Dos mujeres son siete rosas en un soufflé

Del drama a la comedia y de la comedia al drama es Soufflé de Rosas, una obra que habla sobre la soledad materna, familiar, pero sobre todo, de la soledad de pareja.
Mariana Buoninconti, William Saquicela, Cristian Cortez y Fior Marte han obtenido premios en Nueva York con Soufflé de Rosas.

Soufflé de Rosas es interpretada por las actrices Mariana Buoninconti y Fior Marte, quienes resuelven los problemas de siete mujeres, cuyos personajes tienen el nombre de una flor, la rosa.


Buoninconti interpreta el personaje de María Rosa. Su papel es el de una madre soltera que cocina un soufflé para comprar el amor de su novio Carlos, quien es “el fantasma” de la obra y solo aparece una vez en una escena de baile.


Luego María Rosa deja su papel para convertirse en Rosemary, la presentadora de un “talk show” en televisión, donde en vez de hablar sobre el libro Cómo vivir en pareja, edición número cinco, de su amiga Rossana, una sicóloga lesbiana, encarnada por Fior Marte; la acosa para que le cuente sobre su vida privada ante el público.


Más tarde pasa a ser la mamá de Rossana, quien no acepta la realidad de su hija. Finalmente se convierte en una religiosa, que quiere que las cosas y decisiones se cumplan según sus enseñanzas. Aquí se cuenta la adolescencia de Rossana.

Durante la puesta en escena cada una busca ayuda en la otra, enfrentan el mismo problema de la falta de amor y afecto. Rosa busca apoyo en su amiga sicóloga, quien ayuda en la solución de problemas de pareja, pero no puede solucionar el suyo.


Rossana será después Rosario, la madre María Rosa, que nunca recibió el afecto materno.


Después de Rosario, Marte encarnará a Rosa Angélica, quien en un programa de cocina invita a María Rosa para que explique como se elabora un soufflé de rosas. 


Para William Saquicela, director de la obra, quien ganó el premio ACE en Nueva York como mejor actor en el 2004, 2005, 2007 y 2009, Soufflé de Rosas es una historia que refleja la falta de amor desde el ambiente familiar, que pasa por la niñez, la adolescencia, hasta ser adulto.


Saquicela se refiere a la rosa como “un ser humano que se transforma en el ingrediente de la receta que se llama vida”.


El guayaquileño Cristian Cortez, autor de la obra escrita en el 2000, con la que obtuvo el premio de Dramaturgia otorgada por el Municipio de Guayaquil en el 2002 y en Nueva York en el 2004, señala que el teatro ecuatoriano se muestra en el mundo y no pasa inadvertido.


Por eso su obra, que toma ejemplos de programas televisivos “vacíos”, ha sido interpretada en Argentina, Lima, México y Ecuador, con una serie de personajes.


El estreno de Soufflé de Rosas es hoy a las 20:00 en el Teatro Sucre. Entrada libre. (GAM)

Dos mujeres son siete rosas en un soufflé

Mariana Buoninconti, William Saquicela, Cristian Cortez y Fior Marte han obtenido premios en Nueva York con Soufflé de Rosas.

Soufflé de Rosas es interpretada por las actrices Mariana Buoninconti y Fior Marte, quienes resuelven los problemas de siete mujeres, cuyos personajes tienen el nombre de una flor, la rosa.


Buoninconti interpreta el personaje de María Rosa. Su papel es el de una madre soltera que cocina un soufflé para comprar el amor de su novio Carlos, quien es “el fantasma” de la obra y solo aparece una vez en una escena de baile.


Luego María Rosa deja su papel para convertirse en Rosemary, la presentadora de un “talk show” en televisión, donde en vez de hablar sobre el libro Cómo vivir en pareja, edición número cinco, de su amiga Rossana, una sicóloga lesbiana, encarnada por Fior Marte; la acosa para que le cuente sobre su vida privada ante el público.


Más tarde pasa a ser la mamá de Rossana, quien no acepta la realidad de su hija. Finalmente se convierte en una religiosa, que quiere que las cosas y decisiones se cumplan según sus enseñanzas. Aquí se cuenta la adolescencia de Rossana.

Durante la puesta en escena cada una busca ayuda en la otra, enfrentan el mismo problema de la falta de amor y afecto. Rosa busca apoyo en su amiga sicóloga, quien ayuda en la solución de problemas de pareja, pero no puede solucionar el suyo.


Rossana será después Rosario, la madre María Rosa, que nunca recibió el afecto materno.


Después de Rosario, Marte encarnará a Rosa Angélica, quien en un programa de cocina invita a María Rosa para que explique como se elabora un soufflé de rosas. 


Para William Saquicela, director de la obra, quien ganó el premio ACE en Nueva York como mejor actor en el 2004, 2005, 2007 y 2009, Soufflé de Rosas es una historia que refleja la falta de amor desde el ambiente familiar, que pasa por la niñez, la adolescencia, hasta ser adulto.


Saquicela se refiere a la rosa como “un ser humano que se transforma en el ingrediente de la receta que se llama vida”.


El guayaquileño Cristian Cortez, autor de la obra escrita en el 2000, con la que obtuvo el premio de Dramaturgia otorgada por el Municipio de Guayaquil en el 2002 y en Nueva York en el 2004, señala que el teatro ecuatoriano se muestra en el mundo y no pasa inadvertido.


Por eso su obra, que toma ejemplos de programas televisivos “vacíos”, ha sido interpretada en Argentina, Lima, México y Ecuador, con una serie de personajes.


El estreno de Soufflé de Rosas es hoy a las 20:00 en el Teatro Sucre. Entrada libre. (GAM)