Coronas para el Niño Jesús

Al parecer el tiempo retrocede en el Taller La Forja, que abrió sus puertas hace 55 años, ubicado en la calle La Condamine, de propiedad de cuatro generaciones, hoy de Juan Gutiérrez.

El encanto de cada rincón de La Forja, hace que nos encontremos con diversos objetos, hechos en zinc, metal, entre ellos las coronas para el Niño Jesús.

 

 

Proceso

 

 

Elaborar una corona para el Niño Jesús, es un ritual, puesto que uno sabe que la pieza que realiza, servirá para embellecer al hijo de Dios, manifiesta Juan Gutiérrez, al comentar que el proceso de construcción de la pieza, inicia con un boceto, una especie de molde, para luego en el material que se haya escogido proceder a dibujar, cortar y tallar, tarea que se hace en forma manual y con instrumentos como la caladora, sierra de metal, suelda, para finalmente bañarle en oro, lo cual dependerá del gusto del cliente, indica el artista.

 

 

Gutiérrez comentó que por lo general la elaboración de coronas son hechas bajo pedido, esto se debe a que hay que tomar la medida de la cabeza del Niño, al igual indicó que en está época es y común la restauración de coronas, sin embargo aseguró que su durabilidad es garantizada, al ser un material resistente.

 

Además contó que existen familias que mandan a hacer una especie de coronas para poner en sus dormitorios donde colocan un velo blanco en la parte alta de la cama.

 

 

Con pasos lentos, Juan se dirige al fondo de su taller donde muestra una variedad de objetos como incensarios, custodias, aureolas, pailas, colibríes, alcantarillas, cuadros hechos de metal y manifiesta que esta es su vida, ofrecer a la colectividad algo propio de nuestra cultura que todos los días muestra propuestas alternativas.

 

Juan expresa además que el incensario es una pieza que también es muy solicitada en esta época de Navidad.

Coronas para el Niño Jesús

El encanto de cada rincón de La Forja, hace que nos encontremos con diversos objetos, hechos en zinc, metal, entre ellos las coronas para el Niño Jesús.

 

 

Proceso

 

 

Elaborar una corona para el Niño Jesús, es un ritual, puesto que uno sabe que la pieza que realiza, servirá para embellecer al hijo de Dios, manifiesta Juan Gutiérrez, al comentar que el proceso de construcción de la pieza, inicia con un boceto, una especie de molde, para luego en el material que se haya escogido proceder a dibujar, cortar y tallar, tarea que se hace en forma manual y con instrumentos como la caladora, sierra de metal, suelda, para finalmente bañarle en oro, lo cual dependerá del gusto del cliente, indica el artista.

 

 

Gutiérrez comentó que por lo general la elaboración de coronas son hechas bajo pedido, esto se debe a que hay que tomar la medida de la cabeza del Niño, al igual indicó que en está época es y común la restauración de coronas, sin embargo aseguró que su durabilidad es garantizada, al ser un material resistente.

 

Además contó que existen familias que mandan a hacer una especie de coronas para poner en sus dormitorios donde colocan un velo blanco en la parte alta de la cama.

 

 

Con pasos lentos, Juan se dirige al fondo de su taller donde muestra una variedad de objetos como incensarios, custodias, aureolas, pailas, colibríes, alcantarillas, cuadros hechos de metal y manifiesta que esta es su vida, ofrecer a la colectividad algo propio de nuestra cultura que todos los días muestra propuestas alternativas.

 

Juan expresa además que el incensario es una pieza que también es muy solicitada en esta época de Navidad.