Escuela de Formación Afro revitaliza la historia

La memoria de lucha, resistencia y de aportes del pueblo negro, que no se cuentan o permanecen olvidados, se enseñan a niños, jóvenes y adultos; cada sábado asisten a los talleres que se dictan en la Casa del Migrante, como parte de las actividades que cumple el Movimiento Afro del Azuay.
Nila de Aguiar y Mama Yama, líderes del Movimiento Afro del Azuay, en una clase de la Escuela de Formación.
FOTO: Patricia Naula EL TIEMPO

Que Alonso de Illescas fue uno de los líderes cimarrones más importantes o que Ecuador acoge el primer palenque libre de América del pueblo negro, son historias que “no se cuentan o que permanecen olvidadas”. Según Nila de Aguiar, líder del Movimiento Afro del Azuay, para dar a conocer estos y otros aportes históricos de la población afrodescendiente se decidió dar inicio a la Escuela de Formación Afro.

“Uno de los objetivos es que los jóvenes que asisten sean un eje de transformación y que mañana puedan desenvolverse en diferentes espacios y trabajar para el desarrollo de nuestra comunidad”, aseguró la líder.

Desde el pasado 27 de abril, unas 30 personas asisten cada sábado de 15:00 a 18:00 a las clases que se dictan en la Casa del Migrante, ubicada en las calles Honorato Vásquez y Juan Jaramillo.

Con invitados como Heriberto López y Deyanira López, en este espacio se han abordado diferentes temáticas como Identidad, Ciudadanía, Derechos y Obligaciones, Educación y Afrofeminismo, entre otros.

Necesidad
Mama Yama, líder del Movimiento Afro, subrayó que la Escuela se hace necesaria para “conocer la situación de la población afro, saber hacia dónde caminamos y lo más importante, la formación como ser humano”.

Por ello, la escuela no está dirigida únicamente al pueblo negro. “Cuando hablamos de Alonso de Illescas no hablamos del héroe negro, sino del héroe ecuatoriano, la historia negra no es ajena a la historia del Ecuador, es por eso que este espacio es para todos quienes quieran aprender”, indicó Nila de Aguiar.

Además, es de carácter intergeneracional e inclusivo, pues asisten niños, jóvenes y adultos mayores entre quienes se da un intercambio de saberes.

El Movimiento Afro del Azuay, una organización sin fines de lucro, trabaja con el apoyo de la Secretaría Nacional de Gestión de la Política y del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, CPCCS.

Precisamente, del pasado sábado en el taller se contó con la presencia del couch Esteban Avilés, coordinador zonal 6 de la Secretaría Nacional de Gestión de la Política, quien abordó el tema de la programación neurolingüística y compartió herramientas y técnicas para enfrentar los conflictos. “Aportamos con nuestro granito de arena para quienes quieran enriquecer sus conocimientos, pues esto les va a servir en su vida diaria”, indicó el experto.

Con el CPCCS, la materia de estudio se ha centrado en ciudadanía, derechos y reparaciones.

En el marco de estas cooperaciones, Nila de Aguiar informó que están en conversaciones con la Secretaría Nacional de Gestión de la Política y otras instancias para concertar apoyo y poder visitar en noviembre próximo, el primer palenque libre de América, que se encuentra en Portete, isla ubicada entre Esmeraldas y Manabí, donde llegaron los primeros afrodescendientes al Ecuador. (F)

DATOS
-Grupo. Unas 30 personas asisten cada sábado a los talleres que se imparten en la Casa del Migrante entre las 15:00 y 18:00.
-Trabajo. En el Módulo 1 se abordó el tema de Identidad. El Módulo 2 trató sobre Participación Ciudadana y el Módulo 3 sobre Afrofeminismo.
-Proyecto. La Escuela de Formación Afro, que inició el 27 de abril, concluirá su primera parte en junio y se retomará en octubre, mes de pueblo negro.

Afrofeminismo, una lucha con bandera propia para el movimiento

Hablar de la lucha por los derechos de las mujeres negras es hablar de una batalla propia. Mama Yama, líder del Movimiento Afro del Azuay, se refirió a una doble discriminación: por ser mujeres y por ser negras.

“En el afrofeminismo tenemos nuestra propia bandera, porque recordemos que cuando las mujeres no negras ya luchaban por una igualdad, las mujeres negras tenían que decir primero ‘Aquí estamos’, conseguir ser visibilizadas y a partir de ahí, empezar a trabajar dentro del movimiento de mujeres”, manifestó Mama Yama.

Este tema fue abordado en uno de los módulos de la Escuela de Formación Afro.

El pasado 11 de mayo, la especialista Deyanira López recordó la historia de Sojourner Truth, quien marcó el inicio del afrofeminismo con su discurso ¿No soy yo una mujer?, que fue pronunciado en 1851 en la Convención de los derechos de la Mujer de Ohio. En su ponencia, López señaló que “era curioso que cuando las mujeres en EE.UU. estaban reclamando el derecho al voto, tenían a mujeres negras como esclavas”. (F)

Patricia Naula Herembás
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escuela de Formación Afro revitaliza la historia

Nila de Aguiar y Mama Yama, líderes del Movimiento Afro del Azuay, en una clase de la Escuela de Formación.
FOTO: Patricia Naula EL TIEMPO

Que Alonso de Illescas fue uno de los líderes cimarrones más importantes o que Ecuador acoge el primer palenque libre de América del pueblo negro, son historias que “no se cuentan o que permanecen olvidadas”. Según Nila de Aguiar, líder del Movimiento Afro del Azuay, para dar a conocer estos y otros aportes históricos de la población afrodescendiente se decidió dar inicio a la Escuela de Formación Afro.

“Uno de los objetivos es que los jóvenes que asisten sean un eje de transformación y que mañana puedan desenvolverse en diferentes espacios y trabajar para el desarrollo de nuestra comunidad”, aseguró la líder.

Desde el pasado 27 de abril, unas 30 personas asisten cada sábado de 15:00 a 18:00 a las clases que se dictan en la Casa del Migrante, ubicada en las calles Honorato Vásquez y Juan Jaramillo.

Con invitados como Heriberto López y Deyanira López, en este espacio se han abordado diferentes temáticas como Identidad, Ciudadanía, Derechos y Obligaciones, Educación y Afrofeminismo, entre otros.

Necesidad
Mama Yama, líder del Movimiento Afro, subrayó que la Escuela se hace necesaria para “conocer la situación de la población afro, saber hacia dónde caminamos y lo más importante, la formación como ser humano”.

Por ello, la escuela no está dirigida únicamente al pueblo negro. “Cuando hablamos de Alonso de Illescas no hablamos del héroe negro, sino del héroe ecuatoriano, la historia negra no es ajena a la historia del Ecuador, es por eso que este espacio es para todos quienes quieran aprender”, indicó Nila de Aguiar.

Además, es de carácter intergeneracional e inclusivo, pues asisten niños, jóvenes y adultos mayores entre quienes se da un intercambio de saberes.

El Movimiento Afro del Azuay, una organización sin fines de lucro, trabaja con el apoyo de la Secretaría Nacional de Gestión de la Política y del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, CPCCS.

Precisamente, del pasado sábado en el taller se contó con la presencia del couch Esteban Avilés, coordinador zonal 6 de la Secretaría Nacional de Gestión de la Política, quien abordó el tema de la programación neurolingüística y compartió herramientas y técnicas para enfrentar los conflictos. “Aportamos con nuestro granito de arena para quienes quieran enriquecer sus conocimientos, pues esto les va a servir en su vida diaria”, indicó el experto.

Con el CPCCS, la materia de estudio se ha centrado en ciudadanía, derechos y reparaciones.

En el marco de estas cooperaciones, Nila de Aguiar informó que están en conversaciones con la Secretaría Nacional de Gestión de la Política y otras instancias para concertar apoyo y poder visitar en noviembre próximo, el primer palenque libre de América, que se encuentra en Portete, isla ubicada entre Esmeraldas y Manabí, donde llegaron los primeros afrodescendientes al Ecuador. (F)

DATOS
-Grupo. Unas 30 personas asisten cada sábado a los talleres que se imparten en la Casa del Migrante entre las 15:00 y 18:00.
-Trabajo. En el Módulo 1 se abordó el tema de Identidad. El Módulo 2 trató sobre Participación Ciudadana y el Módulo 3 sobre Afrofeminismo.
-Proyecto. La Escuela de Formación Afro, que inició el 27 de abril, concluirá su primera parte en junio y se retomará en octubre, mes de pueblo negro.

Afrofeminismo, una lucha con bandera propia para el movimiento

Hablar de la lucha por los derechos de las mujeres negras es hablar de una batalla propia. Mama Yama, líder del Movimiento Afro del Azuay, se refirió a una doble discriminación: por ser mujeres y por ser negras.

“En el afrofeminismo tenemos nuestra propia bandera, porque recordemos que cuando las mujeres no negras ya luchaban por una igualdad, las mujeres negras tenían que decir primero ‘Aquí estamos’, conseguir ser visibilizadas y a partir de ahí, empezar a trabajar dentro del movimiento de mujeres”, manifestó Mama Yama.

Este tema fue abordado en uno de los módulos de la Escuela de Formación Afro.

El pasado 11 de mayo, la especialista Deyanira López recordó la historia de Sojourner Truth, quien marcó el inicio del afrofeminismo con su discurso ¿No soy yo una mujer?, que fue pronunciado en 1851 en la Convención de los derechos de la Mujer de Ohio. En su ponencia, López señaló que “era curioso que cuando las mujeres en EE.UU. estaban reclamando el derecho al voto, tenían a mujeres negras como esclavas”. (F)

Patricia Naula Herembás
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.