El arte de Pangaea une a ciencia y naturaleza

El arte y la ciencia se juntan para producir Pangaea, una exposición colectiva que reúne el trabajo de artistas ecuatorianos y alemanes quienes guiados por los viajes de Alexander Von Humboldt a este continente, crearon una serie de obras que tienen a la naturaleza como eje central.
Una de las obras que son parte de la muestra colectiva Pangaea. Diego Cáceres | EL TIEMPO

En Cuenca la exposición se inauguró ayer en Galería Proceso Arte Contemporáneo de la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay y se expone paralelamente en Quito desde el martes pasado, en la sala de exposiciones Arte Actual de la FLACSO.


Pangaea proviene del griego antiguo en el que “pan” significada “todo” y “ gaia”, “tierra”; la unión de esos vocablos servía para denominar a un conjunto de tierras emergidas que millones de años atrás formaba un solo continente. Ese dato fue, para Humboldt, uno de los motivantes que lo llevaron a emprender un viaje científico.


Ese viaje lo que une a los artistas ecuatorianos y alemanes en la muestra que nació de un proyecto de intercambio cultural propuesto por la artista ecuatoriana Lucía Falconí.


Por ese proyecto, cuatro artistas ecuatorianos viajaron a Múnich, Alemania para una residencia de seis semanas que les sirvió para conocer el entorno y a partir de ello, crear obras que luego se expusieron en esa ciudad.


Ahora los artistas alemanes llegaron a Ecuador para crear obras, en la capital estuvieron durante seis semanas creando obras que se exponen  simultaneamente en Quito y Cuenca.

 Obras
Videos, instalaciones, pinturas y fotografías son parte de la exposición Pangaea, un trabajo que “fue un pretexto para establecer una relación entre los países”. Las obras se basan en la naturaleza y son personales, dijo Juana Córdova, artista ecuatoriana que es parte de la muestra.


Junto a ella exponen Lucía Falconí, Nicolás Kingman, Fabiano Kueva, Monika Humm, Isabel Haase, Ralph Kistler y Wolfgang Stehle.


Los conceptos de naturaleza y paisajes se exponen en las obras. Córdova expone un objeto llamado Corriente Blanca, que consiste en un par de audífonos de DJ elaborados con caracoles y que están colocados en una urna de vidrio, como si se tratase de una pieza arqueológica.


En las obras se muestra la relación directa con la naturaleza y una interpretación personal de cada artista, plasmada en la exposición. (RME)

Experimentar con el ambiente

Pangaea es una exposición que une a ocho artistas, cuatro ecuatorianos y cuatro alemanes. Se basan en un intercambio que les permitió conocer el entorno de ambos países teniendo como centro Quito, en Ecuador, y Múnich en Alemania.


Producto de esas observaciones, las obras desarrollan como tema la naturaleza.


Juana Córdova es una de las artistas que participa y cuya vida tiene una relación directa con la vida del mar, porque su residencia actual está en la Costa. De esa experiencia creó una obra con huesos de una ballena bebé arrastrada por la corriente y que se expone en Quito.

Cuenca.

El arte de Pangaea une a ciencia y naturaleza

Una de las obras que son parte de la muestra colectiva Pangaea. Diego Cáceres | EL TIEMPO

En Cuenca la exposición se inauguró ayer en Galería Proceso Arte Contemporáneo de la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay y se expone paralelamente en Quito desde el martes pasado, en la sala de exposiciones Arte Actual de la FLACSO.


Pangaea proviene del griego antiguo en el que “pan” significada “todo” y “ gaia”, “tierra”; la unión de esos vocablos servía para denominar a un conjunto de tierras emergidas que millones de años atrás formaba un solo continente. Ese dato fue, para Humboldt, uno de los motivantes que lo llevaron a emprender un viaje científico.


Ese viaje lo que une a los artistas ecuatorianos y alemanes en la muestra que nació de un proyecto de intercambio cultural propuesto por la artista ecuatoriana Lucía Falconí.


Por ese proyecto, cuatro artistas ecuatorianos viajaron a Múnich, Alemania para una residencia de seis semanas que les sirvió para conocer el entorno y a partir de ello, crear obras que luego se expusieron en esa ciudad.


Ahora los artistas alemanes llegaron a Ecuador para crear obras, en la capital estuvieron durante seis semanas creando obras que se exponen  simultaneamente en Quito y Cuenca.

 Obras
Videos, instalaciones, pinturas y fotografías son parte de la exposición Pangaea, un trabajo que “fue un pretexto para establecer una relación entre los países”. Las obras se basan en la naturaleza y son personales, dijo Juana Córdova, artista ecuatoriana que es parte de la muestra.


Junto a ella exponen Lucía Falconí, Nicolás Kingman, Fabiano Kueva, Monika Humm, Isabel Haase, Ralph Kistler y Wolfgang Stehle.


Los conceptos de naturaleza y paisajes se exponen en las obras. Córdova expone un objeto llamado Corriente Blanca, que consiste en un par de audífonos de DJ elaborados con caracoles y que están colocados en una urna de vidrio, como si se tratase de una pieza arqueológica.


En las obras se muestra la relación directa con la naturaleza y una interpretación personal de cada artista, plasmada en la exposición. (RME)

Experimentar con el ambiente

Pangaea es una exposición que une a ocho artistas, cuatro ecuatorianos y cuatro alemanes. Se basan en un intercambio que les permitió conocer el entorno de ambos países teniendo como centro Quito, en Ecuador, y Múnich en Alemania.


Producto de esas observaciones, las obras desarrollan como tema la naturaleza.


Juana Córdova es una de las artistas que participa y cuya vida tiene una relación directa con la vida del mar, porque su residencia actual está en la Costa. De esa experiencia creó una obra con huesos de una ballena bebé arrastrada por la corriente y que se expone en Quito.

Cuenca.