Usar la tecnología para sobrevivir a la cuarentena

Ni la más arriesgada de las películas de ciencia ficción podría dibujar una escena tan dramática: la crisis del coronavirus ha dejado pequeños todos los guiones propios de Hollywood y ahora es responsabilidad de todos hacerle frente evitando el contagio y quedándonos en casa. En países como Estados Unidos o los escandinavos existe una mayor cultura del teletrabajo.


Ahora bien, ¿cómo puedo organizarme en casa para seguir estando operativo y ser productivo? Pensar que basta con llevarse el portátil y encerrarse en el cuarto es un error: esta solución nos puede sacar del apuro una tarde o un fin de semana, pero en un encierro de -al menos- dos semanas, hay que crear un nuevo entorno de trabajo en casa.


Conexión a Internet
Puede parecer una tontería pero todo el teletrabajo depende casi exclusivamente de que seamos capaces de acceder a Internet para las comunicaciones remotas y conviene recordar que no estaremos solos en el encierro: los que tengan hijos, lo más probable es que estén jugando a Fortnite o viendo Netflix y acaparando el grueso del ancho de banda.


Dar el salto a la nube
Para quien no tenga el hábito de utilizar herramientas en la nube, es el momento adecuado para dar el salto. El principio básico de estos programas reside en ubicar toda la información en servidores remotos de manera que dé igual desde dónde se acceda a ella. o más recomendable es emplear herramientas como Dropbox, Google Drive o OneDrive, que cuentan con una cuota básica de almacenamiento totalmente gratuita.


Las videoconferencias
Quienes ya hayan empezado a teletrabajar habrán descubierto las ventajas de una conferencia con conexión a vídeo y entre varios asistentes. (I)

Usar la tecnología para sobrevivir a la cuarentena

Ni la más arriesgada de las películas de ciencia ficción podría dibujar una escena tan dramática: la crisis del coronavirus ha dejado pequeños todos los guiones propios de Hollywood y ahora es responsabilidad de todos hacerle frente evitando el contagio y quedándonos en casa. En países como Estados Unidos o los escandinavos existe una mayor cultura del teletrabajo.


Ahora bien, ¿cómo puedo organizarme en casa para seguir estando operativo y ser productivo? Pensar que basta con llevarse el portátil y encerrarse en el cuarto es un error: esta solución nos puede sacar del apuro una tarde o un fin de semana, pero en un encierro de -al menos- dos semanas, hay que crear un nuevo entorno de trabajo en casa.


Conexión a Internet
Puede parecer una tontería pero todo el teletrabajo depende casi exclusivamente de que seamos capaces de acceder a Internet para las comunicaciones remotas y conviene recordar que no estaremos solos en el encierro: los que tengan hijos, lo más probable es que estén jugando a Fortnite o viendo Netflix y acaparando el grueso del ancho de banda.


Dar el salto a la nube
Para quien no tenga el hábito de utilizar herramientas en la nube, es el momento adecuado para dar el salto. El principio básico de estos programas reside en ubicar toda la información en servidores remotos de manera que dé igual desde dónde se acceda a ella. o más recomendable es emplear herramientas como Dropbox, Google Drive o OneDrive, que cuentan con una cuota básica de almacenamiento totalmente gratuita.


Las videoconferencias
Quienes ya hayan empezado a teletrabajar habrán descubierto las ventajas de una conferencia con conexión a vídeo y entre varios asistentes. (I)