Danza de la chonta en honor a la Pacha Mama

La chicha de chonta se sirve a los presentes en ‘piningas’ (pilche o recipiente).

La fiesta del ‘uwi’ o chonta marca el final de la cosecha y el inicio de un nuevo año. Se la realiza en abril en agradecimiento a la Madre Tierra por la producción anual de este fruto. Los elementos principales del festejo son la chicha, la indumentaria, los instrumentos musicales, los cantos y los bailes.

La fiesta de la chonta dura 24 horas  se invocan a diferentes animales y plantas, cada uno encarna un espíritu.
El chontaduro es una planta de la familia de las palmeras, que llega a medir hasta 20 metros de alto.


La comunidad participa en el pelado y molido del fruto para la preparación de la chicha.


Las provincias amazónicas se preparan para la danza de la chonta, un ritual ancestral que evoca el final de la cosecha y marca el inicio de un nuevo ciclo. Se la realiza en el mes de abril en agradecimiento a la Pacha Mama, por la producción anual del ‘uwi’ o chonta.


La celebración inicia desde que se recolecta el producto. En esta actividad participa el ‘wea’ o anciano sabio quien hace un pronunciamiento y dice “mono negro, mono colorado, mono de ojos negros, vamos a recoger las chontas”.


Las mujeres salen con sus ‘changuinas’ o canastos,  los hombres van delante y arrancan los frutos mientras ellas recomiendan que no dejen caer fuertemente los racimos porque “puede dañar el alma de uno”.


Los cánticos acompañan a quienes intervienen en la recolección. “Hermanos shuaras, contemplad la chonta, por ella suenan nuestros tambores y nuestros shakaps (cinturones) y mákich (tobilleras)”. Así recuerda Carlos Coba Andrade, en su obra ‘Danzas y Bailes en el Ecuador’ uno de los cantos que se elevan en honor a la chonta.


Al terminar la cosecha, las mujeres cocinan la fruta con leña. Luego la comunidad participa en el pelado de las chontas que después son molidas, aunque algunos aún la mastican.


Tradiciones
Para los shuar y los cofanes, la fiesta de la chonta es todo un ritual, con cantos (anent), poesía, música y baile, siempre guiados por el ‘wea’ o shamán.


“Hermano, tu que ciñes tus sienes con la corona, monda las chontas y ponte a masticarlas, yo te daré la chicha de yuca para que no pierdas el ánimo y sigas batiendo  las chontas, ya está batida la chicha de la chonta. Ya están tapadas la ollas, comencemos a bailar”.


Durante la noche, las grandes ollas con chicha son el elemento central de la fiesta. El ‘wea’ marca el ritmo para dar inicio al baile guiado por el tambor. El objetivo es velar el proceso de fermentación de la chicha,  bebida ritual de alto valor simbólico. Esto dura algunas horas, mientras el shamán revisa las vasijas que contienen la bebida.


El tsankra o jefe de la fiesta, toma la primera chicha e invita a los presentes a destapar las ollas para comenzar a tomar.


Se escucha el redoblar del ‘tuntui’ y el canto de las mujeres, mientras la dulce chicha invita a la embriaguez de la danza hasta horas de la madrugada. En los cantos y en los bailes se narra el ciclo agrícola de la chonta, desde su plantación hasta su madurez.


La fiesta del ‘uwi’ es de gran importancia, pues marca el mes de la chonta con el que se da inicio a un nuevo año. Los elementos principales son la chicha que se prepara con la chonta, la estructura de la fiesta, la indumentaria, los instrumentos musicales, los cantos, bailes y la danza.


Durante la fiesta se invocan a diferentes animales y plantas y cada uno de ellos encarna un espíritu. La celebración dura 24 horas, fuera de los preparativos de recolección y la cacería. (F)


COSTUMBRE. Los cantos y bailes que realizan los participantes, narran el ciclo agrícola de la chonta, desde su plantación hasta su madurez.
planta. La chonta se extrae del árbol de chontaduro que puede medir hasta 20 metros de altura, sus frutos se desarrollan en racimos.
Historia. La fiesta de la chonta es importante para el pueblo shuar y cofán de la Amazonía. Durante el festejo son guiados por un sabio (wea).

Un atractivo
es conocer al ‘Matache’ o anciano que vive en la selva
La fiesta de la chonta la celebra principalmente la población shuar, ubicada en Archidona provincia de Napo, y la comunidad cofán que habita en Dureno, Lago Agrio, provincia de Sucumbíos. Uno de los atractivos es conocer al ‘Matache’, quien, según cuentan los abuelos, vive en el centro de la selva y que solo se hace presente en el inicio de la fiesta para compartir con los presentes sus vivencias y luego regresa al lugar donde vive.


En el marco de las festividades también se realizan limpias a los asistentes. Los shamanes con hierbas en la mano y un rezo en su idioma originario espantan los malos espíritus que pueden rondar a las personas.


Para la fiesta los cofanes utilizan su vestimenta típica. Un atuendo negro cruzado con collares confeccionados por los mismos habitantes de la comunidad que representan la alegría de festejar juntos y convivir en familia. El festival de la chonta es una tradición ancestral que se ha transmitido de generación en generación. (F)

Danza de la chonta en honor a la Pacha Mama

La chicha de chonta se sirve a los presentes en ‘piningas’ (pilche o recipiente).

La fiesta del ‘uwi’ o chonta marca el final de la cosecha y el inicio de un nuevo año. Se la realiza en abril en agradecimiento a la Madre Tierra por la producción anual de este fruto. Los elementos principales del festejo son la chicha, la indumentaria, los instrumentos musicales, los cantos y los bailes.

La fiesta de la chonta dura 24 horas  se invocan a diferentes animales y plantas, cada uno encarna un espíritu.
El chontaduro es una planta de la familia de las palmeras, que llega a medir hasta 20 metros de alto.


La comunidad participa en el pelado y molido del fruto para la preparación de la chicha.


Las provincias amazónicas se preparan para la danza de la chonta, un ritual ancestral que evoca el final de la cosecha y marca el inicio de un nuevo ciclo. Se la realiza en el mes de abril en agradecimiento a la Pacha Mama, por la producción anual del ‘uwi’ o chonta.


La celebración inicia desde que se recolecta el producto. En esta actividad participa el ‘wea’ o anciano sabio quien hace un pronunciamiento y dice “mono negro, mono colorado, mono de ojos negros, vamos a recoger las chontas”.


Las mujeres salen con sus ‘changuinas’ o canastos,  los hombres van delante y arrancan los frutos mientras ellas recomiendan que no dejen caer fuertemente los racimos porque “puede dañar el alma de uno”.


Los cánticos acompañan a quienes intervienen en la recolección. “Hermanos shuaras, contemplad la chonta, por ella suenan nuestros tambores y nuestros shakaps (cinturones) y mákich (tobilleras)”. Así recuerda Carlos Coba Andrade, en su obra ‘Danzas y Bailes en el Ecuador’ uno de los cantos que se elevan en honor a la chonta.


Al terminar la cosecha, las mujeres cocinan la fruta con leña. Luego la comunidad participa en el pelado de las chontas que después son molidas, aunque algunos aún la mastican.


Tradiciones
Para los shuar y los cofanes, la fiesta de la chonta es todo un ritual, con cantos (anent), poesía, música y baile, siempre guiados por el ‘wea’ o shamán.


“Hermano, tu que ciñes tus sienes con la corona, monda las chontas y ponte a masticarlas, yo te daré la chicha de yuca para que no pierdas el ánimo y sigas batiendo  las chontas, ya está batida la chicha de la chonta. Ya están tapadas la ollas, comencemos a bailar”.


Durante la noche, las grandes ollas con chicha son el elemento central de la fiesta. El ‘wea’ marca el ritmo para dar inicio al baile guiado por el tambor. El objetivo es velar el proceso de fermentación de la chicha,  bebida ritual de alto valor simbólico. Esto dura algunas horas, mientras el shamán revisa las vasijas que contienen la bebida.


El tsankra o jefe de la fiesta, toma la primera chicha e invita a los presentes a destapar las ollas para comenzar a tomar.


Se escucha el redoblar del ‘tuntui’ y el canto de las mujeres, mientras la dulce chicha invita a la embriaguez de la danza hasta horas de la madrugada. En los cantos y en los bailes se narra el ciclo agrícola de la chonta, desde su plantación hasta su madurez.


La fiesta del ‘uwi’ es de gran importancia, pues marca el mes de la chonta con el que se da inicio a un nuevo año. Los elementos principales son la chicha que se prepara con la chonta, la estructura de la fiesta, la indumentaria, los instrumentos musicales, los cantos, bailes y la danza.


Durante la fiesta se invocan a diferentes animales y plantas y cada uno de ellos encarna un espíritu. La celebración dura 24 horas, fuera de los preparativos de recolección y la cacería. (F)


COSTUMBRE. Los cantos y bailes que realizan los participantes, narran el ciclo agrícola de la chonta, desde su plantación hasta su madurez.
planta. La chonta se extrae del árbol de chontaduro que puede medir hasta 20 metros de altura, sus frutos se desarrollan en racimos.
Historia. La fiesta de la chonta es importante para el pueblo shuar y cofán de la Amazonía. Durante el festejo son guiados por un sabio (wea).

Un atractivo
es conocer al ‘Matache’ o anciano que vive en la selva
La fiesta de la chonta la celebra principalmente la población shuar, ubicada en Archidona provincia de Napo, y la comunidad cofán que habita en Dureno, Lago Agrio, provincia de Sucumbíos. Uno de los atractivos es conocer al ‘Matache’, quien, según cuentan los abuelos, vive en el centro de la selva y que solo se hace presente en el inicio de la fiesta para compartir con los presentes sus vivencias y luego regresa al lugar donde vive.


En el marco de las festividades también se realizan limpias a los asistentes. Los shamanes con hierbas en la mano y un rezo en su idioma originario espantan los malos espíritus que pueden rondar a las personas.


Para la fiesta los cofanes utilizan su vestimenta típica. Un atuendo negro cruzado con collares confeccionados por los mismos habitantes de la comunidad que representan la alegría de festejar juntos y convivir en familia. El festival de la chonta es una tradición ancestral que se ha transmitido de generación en generación. (F)