Final de certamen nacional de ópera será en noviembre

La primera edición del ‘Ecuador Opera Competition’ llega a su etapa final. Un recital en el Teatro Casa de la Cultura será la prueba final a la que serán expuestos 15 jóvenes talentos,  quienes serán observados por un jurado internacional.


El certamen tiene la firma de la Corporación Cultural DIZA, del galardonado cantante lírico cuencano Diego Zamora, y contará con la presencia de los reconocidos maestros: Alejandra Malvino del Teatro Colón de Buenos Aires, Argentina; Carlos Aransay del Royal Opera House de Inglaterra, y Ricardo Estrada del Liceu de Barcelona, España.


Ellos no solo serán los encargados de escoger a los mejores cantantes de las tres categorías del concurso, también dictarán talleres abiertos de canto.
Diego Zamora, director de DIZA, señaló que las capacitaciones comenzarán el 21 de noviembre y tiene la finalidad de que profesionales y no profesionales del canto pulan su técnica.


Por el momento, no se receptan inscripciones, sin embargo, a través de la página de Facebook de la corporación DIZA es posible hacer una pre-inscripción a los talleres cuyo valor aún no se ha definido.


La gala final tendrá lugar el 26 de noviembre a las 20:00 en el Teatro Casa de la Cultura con acompañamiento de piano. Tres días después, el 29, los ganadores brindarán un concierto en compañía de la Orquesta Sinfónica de Cuenca.


Ambos eventos tendrán costo, el primero de cinco dólares y el segundo de 10. A decir de Zamora, es necesario compensar la autogestión que han tenido que generar para sacar adelante el proyecto.


Previamente, el certamen se presentó a nivel nacional con cuatro conciertos en Quito, Cuenca, Guayaquil y Loja. Luego de ello, 62 cantantes de todo el país se inscribieron para el certamen, de los cuales 30 disputaron las semifinales.


De estos, solo quedaron 15, entre ellos una cantante cuencana perteneciente a la Corporación DIZA.
Para Zamora es vital fortalecer la presencia del canto lírico ecuatoriano en los circuitos internacionales para demostrar “que capacidad hay, lo que falta es apoyo institucional”. (F)

Final de certamen nacional de ópera será en noviembre

La primera edición del ‘Ecuador Opera Competition’ llega a su etapa final. Un recital en el Teatro Casa de la Cultura será la prueba final a la que serán expuestos 15 jóvenes talentos,  quienes serán observados por un jurado internacional.


El certamen tiene la firma de la Corporación Cultural DIZA, del galardonado cantante lírico cuencano Diego Zamora, y contará con la presencia de los reconocidos maestros: Alejandra Malvino del Teatro Colón de Buenos Aires, Argentina; Carlos Aransay del Royal Opera House de Inglaterra, y Ricardo Estrada del Liceu de Barcelona, España.


Ellos no solo serán los encargados de escoger a los mejores cantantes de las tres categorías del concurso, también dictarán talleres abiertos de canto.
Diego Zamora, director de DIZA, señaló que las capacitaciones comenzarán el 21 de noviembre y tiene la finalidad de que profesionales y no profesionales del canto pulan su técnica.


Por el momento, no se receptan inscripciones, sin embargo, a través de la página de Facebook de la corporación DIZA es posible hacer una pre-inscripción a los talleres cuyo valor aún no se ha definido.


La gala final tendrá lugar el 26 de noviembre a las 20:00 en el Teatro Casa de la Cultura con acompañamiento de piano. Tres días después, el 29, los ganadores brindarán un concierto en compañía de la Orquesta Sinfónica de Cuenca.


Ambos eventos tendrán costo, el primero de cinco dólares y el segundo de 10. A decir de Zamora, es necesario compensar la autogestión que han tenido que generar para sacar adelante el proyecto.


Previamente, el certamen se presentó a nivel nacional con cuatro conciertos en Quito, Cuenca, Guayaquil y Loja. Luego de ello, 62 cantantes de todo el país se inscribieron para el certamen, de los cuales 30 disputaron las semifinales.


De estos, solo quedaron 15, entre ellos una cantante cuencana perteneciente a la Corporación DIZA.
Para Zamora es vital fortalecer la presencia del canto lírico ecuatoriano en los circuitos internacionales para demostrar “que capacidad hay, lo que falta es apoyo institucional”. (F)