El docente que enseña a interesarse en la ciencia

Pablo Tenesaca, docente de la Unidad Educativa Rosa de Jesús Cordero, ganador del premio de la fundación Fidal.

El cuencano Pablo Tenesaca fue el único finalista ecuatoriano del XV Concurso Nacional e Iberoaméricano de Excelencia Educativa, con  el proyecto ‘Educando las ciencias del espacio’ ganó el primer lugar.

Hace 12 años, Pablo Tenesaca emprendió un  proyecto para enseñar ciencias astrofísicas en la Unidad Educativa Rosa de Jesús Cordero, en donde daba clases de Física y Matemáticas.


Hoy, esa labor es reconocida. La noche del martes, Tenesaca fue el ganador del XI Concurso Nacional y VI Iberoamericano de Excelencia Educativa, organizado por la Fundación para la Integración y Desarrollo de América Latina, Fidal.


En una entrevista con este medio, se muestra emocionado por lo alcanzado: “era necesario mostrar lo que se estaba haciendo”, expresa.
‘Educando las ciencias del espacio, astronomía y astrofísica’ es el proyecto con el que ganó y del que forman parte 45 estudiantes de la Unidad Educativa Rosa de Jesús Cordero, Catalinas, donde sigue enseñando. Paz Aguilar es una de ellas. Cuenta que su docente les motiva a descubrir nuevas cosas, “desde por qué el cielo es de un simple color azúl característico hasta el por qué de la existencia de un gran agujero negro y nos ayuda a formar nuestras conclusiones”.


Establecer proyectos de carácter científico que sirvan para beneficio de la sociedad ha sido su objetivo, por lo que desde que se implementó el laboratorio de Astrofísica en la institución donde labora, ha llevado las ciencias astronómicas a las aulas. Con eso busca desarrollar el potencial de nuevas científicas en la ciudad.


Uno de esos proyectos es  el que trabajan sobre la radiación solar en Cuenca.  Las estudiantes se encargan de enviar mensajes a través de plataformas digitales sobre los niveles e índices UV, además de recomendaciones de protección por la radiación solar intensa.
Otro de los proyectos que destaca el orgulloso docente es la implementación del Observatorio Ecuatoriano de Clima Espacial, con el que los datos recopilados por las estudiantes sobre el sol se enviaban a EXA, antes, durante y después del lanzamiento de los satélites ecuatorianos.


“También tuvimos la oportunidad de lanzar el primer globo estratosférico en el país”, recuerda.
El concepto que maneja Tenesaca es que “la ciencia se debe compartir” y agradece el interés de las estudiantes y docentes por trabajar en la investigación científica.


Él es profesional en la enseñansa de la Física. Ya lleva 22 años dedicado a eso. Cuando se interesó en la astronomía empezó a aprender por su cuenta.


“Tuve la oportunidad de trabajar con la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana, EXA, y uno de mis mentores es Ronny Nader, el primer cosmonauta ecuatoriano, con ellos realizamos una alianza en base a investigaciones  que se desarrollan durante algunos años”, cuenta el docente. (I)


Experiencia. Lleva 22 años enseñando Física y 12 años trabajando en el área de astronomía.
EXPOSICIÓN. En mayo presentarán todos los proyectos científicos ejecutados en las instalaciones de la institución.
Trabajo. Tenesaca laboró en el Planetario de Cuenca, donde aplicó sus conocimientos de la ciencia y la astronomía.

El docente que enseña a interesarse en la ciencia

Pablo Tenesaca, docente de la Unidad Educativa Rosa de Jesús Cordero, ganador del premio de la fundación Fidal.

El cuencano Pablo Tenesaca fue el único finalista ecuatoriano del XV Concurso Nacional e Iberoaméricano de Excelencia Educativa, con  el proyecto ‘Educando las ciencias del espacio’ ganó el primer lugar.

Hace 12 años, Pablo Tenesaca emprendió un  proyecto para enseñar ciencias astrofísicas en la Unidad Educativa Rosa de Jesús Cordero, en donde daba clases de Física y Matemáticas.


Hoy, esa labor es reconocida. La noche del martes, Tenesaca fue el ganador del XI Concurso Nacional y VI Iberoamericano de Excelencia Educativa, organizado por la Fundación para la Integración y Desarrollo de América Latina, Fidal.


En una entrevista con este medio, se muestra emocionado por lo alcanzado: “era necesario mostrar lo que se estaba haciendo”, expresa.
‘Educando las ciencias del espacio, astronomía y astrofísica’ es el proyecto con el que ganó y del que forman parte 45 estudiantes de la Unidad Educativa Rosa de Jesús Cordero, Catalinas, donde sigue enseñando. Paz Aguilar es una de ellas. Cuenta que su docente les motiva a descubrir nuevas cosas, “desde por qué el cielo es de un simple color azúl característico hasta el por qué de la existencia de un gran agujero negro y nos ayuda a formar nuestras conclusiones”.


Establecer proyectos de carácter científico que sirvan para beneficio de la sociedad ha sido su objetivo, por lo que desde que se implementó el laboratorio de Astrofísica en la institución donde labora, ha llevado las ciencias astronómicas a las aulas. Con eso busca desarrollar el potencial de nuevas científicas en la ciudad.


Uno de esos proyectos es  el que trabajan sobre la radiación solar en Cuenca.  Las estudiantes se encargan de enviar mensajes a través de plataformas digitales sobre los niveles e índices UV, además de recomendaciones de protección por la radiación solar intensa.
Otro de los proyectos que destaca el orgulloso docente es la implementación del Observatorio Ecuatoriano de Clima Espacial, con el que los datos recopilados por las estudiantes sobre el sol se enviaban a EXA, antes, durante y después del lanzamiento de los satélites ecuatorianos.


“También tuvimos la oportunidad de lanzar el primer globo estratosférico en el país”, recuerda.
El concepto que maneja Tenesaca es que “la ciencia se debe compartir” y agradece el interés de las estudiantes y docentes por trabajar en la investigación científica.


Él es profesional en la enseñansa de la Física. Ya lleva 22 años dedicado a eso. Cuando se interesó en la astronomía empezó a aprender por su cuenta.


“Tuve la oportunidad de trabajar con la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana, EXA, y uno de mis mentores es Ronny Nader, el primer cosmonauta ecuatoriano, con ellos realizamos una alianza en base a investigaciones  que se desarrollan durante algunos años”, cuenta el docente. (I)


Experiencia. Lleva 22 años enseñando Física y 12 años trabajando en el área de astronomía.
EXPOSICIÓN. En mayo presentarán todos los proyectos científicos ejecutados en las instalaciones de la institución.
Trabajo. Tenesaca laboró en el Planetario de Cuenca, donde aplicó sus conocimientos de la ciencia y la astronomía.