‘Velasco Ibarra’ cumple 50 años

 En el mes que se conmemora al santo José, la unidad de educación básica celebró cinco décadas de servicio. Su creador, Arturo Chicaiza, cuenta detalles de cómo la fundó.

Con tres cuadras llenas de personas que alguna vez pertenecieron a la escuela José María Velasco Ibarra, la mañana de ayer la institución conmemoró sus Bodas de Oro.


El homenaje, donde participaron promociones de exalumnos, así como niños y niñas que conforman el alumnado actual, celebró 50 años de servicio educativo.


Con el propósito de brindar una escuela para los niños del sector de Yanuncay, Samuel Arturo Chicaiza Barros fundó en 1969 la escuela José María Velasco Ibarra.


Su precursor recuerda que en la década de los 60 todo el sector del ‘Yanuncay Chico’, que inicia en la unión de los ríos Tarqui y Yanuncay y que se extiende hasta la avenida Loja, estaba poblado solo de grandes muros y casas escondidas donde se cosechaban hortalizas.


Cuando se encontraba como docente en la escuela  Benigno Jara, de Léntag, Chicaiza encontró la oportunidad para dar vida al proyecto que anhelaba. Tras apoyar la quinta candidatura presidencial de José Velasco Ibarra, pidió a las autoridades que como recompensa de su apoyo, crearan la escuela en su barrio. Es así que nació este proyecto que ahora cumple  cinco décadas de servicio.


Vicente Pangol, director (e), destacó que todos los logros conseguidos han sido gracias al apoyo de todo el equipo de la escuela integrado por 37 docentes y seis profesionales administrativos. Su meta es tener un local moderno que permita abarcar toda la demanda educativa. (I)



‘Velasco Ibarra’ cumple 50 años

 En el mes que se conmemora al santo José, la unidad de educación básica celebró cinco décadas de servicio. Su creador, Arturo Chicaiza, cuenta detalles de cómo la fundó.

Con tres cuadras llenas de personas que alguna vez pertenecieron a la escuela José María Velasco Ibarra, la mañana de ayer la institución conmemoró sus Bodas de Oro.


El homenaje, donde participaron promociones de exalumnos, así como niños y niñas que conforman el alumnado actual, celebró 50 años de servicio educativo.


Con el propósito de brindar una escuela para los niños del sector de Yanuncay, Samuel Arturo Chicaiza Barros fundó en 1969 la escuela José María Velasco Ibarra.


Su precursor recuerda que en la década de los 60 todo el sector del ‘Yanuncay Chico’, que inicia en la unión de los ríos Tarqui y Yanuncay y que se extiende hasta la avenida Loja, estaba poblado solo de grandes muros y casas escondidas donde se cosechaban hortalizas.


Cuando se encontraba como docente en la escuela  Benigno Jara, de Léntag, Chicaiza encontró la oportunidad para dar vida al proyecto que anhelaba. Tras apoyar la quinta candidatura presidencial de José Velasco Ibarra, pidió a las autoridades que como recompensa de su apoyo, crearan la escuela en su barrio. Es así que nació este proyecto que ahora cumple  cinco décadas de servicio.


Vicente Pangol, director (e), destacó que todos los logros conseguidos han sido gracias al apoyo de todo el equipo de la escuela integrado por 37 docentes y seis profesionales administrativos. Su meta es tener un local moderno que permita abarcar toda la demanda educativa. (I)