Ya suenan ritmos ancestrales

Sonidos de América es un proyecto de los argentinos Esteban Valdivia y Carolina Segre, una investigación musical que tiene como objetivo principal el estudio y la difusión de los instrumentos musicales de las culturas ancestrales americanas.
Pedro Cueva, curador de la reserva arqueológica trabajó de cerca con Carolina Segre y Esteban Valdivia para la investigación. EL TIEMPO

Desde hace un mes iniciaron su investigación, para hoy darle forma y sonido a 20 instrumentos. El argentino Esteban Valdivia fue el mentalizador de esta propuesta hace tres años, es licenciado en composición musical de la Universidad Nacional de Villa María, entidad educativa a la que representa y que hace posibles los viajes de investigación.


Desde 2005 inició su recorrido para la recolección y ejecución de instrumentos antiguos. En sus viajes se pone en contacto con investigadores, constructores y ejecutantes musicales. El contexto cultural es otra de las claves que hace posible dicha investigación. Se incluye el fondo y la forma de cada instrumento, sus usos tradicionales a través de la historia, los mitos y leyendas en torno a ellos y las técnicas para hacer música.

 Investigación

En Cuenca, estos argentinos presentan Reviviendo sonidos ancestrales en Pumapungo, a partir de su proyecto conjunto Sonidos de América. Esta investigación será presentada hoy y es el resultado del trabajo de un mes en el Museo Pumapungo.


La reserva arqueológica fue el escenario y motivo de estudio de cada una de las piezas ancestrales con las que las antiguas culturas hacían música, desde la cultura Chorrera, Jama Coaque, Tolita, Bahía y Guangala.

 Procesos

Segre explica que durante un mes se desarrolló el estudio, análisis y replica de una selección de 20 instrumentos musicales prehispánicos de viento, en el caso de las piezas resguardadas en Cuenca. Una primera fase del proyecto constó de un registro fotográfico, sonoro y audiovisual de las piezas. La segunda fase constó del replicado de los objetos arqueológicos de manos de estos dos profesionales argentinos, que las moldearon en cerámica, todo con énfasis en el sistema acústico a fin de lograr un sonido fiel a las originales.

En cuanto a la reproducción formal y estilo se utilizaron diversas técnicas ancestrales de cerámica como el moldeado a mano, bruñido y engobes naturales. La última fase consta de la difusión y la presentación pública del proyecto. Su trabajo cuenta con el fiel apoyo de la Universidad de Cuenca ya que han trabajado con profesores de la Facultad de Artes para que esta investigación llegué también a los estudiantes y luego recorra hacia otras ciudades del país.

 Evento

Tamara Landívar, responsable de la reserva y Museo Nacional de Etnografía explicó que hoy a partir de las 19:00 en la Sala de Uso Múltiple del Museo Pumapungo se desarrollará el evento y muestra de este proyecto. El público podrá participar de esta recuperación sonora a través de un performance musical con la ejecución de las réplicas realizadas; aquí se creará todo un ensamble de los 20 instrumentos de viento que fueron recuperados y otros venidos de países como Argentina, Bolívia y Perú.


Otra parte del evento contempla la presentación de un documental que atestigua todo este proceso considerado como mágico para sus autores y se concluirá con la proyección de un concierto audiovisual de mitos y cosmovisiones de las culturas precolombinas. (APP)

Cuenca.

Ya suenan ritmos ancestrales

Pedro Cueva, curador de la reserva arqueológica trabajó de cerca con Carolina Segre y Esteban Valdivia para la investigación. EL TIEMPO

Desde hace un mes iniciaron su investigación, para hoy darle forma y sonido a 20 instrumentos. El argentino Esteban Valdivia fue el mentalizador de esta propuesta hace tres años, es licenciado en composición musical de la Universidad Nacional de Villa María, entidad educativa a la que representa y que hace posibles los viajes de investigación.


Desde 2005 inició su recorrido para la recolección y ejecución de instrumentos antiguos. En sus viajes se pone en contacto con investigadores, constructores y ejecutantes musicales. El contexto cultural es otra de las claves que hace posible dicha investigación. Se incluye el fondo y la forma de cada instrumento, sus usos tradicionales a través de la historia, los mitos y leyendas en torno a ellos y las técnicas para hacer música.

 Investigación

En Cuenca, estos argentinos presentan Reviviendo sonidos ancestrales en Pumapungo, a partir de su proyecto conjunto Sonidos de América. Esta investigación será presentada hoy y es el resultado del trabajo de un mes en el Museo Pumapungo.


La reserva arqueológica fue el escenario y motivo de estudio de cada una de las piezas ancestrales con las que las antiguas culturas hacían música, desde la cultura Chorrera, Jama Coaque, Tolita, Bahía y Guangala.

 Procesos

Segre explica que durante un mes se desarrolló el estudio, análisis y replica de una selección de 20 instrumentos musicales prehispánicos de viento, en el caso de las piezas resguardadas en Cuenca. Una primera fase del proyecto constó de un registro fotográfico, sonoro y audiovisual de las piezas. La segunda fase constó del replicado de los objetos arqueológicos de manos de estos dos profesionales argentinos, que las moldearon en cerámica, todo con énfasis en el sistema acústico a fin de lograr un sonido fiel a las originales.

En cuanto a la reproducción formal y estilo se utilizaron diversas técnicas ancestrales de cerámica como el moldeado a mano, bruñido y engobes naturales. La última fase consta de la difusión y la presentación pública del proyecto. Su trabajo cuenta con el fiel apoyo de la Universidad de Cuenca ya que han trabajado con profesores de la Facultad de Artes para que esta investigación llegué también a los estudiantes y luego recorra hacia otras ciudades del país.

 Evento

Tamara Landívar, responsable de la reserva y Museo Nacional de Etnografía explicó que hoy a partir de las 19:00 en la Sala de Uso Múltiple del Museo Pumapungo se desarrollará el evento y muestra de este proyecto. El público podrá participar de esta recuperación sonora a través de un performance musical con la ejecución de las réplicas realizadas; aquí se creará todo un ensamble de los 20 instrumentos de viento que fueron recuperados y otros venidos de países como Argentina, Bolívia y Perú.


Otra parte del evento contempla la presentación de un documental que atestigua todo este proceso considerado como mágico para sus autores y se concluirá con la proyección de un concierto audiovisual de mitos y cosmovisiones de las culturas precolombinas. (APP)

Cuenca.