El arte y la tradición cuencana en exposición

Una idea nace de la imaginación pero se plasma con las manos y al final genera una sensación de satisfacción y gusto para su creador. Ese sentimiento crece cuando alguien más aprecia esta labor, es algo así como magia.
Marco Machado elabora diversas obras relacionadas con la ancestralidad en su taller ubicado en la calle Juan Montalvo y Mariscal Sucre. EL TIEMPO

Pero si esta labor se junta con elementos tradicionales como cobre, tiene un valor adicional, pues por lo menos en Cuenca el trabajar en el repujado de este metal es una tradición.

Uno de esos artesanos que le dan vida a una lámina de cobre es Marco Machado, quien asegura que trabajar con técnicas como repujado o fundido las lleva en la sangre gracias a una herencia que también está en sus genes.

Desde sus laboriosas manos se hacen réplicas de elementos propios de la cuencanidad como las ollas de barro, canastas de duda o hasta un sombrero de paja toquilla, todas en cobre totalmente reciclado. 

Pero también se pueden encontrar en su taller trabajos en miniatura como las conocidas cucharas mama, que eran utilizadas en décadas pasadas en las antiguas cocinas de fogón. 

Las obras de Machado y otros artistas locales se exhiben desde el pasado 14 de junio en una muestra denominada Manos Mágicas, instalada en los dos pisos del Museo del Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares, CIDAP, localizado en el paseo Tres de Noviembre, junto al río Tomebamba.

La muestra itinerante comprende una selección de piezas de diversas ramas de especialización artesanal, cuya riqueza radica en la amplia gama de técnicas y materiales utilizados. 

 Colección

Se trata de una colección de gran variedad cultural, étnica, geográfica y artística compuesta por alrededor de 220 piezas provenientes de más de una docena de países de todo el continente.

 Experiencia

“Los artesanos tenemos, algo que decir y lo hacemos a través de nuestras manos, nuestras obras e imaginación”, con estas palabras Fausto Ordóñez, director ejecutivo del CIDAP, inauguraba la exhibición en compañía de artesanos, artesanas, estudiantes, medios de comunicación y colaboradores de la Institución.

“El objetivo es destacar el valor de cada autor, porque detrás de cada artesanía hay una persona, su familia, la identidad de su pueblo, de quién es. 

Estos espacios son importantes para continuar con estas mágicas expresiones, un arte que no debe perder su riqueza”, enfatizó el director. (JGJ) (F) 


 Cuenca. 

El arte y la tradición cuencana en exposición

Marco Machado elabora diversas obras relacionadas con la ancestralidad en su taller ubicado en la calle Juan Montalvo y Mariscal Sucre. EL TIEMPO

Pero si esta labor se junta con elementos tradicionales como cobre, tiene un valor adicional, pues por lo menos en Cuenca el trabajar en el repujado de este metal es una tradición.

Uno de esos artesanos que le dan vida a una lámina de cobre es Marco Machado, quien asegura que trabajar con técnicas como repujado o fundido las lleva en la sangre gracias a una herencia que también está en sus genes.

Desde sus laboriosas manos se hacen réplicas de elementos propios de la cuencanidad como las ollas de barro, canastas de duda o hasta un sombrero de paja toquilla, todas en cobre totalmente reciclado. 

Pero también se pueden encontrar en su taller trabajos en miniatura como las conocidas cucharas mama, que eran utilizadas en décadas pasadas en las antiguas cocinas de fogón. 

Las obras de Machado y otros artistas locales se exhiben desde el pasado 14 de junio en una muestra denominada Manos Mágicas, instalada en los dos pisos del Museo del Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares, CIDAP, localizado en el paseo Tres de Noviembre, junto al río Tomebamba.

La muestra itinerante comprende una selección de piezas de diversas ramas de especialización artesanal, cuya riqueza radica en la amplia gama de técnicas y materiales utilizados. 

 Colección

Se trata de una colección de gran variedad cultural, étnica, geográfica y artística compuesta por alrededor de 220 piezas provenientes de más de una docena de países de todo el continente.

 Experiencia

“Los artesanos tenemos, algo que decir y lo hacemos a través de nuestras manos, nuestras obras e imaginación”, con estas palabras Fausto Ordóñez, director ejecutivo del CIDAP, inauguraba la exhibición en compañía de artesanos, artesanas, estudiantes, medios de comunicación y colaboradores de la Institución.

“El objetivo es destacar el valor de cada autor, porque detrás de cada artesanía hay una persona, su familia, la identidad de su pueblo, de quién es. 

Estos espacios son importantes para continuar con estas mágicas expresiones, un arte que no debe perder su riqueza”, enfatizó el director. (JGJ) (F) 


 Cuenca.