Intimismo en los trabajos premiados de la Bienal

Si por algo se caracterizan tres de las obras galardonadas de esta XIV edición del encuentro es por su expresividad al momento de dejar su estilo y marca personal. Todo, en el nombre del arte y la cultura.


Las obras ganadoras de la XIV edición de la Bienal de Cuenca, son visitadas a diario en el MMAM por varios estudiantes, artistas y el público en general.  

Una característica que se percibe en las obras galardonadas de la XIV edición de la Bienal de Cuenca es el intimismo, una corriente artística que apela a la expresividad y a las emociones íntimas de sus creadores.


Sobre el parisino Julien Bismuth recayó el premio ‘El Guaraguao’ por su obra titulada ‘Pedazos’. “Un texto como un lago y un lector como una persona parada al borde de un lago”, dice uno de los diez carteles serigráficos sobre papel, escritos por el autor y exhibidos en el Museo Municipal de Arte Moderno. Y es quizá una de las frases que mejor describen su trabajo porque Julien se tomó la molestia de colocar estos fragmentos de frases por toda la ciudad. Algunos de ellos son muy personales, otros parecen alcanzar lo poético e incluso lo contemplativo, sin dejar de lado la interpretación parcial o total de la obra.


Por su parte, Ana Guedes de Portugal, dejó una de las instalaciones más grandes del encuentro; un buque con sonido incluido. Esta estructura que comparte espacio en el MMAM con la obra de Bismuth, ganó el premio ‘Piedra de Sal’. Un curioso método utilizan los guías de la Bienal al ingresar a la sala en la que se expone esta obra; y es hacer que los visitantes cierren los ojos y reconozcan su sonido. “Pocos adivinan que se trata de un viejo buque”, dice Pamela Torres, una de las orientadoras de la exposición. Este enorme barco se llama ‘Karl Marx’ y la autora se inspira en la colonización, las conexiones personales y en la acústica como uno de los recursos primordiales. Lo demás, queda a la imaginación de los espectadores.


El performance en el espacio público de Erick Castillo de México, se tomó simbólicamente el parque Calderón, el viernes pasado, fecha en la que se inauguró oficialmente la Bienal de Cuenca. El jurado decidió que su procesión ‘Totem taboo’, se quedara con el premio Julián Matadero. Los restos que dejó su incluyente performance de denuncia contra el poder, el Gobierno y el dinero, se encuentran en una de las salas del museo Pumapungo. La entrada a todas las muestras de la Bienal, es libre. (F)
De 10:00 a 18:00 se pueden visitar las obras ganadoras de la Bienal de Cuenca en el Museo Municipal de Arte Moderno, hasta el 3 de febrero.


Inclusión. La obra performática de Erick Castillo contó con la participación del público presente en el parque.
Premios. En esta ocasión, los premios fueron honoríficos y simbólicos. Además, se indicó que no tienen jerarquía alguna.
Performance. El artista ecuatoriano Santiago Reyes obtuvo el Premio del Jurado por sus múltiples performances realizados dentro de la ciudad.

Isabel Aguilar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Intimismo en los trabajos premiados de la Bienal

Si por algo se caracterizan tres de las obras galardonadas de esta XIV edición del encuentro es por su expresividad al momento de dejar su estilo y marca personal. Todo, en el nombre del arte y la cultura.


Las obras ganadoras de la XIV edición de la Bienal de Cuenca, son visitadas a diario en el MMAM por varios estudiantes, artistas y el público en general.  

Una característica que se percibe en las obras galardonadas de la XIV edición de la Bienal de Cuenca es el intimismo, una corriente artística que apela a la expresividad y a las emociones íntimas de sus creadores.


Sobre el parisino Julien Bismuth recayó el premio ‘El Guaraguao’ por su obra titulada ‘Pedazos’. “Un texto como un lago y un lector como una persona parada al borde de un lago”, dice uno de los diez carteles serigráficos sobre papel, escritos por el autor y exhibidos en el Museo Municipal de Arte Moderno. Y es quizá una de las frases que mejor describen su trabajo porque Julien se tomó la molestia de colocar estos fragmentos de frases por toda la ciudad. Algunos de ellos son muy personales, otros parecen alcanzar lo poético e incluso lo contemplativo, sin dejar de lado la interpretación parcial o total de la obra.


Por su parte, Ana Guedes de Portugal, dejó una de las instalaciones más grandes del encuentro; un buque con sonido incluido. Esta estructura que comparte espacio en el MMAM con la obra de Bismuth, ganó el premio ‘Piedra de Sal’. Un curioso método utilizan los guías de la Bienal al ingresar a la sala en la que se expone esta obra; y es hacer que los visitantes cierren los ojos y reconozcan su sonido. “Pocos adivinan que se trata de un viejo buque”, dice Pamela Torres, una de las orientadoras de la exposición. Este enorme barco se llama ‘Karl Marx’ y la autora se inspira en la colonización, las conexiones personales y en la acústica como uno de los recursos primordiales. Lo demás, queda a la imaginación de los espectadores.


El performance en el espacio público de Erick Castillo de México, se tomó simbólicamente el parque Calderón, el viernes pasado, fecha en la que se inauguró oficialmente la Bienal de Cuenca. El jurado decidió que su procesión ‘Totem taboo’, se quedara con el premio Julián Matadero. Los restos que dejó su incluyente performance de denuncia contra el poder, el Gobierno y el dinero, se encuentran en una de las salas del museo Pumapungo. La entrada a todas las muestras de la Bienal, es libre. (F)
De 10:00 a 18:00 se pueden visitar las obras ganadoras de la Bienal de Cuenca en el Museo Municipal de Arte Moderno, hasta el 3 de febrero.


Inclusión. La obra performática de Erick Castillo contó con la participación del público presente en el parque.
Premios. En esta ocasión, los premios fueron honoríficos y simbólicos. Además, se indicó que no tienen jerarquía alguna.
Performance. El artista ecuatoriano Santiago Reyes obtuvo el Premio del Jurado por sus múltiples performances realizados dentro de la ciudad.

Isabel Aguilar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.