sobre el agua y puentes que cruzan caudalosos ríos. Chasquis llevando mensajes en hilos anudados denominados quipus, de un extremo a otro del imperio.


Es el Cápac Ñan, la red vial más importante del Tawantinsuyu, donde todos los caminos se conectaban con el Cuzco, la capital imperial, lo que permitió la integración de los pueblos.


En el territorio ecuatoriano, los vestigios arqueológicos del Camino del Inca, recorren la región interandina. Por Cañar atraviesa lugares como Paredones, Culebrillas, Ingapirca, Cojitambo y Pachamama. En Azuay cruza el Cajas, Oña y Nabón, donde las ruinas de Dumapara aún conservan un trazado del camino inca, pues se evidencian rocas labradas, que forman muros y parte del sendero.


Antigua Tomebamba
En la antigua Tomebamba, actual ciudad de Cuenca, el Cápac Ñan ingresaba por la que es actualmente la Calle Vieja, seguía por la plaza de El Rollo y la Huayna Cápac. Así lo señala el arqueólogo Jaime Idrovo, quien ha efectuado prospecciones y excavaciones desde los ‘80.


En la antigua Tomebamba habían tres caminos principales ligados al Cápac Ñan, uno es la actual avenida Huayna Cápac que sube por Gapal y toma hacia el sur; otro es la avenida Solano que va hacia Turi; y la tercera es la avenida Loja, que era un camino incaico y va hasta el sector de Tarqui, allí se unen las tres vías y luego se dividen en dos vertientes, una va por la Cordillera Oriental y otra por la Occidental y así van en paralelo hasta llegar al norte peruano a la Sierra de Cajamarca, donde nuevamente se unen y forman una sola arteria, explicó Idrovo en una entrevista.


El  investigador relata que la vía de ingreso a la ciudad del Tomebamba  “era importante, porque la plaza de El Rollo era un lugar donde se ejecutaba a los delincuentes y los cuerpos quedaban expuestos, para que la gente que entraba y salía de la ciudad sepa que había autoridad”.
El Cápac Ñan o Qhapaq Ñan en kichwa, fue incluido en la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO en el 2014, engloba a la red vial principal y los caminos secundarios de seis países: Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile.


Lugares
La red caminera salía del Cuzco en cuatro direcciones; al norte, Chinchaysuyu, ocupado por  quechuas, yungas, chibchas y pastos; al sureste, Collasuyu, ocupado por aymaras y qollas; el Contisuyu, al suroeste ocupado por pukinas, y el Antisuyu, al oriente, ocupado por los antis, las poblaciones nativas de la Amazonía.


En este espacio se enlazaron más de 30.000 kilómetros de caminos, con lugares de alojamiento o ‘tambos’, centros y almacenes para productos. Esto sirvió para la integración política, administrativa, socioeconómica y cultural del imperio incaico. (F)