Piedad Moscoso, una mujer ilustre de Cuenca

“Símbolo de compromiso y lucha por la equidad y la justicia social” es la frase que lleva inscrita la lápida de María Piedad Moscoso Serrano, que ahora reposa en el parque de personajes ilustres de Cuenca, del Cementerio Patrimonial.
Familiares, amigos y seguidores de Piedad Moscoso asistieron a la develación de la lápida en el Cementerio Patrimonial de Cuenca, la tarde de ayer. Diego Cáceres I El Tiempo


La tarde de ayer fue develada la lápida de Moscoso, fallecida el 13 de noviembre de 2010, ubicada junto a la de la ministra Guadalupe Larriva. Piedad Moscoso es la séptima mujer, de los más de 100 personajes, que inscribe su nombre en el parque.


María José Machado, del Departamento de Equidad Social y de Género de la Municipalidad de Cuenca, una de las entidades promotoras del nombramiento, destacó que Piedad Moscoso fue pieza clave para la creación del movimiento Ocho de Marzo, grupo feminista pionero en el Azuay. Además, fue médica, maestra, líder social, crítica, contestataria y siempre preocupada de las mujeres del sector más pobre de la ciudad.


Creó la Red de Mujeres del Azuay. Fue reconocida en vida, en 2005, con el premio Mary Corylé, por su pensamiento y valiente aporte a las reivindicaciones femeninas de Cuenca. En 2013, el Concejo Cantonal de Cuenca declaró a Piedad Moscoso mujer ilustre.
A decir de Machado, con esto buscan rescatar la memoria de las mujeres valientes que han luchado por la equidad de género en la ciudad, por generar la participación política, seguridad social y participación social femenina.

 Referencias

Moscoso nació en Sígsig en 1932. Fue una de las primeras mujeres en graduarse de doctora en Medicina en la Universidad de Cuenca.
Impulsó la conformación de la Red de Mujeres del Azuay, el Cabildo por las Mujeres y el Frente Amplio de Mujeres. Infaltable en los movimientos de protesta contra las dictaduras y en defensa de los derechos humanos, la igualdad de género o en los reclamos populares sobre temas de interés social.


Incursionó en la docencia como profesora en los colegios Manuela Garaicoa de Calderón, Manuel J. Calle y otros.
Se consideró anarquista, algo de lo que se sentía orgullosa. Siempre defendió la libertad de organización y la libertad de pensamiento.
Fue la última de cuatro hermanos y las tías con las que vivió, también fallecieron  muchos años previos a su deceso. Algunas exalumnas publicaron un aviso mortuorio que daba cuenta que había fallecido. Piedad Moscoso, fue sepultada en la intimidad el 13 de noviembre de 2010. (FCS) (F)

Cuenca.

Piedad Moscoso, una mujer ilustre de Cuenca

Familiares, amigos y seguidores de Piedad Moscoso asistieron a la develación de la lápida en el Cementerio Patrimonial de Cuenca, la tarde de ayer. Diego Cáceres I El Tiempo


La tarde de ayer fue develada la lápida de Moscoso, fallecida el 13 de noviembre de 2010, ubicada junto a la de la ministra Guadalupe Larriva. Piedad Moscoso es la séptima mujer, de los más de 100 personajes, que inscribe su nombre en el parque.


María José Machado, del Departamento de Equidad Social y de Género de la Municipalidad de Cuenca, una de las entidades promotoras del nombramiento, destacó que Piedad Moscoso fue pieza clave para la creación del movimiento Ocho de Marzo, grupo feminista pionero en el Azuay. Además, fue médica, maestra, líder social, crítica, contestataria y siempre preocupada de las mujeres del sector más pobre de la ciudad.


Creó la Red de Mujeres del Azuay. Fue reconocida en vida, en 2005, con el premio Mary Corylé, por su pensamiento y valiente aporte a las reivindicaciones femeninas de Cuenca. En 2013, el Concejo Cantonal de Cuenca declaró a Piedad Moscoso mujer ilustre.
A decir de Machado, con esto buscan rescatar la memoria de las mujeres valientes que han luchado por la equidad de género en la ciudad, por generar la participación política, seguridad social y participación social femenina.

 Referencias

Moscoso nació en Sígsig en 1932. Fue una de las primeras mujeres en graduarse de doctora en Medicina en la Universidad de Cuenca.
Impulsó la conformación de la Red de Mujeres del Azuay, el Cabildo por las Mujeres y el Frente Amplio de Mujeres. Infaltable en los movimientos de protesta contra las dictaduras y en defensa de los derechos humanos, la igualdad de género o en los reclamos populares sobre temas de interés social.


Incursionó en la docencia como profesora en los colegios Manuela Garaicoa de Calderón, Manuel J. Calle y otros.
Se consideró anarquista, algo de lo que se sentía orgullosa. Siempre defendió la libertad de organización y la libertad de pensamiento.
Fue la última de cuatro hermanos y las tías con las que vivió, también fallecieron  muchos años previos a su deceso. Algunas exalumnas publicaron un aviso mortuorio que daba cuenta que había fallecido. Piedad Moscoso, fue sepultada en la intimidad el 13 de noviembre de 2010. (FCS) (F)

Cuenca.