Vecinos del norte de Cuenca hablan de la seguridad en sus barrios

FOTO: Cortesía

Los pobladores de los barrios Los Trigales, Patamarca II, Las Orquídeas y zonas aledañas, en el Norte de Cuenca, mantuvieron una reunión con las autoridades de la Gobernación del Azuay y otras instituciones del Ejecutivo para analizar acciones para mejorar la seguridad.

Durante la jornada los vecinos expusieron los temas de mayor conflictividad en la zona por lo que solicitaron que la Policía incremente los patrullajes, que se mejore la iluminación de los espacios públicos y que la atención del Sistema Integrado de Emergencias ECU 911 sea más ágil.

Xavier Martínez, gobernador (e) del Azuay, comprometió el incremento de los patrullajes y además generar procesos de capacitación para instaurar entre los habitantes de la zona una cultura de seguridad.

Personal uniformado mantendrá contacto directo con las unidades educativas, de los barrios participantes de la jornada y de zonas aledañas, para prevenir el consumo de alcohol y drogas.

“La seguridad la hacemos todos. Gracias por la apertura de los barrios, continuaremos trabajando en conjunto y de forma permanente para dar resultados”, afirmó Martínez. (I)

Vecinos del norte de Cuenca hablan de la seguridad en sus barrios

FOTO: Cortesía

Los pobladores de los barrios Los Trigales, Patamarca II, Las Orquídeas y zonas aledañas, en el Norte de Cuenca, mantuvieron una reunión con las autoridades de la Gobernación del Azuay y otras instituciones del Ejecutivo para analizar acciones para mejorar la seguridad.

Durante la jornada los vecinos expusieron los temas de mayor conflictividad en la zona por lo que solicitaron que la Policía incremente los patrullajes, que se mejore la iluminación de los espacios públicos y que la atención del Sistema Integrado de Emergencias ECU 911 sea más ágil.

Xavier Martínez, gobernador (e) del Azuay, comprometió el incremento de los patrullajes y además generar procesos de capacitación para instaurar entre los habitantes de la zona una cultura de seguridad.

Personal uniformado mantendrá contacto directo con las unidades educativas, de los barrios participantes de la jornada y de zonas aledañas, para prevenir el consumo de alcohol y drogas.

“La seguridad la hacemos todos. Gracias por la apertura de los barrios, continuaremos trabajando en conjunto y de forma permanente para dar resultados”, afirmó Martínez. (I)