Esther Goris, una gran actriz

En un diálogo informal, la actriz argentina Esther Goris, quien personifica a Coco Chanel en la obra Coco de París, dijo que está maravillada de Cuenca, y la considera como una ciudad encantadora.
La actriz Esther Goris durante su entrevista con este Diario.

Cuenca. Espontánea, expresiva, elegante, al lucir siempre un sombrero se proyecta la actriz de 45 años, quien como si fuera ayer recordó que a través de un documental vio la vida de Coco Chanel y fue ahí cuando nació la idea de dar a conocer este personaje.
 

Esther cruza sus piernas, se acomoda en el sofá del hotel en que está hospedada y manifiesta que en cada actuación, que realiza durante estos 26 años, lo que hace es mostrar el alma, “y hablar por todos aquellos que no lo pueden hacer a través de la actuación”.
 

La actriz hace una pausa y comenta que en sus viajes siempre lleva las fotos de sus padres, como símbolo de lo más preciado que tiene en la vida, al igual indicó que otro de sus hábitos es antes de salir al escenario leer un poema o escuchar alguna canción del personaje que va a interpretar.
 

Por otro lado, Esther mencionó que tiene cuatro filmes que rodará en el futuro: Ni Dios, ni patrón, ni marido, Paco, que se refiere a una droga de Argentina, Dormir al sol y un filme sobre los Derechos Humanos que será para la BBC de Londres.
 

Con alegría, la actriz señaló que hacer cine le permite estar en la memoria del público al ser un formato que se puede guardar, en cambio en el teatro puede sentir las emociones de cerca de sus espectadores, por lo que siempre hará las dos cosas, tras manifestar que en Ecuador se podrá ver muy pronto su película sobre Eva Perón.

Esther Goris, una gran actriz

La actriz Esther Goris durante su entrevista con este Diario.

Cuenca. Espontánea, expresiva, elegante, al lucir siempre un sombrero se proyecta la actriz de 45 años, quien como si fuera ayer recordó que a través de un documental vio la vida de Coco Chanel y fue ahí cuando nació la idea de dar a conocer este personaje.
 

Esther cruza sus piernas, se acomoda en el sofá del hotel en que está hospedada y manifiesta que en cada actuación, que realiza durante estos 26 años, lo que hace es mostrar el alma, “y hablar por todos aquellos que no lo pueden hacer a través de la actuación”.
 

La actriz hace una pausa y comenta que en sus viajes siempre lleva las fotos de sus padres, como símbolo de lo más preciado que tiene en la vida, al igual indicó que otro de sus hábitos es antes de salir al escenario leer un poema o escuchar alguna canción del personaje que va a interpretar.
 

Por otro lado, Esther mencionó que tiene cuatro filmes que rodará en el futuro: Ni Dios, ni patrón, ni marido, Paco, que se refiere a una droga de Argentina, Dormir al sol y un filme sobre los Derechos Humanos que será para la BBC de Londres.
 

Con alegría, la actriz señaló que hacer cine le permite estar en la memoria del público al ser un formato que se puede guardar, en cambio en el teatro puede sentir las emociones de cerca de sus espectadores, por lo que siempre hará las dos cosas, tras manifestar que en Ecuador se podrá ver muy pronto su película sobre Eva Perón.