Universitarios crean una estación de carga para vehículos eléctricos

Eduardo Barrera, Carlos Ramón, Xavier Chérrez y Duver Veintimilla estudiantes que desarrollaron la estación de carga eléctrica para vehículos.
FOTO: EL TIEMPO

Una pistola similar a la de un dispensador de combustible llamó la atención en la casa abierta que realizó, la noche del miércoles 17 de julio de 2019, la carrera de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Católica de Cuenca, en la que estudiantes presentaron una estación de carga para vehículos eléctricos.

Eduardo Barrera, Carlos Ramón, Xavier Chérrez y Duver Veintimilla fueron los mentores de esta iniciativa. Ellos comentaron que el desarrollo de esta estación es de carga tipo dos que cuenca con un aplicativo para ver los datos de carga eléctrica en Internet.

“La estación funciona con corriente alterna y se conecta a 220 voltios, lo cual puede ser instalado en cualquier hogar o espacio público”, detalló Chérrez.

Los estudiantes destacaron el uso sencillo que tiene la estación “una vez que se conecta la estación al vehículo mediante el estándar SAEJ1772 (un conector eléctrico) se inicia la comunicación entre la estación y el vehículo”, agregó Ramón.

Tras establecer la comunicación entre el vehículo y la estación se inicia la transferencia de energía al vehículo. "Es completamente seguro, sin riesgos de descargas electricas”, aseguró Barrera.

En términos más detallados Veintimilla reveló que tomar la carga del vehículo al 100% puede durar entre una o dos horas, si se realiza en instalaciones eléctricas de 220 voltios; y hasta cinco horas, si los voltajes son de 120.

Los estudiantes mencionaron que por lo general los automóviles que usan este servicio eléctrico son carros pequeños de dos puertas y scooters conocidas como motonetas.

El proyecto fue posible gracias a la cooperación entre el departamento de postgrados de la Universidad Católica de Cuenca y el Laboratorio de Microredes de la Universidad de Cuenca. (I)

Universitarios crean una estación de carga para vehículos eléctricos

Eduardo Barrera, Carlos Ramón, Xavier Chérrez y Duver Veintimilla estudiantes que desarrollaron la estación de carga eléctrica para vehículos.
FOTO: EL TIEMPO

Una pistola similar a la de un dispensador de combustible llamó la atención en la casa abierta que realizó, la noche del miércoles 17 de julio de 2019, la carrera de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Católica de Cuenca, en la que estudiantes presentaron una estación de carga para vehículos eléctricos.

Eduardo Barrera, Carlos Ramón, Xavier Chérrez y Duver Veintimilla fueron los mentores de esta iniciativa. Ellos comentaron que el desarrollo de esta estación es de carga tipo dos que cuenca con un aplicativo para ver los datos de carga eléctrica en Internet.

“La estación funciona con corriente alterna y se conecta a 220 voltios, lo cual puede ser instalado en cualquier hogar o espacio público”, detalló Chérrez.

Los estudiantes destacaron el uso sencillo que tiene la estación “una vez que se conecta la estación al vehículo mediante el estándar SAEJ1772 (un conector eléctrico) se inicia la comunicación entre la estación y el vehículo”, agregó Ramón.

Tras establecer la comunicación entre el vehículo y la estación se inicia la transferencia de energía al vehículo. "Es completamente seguro, sin riesgos de descargas electricas”, aseguró Barrera.

En términos más detallados Veintimilla reveló que tomar la carga del vehículo al 100% puede durar entre una o dos horas, si se realiza en instalaciones eléctricas de 220 voltios; y hasta cinco horas, si los voltajes son de 120.

Los estudiantes mencionaron que por lo general los automóviles que usan este servicio eléctrico son carros pequeños de dos puertas y scooters conocidas como motonetas.

El proyecto fue posible gracias a la cooperación entre el departamento de postgrados de la Universidad Católica de Cuenca y el Laboratorio de Microredes de la Universidad de Cuenca. (I)