Violación a la intimidad personal es penada

La exposición de las supuestas fotos íntimas de la exdirigente de la Unión Nacional de Educadores, UNE, Mery Zamora, generó una ola de rechazo y un pedido de sanción a quienes hicieron público el contenido, sea real o un montaje.
Víctimas de violación a su intimidad pueden denunciar su caso para recibir protección. EL TIEMPO

El Código Orgánico Integral Penal, COIP, establece sanciones a quienes cometan actos de violación a la intimidad y de violencia psicológica.

Más allá de este caso, existen situaciones en el que contenidos como videos, fotografías y audios grabados con voluntad de una persona son obtenidos por una segunda persona como herramienta de chantaje, amenaza o discriminación. Existe un proceso judicial para denunciar los casos y mecanismos de defensa y protección para las víctimas.

 COIP

Favio Guaraca, juez B de la Unidad Judicial de Violencia contra la Mujer y la Familia, hizo referencia al artículo 178 del COIP, que define que la violación a la intimidad se da cuando, sin contar con el consentimiento o la autorización legal, alguien “acceda, intercepte, examine, retenga, grabe, reproduzca, difunda o publique datos personales, mensajes de datos, voz, audio y video, objetos postales, información contenida en soportes informáticos, comunicaciones privadas o reservadas de otra persona por cualquier medio”.


Esto es sancionado con pena privativa de libertad de uno a tres años, según detalla el artículo.


Cuando una persona es víctima de este tipo de violación de derechos, existen dos vías para denunciar: a través de la Unidad Judicial o a través de la denuncia ante la Fiscalía General del Estado. “El Estado, a través del COIP, pretende que primero haya una prevención para que no se vuelva a generar la violencia”, explicó el juez.


Esto se hace a través de medidas de protección como boletas de auxilio, prohibiciones de acercamiento a la casa o trabajo, prohibición de hacer actos de amenaza, obligar al agresor a abandonar el hogar y notificar a la Policía Nacional para que habilite a la víctima el sistema de botón de pánico.

 Sanción

Para el juez Guaraca, si un contenido personal es difundido por cualquier tipo de canal, incluyendo redes sociales, la persona es afectada psicológicamente. Otro delito estipulado en el artículo 157 del COIP es el de la violencia psicológica, que lo comete quien “cause perjuicio en la salud mental por actos de perturbación, amenaza, manipulación, chantaje, humillación, aislamiento, vigilancia, hostigamiento o control de creencias, decisiones o acciones”.


El COIP establece que el daño puede ser leve, moderado o grave, y determina sanciones con pena privativa de libertad desde 30 a 60 días, de seis meses a un año y, la última, de uno a tres años.


Las unidades judiciales tienen un equipo técnico integrado por psicólogos, trabajadores sociales y médicos, quienes a través de un test obtienen el resultado para determinar el grado de afección.

 Seguimiento

Pero la denuncia no solo queda allí. Un juez puede determinar indemnización, garantías de no repetición para que las víctimas salgan del círculo de violencia familiar, hacer de las víctimas parte productiva del país, que comiencen a creer en su propia persona e incluirlas en los programas estatales para la inclusión educativa, laboral y económica.


El tiempo de los procesos judiciales está establecido a través de la indagación previa, de la debida diligencia, para que, a través de todas las herramientas posibles, dar con los ciudadanos infractores de la ley. (CMR) (I)

 La tecnología y el machismo

María José Machado, jefa del Departamento de Planificación y Gestión por la equidad social y de género de la Municipalidad de Cuenca, considera que vivimos en una sociedad machista y que uno de los territorios de mayor violencia siempre ha sido el cuerpo de la mujer al ser visto como objeto.


“Con el avance de la tecnología cambian los mecanismos de violencia, uno de ellos la violencia a la intimidad a través de la difamación", expresó.


La decisión de tener contenidos íntimos es un tema de debate para Machado. “Tanto hombres como mujeres deben tener precauciones por nuestra seguridad personal, sin embargo cuando se trata de este tipo de violencia sexual, la violencia no se justifica de ninguna manera y no se deben trasladar la culpa a las víctimas... La culpa es de quien difunde, mira y reproduce”. (I)

Cuenca.

Violación a la intimidad personal es penada

Víctimas de violación a su intimidad pueden denunciar su caso para recibir protección. EL TIEMPO

El Código Orgánico Integral Penal, COIP, establece sanciones a quienes cometan actos de violación a la intimidad y de violencia psicológica.

Más allá de este caso, existen situaciones en el que contenidos como videos, fotografías y audios grabados con voluntad de una persona son obtenidos por una segunda persona como herramienta de chantaje, amenaza o discriminación. Existe un proceso judicial para denunciar los casos y mecanismos de defensa y protección para las víctimas.

 COIP

Favio Guaraca, juez B de la Unidad Judicial de Violencia contra la Mujer y la Familia, hizo referencia al artículo 178 del COIP, que define que la violación a la intimidad se da cuando, sin contar con el consentimiento o la autorización legal, alguien “acceda, intercepte, examine, retenga, grabe, reproduzca, difunda o publique datos personales, mensajes de datos, voz, audio y video, objetos postales, información contenida en soportes informáticos, comunicaciones privadas o reservadas de otra persona por cualquier medio”.


Esto es sancionado con pena privativa de libertad de uno a tres años, según detalla el artículo.


Cuando una persona es víctima de este tipo de violación de derechos, existen dos vías para denunciar: a través de la Unidad Judicial o a través de la denuncia ante la Fiscalía General del Estado. “El Estado, a través del COIP, pretende que primero haya una prevención para que no se vuelva a generar la violencia”, explicó el juez.


Esto se hace a través de medidas de protección como boletas de auxilio, prohibiciones de acercamiento a la casa o trabajo, prohibición de hacer actos de amenaza, obligar al agresor a abandonar el hogar y notificar a la Policía Nacional para que habilite a la víctima el sistema de botón de pánico.

 Sanción

Para el juez Guaraca, si un contenido personal es difundido por cualquier tipo de canal, incluyendo redes sociales, la persona es afectada psicológicamente. Otro delito estipulado en el artículo 157 del COIP es el de la violencia psicológica, que lo comete quien “cause perjuicio en la salud mental por actos de perturbación, amenaza, manipulación, chantaje, humillación, aislamiento, vigilancia, hostigamiento o control de creencias, decisiones o acciones”.


El COIP establece que el daño puede ser leve, moderado o grave, y determina sanciones con pena privativa de libertad desde 30 a 60 días, de seis meses a un año y, la última, de uno a tres años.


Las unidades judiciales tienen un equipo técnico integrado por psicólogos, trabajadores sociales y médicos, quienes a través de un test obtienen el resultado para determinar el grado de afección.

 Seguimiento

Pero la denuncia no solo queda allí. Un juez puede determinar indemnización, garantías de no repetición para que las víctimas salgan del círculo de violencia familiar, hacer de las víctimas parte productiva del país, que comiencen a creer en su propia persona e incluirlas en los programas estatales para la inclusión educativa, laboral y económica.


El tiempo de los procesos judiciales está establecido a través de la indagación previa, de la debida diligencia, para que, a través de todas las herramientas posibles, dar con los ciudadanos infractores de la ley. (CMR) (I)

 La tecnología y el machismo

María José Machado, jefa del Departamento de Planificación y Gestión por la equidad social y de género de la Municipalidad de Cuenca, considera que vivimos en una sociedad machista y que uno de los territorios de mayor violencia siempre ha sido el cuerpo de la mujer al ser visto como objeto.


“Con el avance de la tecnología cambian los mecanismos de violencia, uno de ellos la violencia a la intimidad a través de la difamación", expresó.


La decisión de tener contenidos íntimos es un tema de debate para Machado. “Tanto hombres como mujeres deben tener precauciones por nuestra seguridad personal, sin embargo cuando se trata de este tipo de violencia sexual, la violencia no se justifica de ninguna manera y no se deben trasladar la culpa a las víctimas... La culpa es de quien difunde, mira y reproduce”. (I)

Cuenca.