El arte de la filatelia se toma tres salas de Pumapungo

Visitantes recorren la sala del museo en las que se exhiben las colecciones de los filatelistas de Latinoamérica.
FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

Colecciones de 46 filatelistas de Latinoamerica se reúnen en la XIII muestra titulada ‘PhilaCuenca-2019’ que se expone en el Museo Pumapungo. Esta muestra está avalada por la Asociación Filatélica Ecuatoriana, AFE, y permanecerá abierta durante un mes.

La filatelia Latinoamericana tiene su espacio en el Museo Pumapungo. Hasta el 4 de enero de 2020, unos 200 cuadros conforman la XIII exposición ‘PhilaCuenca-2019’ en la que coleccionistas de Ecuador y otros países sacan sus ‘tesoros’ como una motivación para que la gente se vincule a este arte.

La exposición vuelve a la ciudad luego de 62 años. La última ocasión fue en 1957, cuando tuvo lugar la I Exposición Filatélica Nacional. A más de la exposición, durante los primeros días de la muestra, también se llevó a cabo un congreso en el que los coleccionistas pudieron conocer e intercambiar temas relacionados con este arte.

La organización encargada de promover el evento es la Asociación Filatélica Austral Ecuatoriana, AFAE, y se da en el marco de las actividades previas a los 200 años de la conmemoración de la Independencia de la ciudad y los 20 años de Cuenca como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Juan Francisco Guzmán, coleccionista y persona que colaboró en el encuentro, señaló que la exhibición nacional consta de sellos, cartas y documentos “en los que converge y se relata la historia y la cultura del país y la región”.

Guzmán detalló que entre los coleccionistas constan nombres como los de: Paúl Noboa, Melvin Hoyos, Diego Vásconez, Teddy Suárez, Juan Pablo Aguilar, José Valdivieso, entre otros. A estos se suman otros provenientes de Colombia, Costa Rica, Perú y una colección que aglomera sellos de varios países.

Según él, en la muestra hay colecciones que contienen documentos que datan de 1860, como el sello Cuatro Reales hoy denominado internacionalmente como ‘El Principe de los clásicos ecuatorianos’, por su rareza y que data de 1886. Según él, lo que le da un valor agregado a esta estampilla es haber sido impresa por el grabador más famoso del país, Manuel Rivadeneira.

Este y otros ‘tesoros’ de la filatelia como la colección Rocafuerte impresas en 1891 y 1895; timbres fiscales de 1881, estampillas, el primer sello postal de 1865 y otros, configuran la muestra.

Entre otros, los objetivos que promueven como organización, dedicada a la filatelia, consiste en luchar porque se mantenga la tradición de coleccionar estampillas, que para los organizadores, no es solo una actividad de esparcimiento o distracción, es un arte que que le da identidad a una nación y que además refleja su historia.

Adicionalmente, cuando se empieza en el arte de la filatelia, que habitualmente se vinculada con la numismática, se acude a literatura de postales y a veces se tiende a coleccionar por temáticas como aves, ferrocarriles, presidentes, entre otros. Esperan que más personas de conviertan en adeptos de este oficio. (F)

El arte de la filatelia se toma tres salas de Pumapungo

Visitantes recorren la sala del museo en las que se exhiben las colecciones de los filatelistas de Latinoamérica.
FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

Colecciones de 46 filatelistas de Latinoamerica se reúnen en la XIII muestra titulada ‘PhilaCuenca-2019’ que se expone en el Museo Pumapungo. Esta muestra está avalada por la Asociación Filatélica Ecuatoriana, AFE, y permanecerá abierta durante un mes.

La filatelia Latinoamericana tiene su espacio en el Museo Pumapungo. Hasta el 4 de enero de 2020, unos 200 cuadros conforman la XIII exposición ‘PhilaCuenca-2019’ en la que coleccionistas de Ecuador y otros países sacan sus ‘tesoros’ como una motivación para que la gente se vincule a este arte.

La exposición vuelve a la ciudad luego de 62 años. La última ocasión fue en 1957, cuando tuvo lugar la I Exposición Filatélica Nacional. A más de la exposición, durante los primeros días de la muestra, también se llevó a cabo un congreso en el que los coleccionistas pudieron conocer e intercambiar temas relacionados con este arte.

La organización encargada de promover el evento es la Asociación Filatélica Austral Ecuatoriana, AFAE, y se da en el marco de las actividades previas a los 200 años de la conmemoración de la Independencia de la ciudad y los 20 años de Cuenca como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Juan Francisco Guzmán, coleccionista y persona que colaboró en el encuentro, señaló que la exhibición nacional consta de sellos, cartas y documentos “en los que converge y se relata la historia y la cultura del país y la región”.

Guzmán detalló que entre los coleccionistas constan nombres como los de: Paúl Noboa, Melvin Hoyos, Diego Vásconez, Teddy Suárez, Juan Pablo Aguilar, José Valdivieso, entre otros. A estos se suman otros provenientes de Colombia, Costa Rica, Perú y una colección que aglomera sellos de varios países.

Según él, en la muestra hay colecciones que contienen documentos que datan de 1860, como el sello Cuatro Reales hoy denominado internacionalmente como ‘El Principe de los clásicos ecuatorianos’, por su rareza y que data de 1886. Según él, lo que le da un valor agregado a esta estampilla es haber sido impresa por el grabador más famoso del país, Manuel Rivadeneira.

Este y otros ‘tesoros’ de la filatelia como la colección Rocafuerte impresas en 1891 y 1895; timbres fiscales de 1881, estampillas, el primer sello postal de 1865 y otros, configuran la muestra.

Entre otros, los objetivos que promueven como organización, dedicada a la filatelia, consiste en luchar porque se mantenga la tradición de coleccionar estampillas, que para los organizadores, no es solo una actividad de esparcimiento o distracción, es un arte que que le da identidad a una nación y que además refleja su historia.

Adicionalmente, cuando se empieza en el arte de la filatelia, que habitualmente se vinculada con la numismática, se acude a literatura de postales y a veces se tiende a coleccionar por temáticas como aves, ferrocarriles, presidentes, entre otros. Esperan que más personas de conviertan en adeptos de este oficio. (F)