Universidad de Cuenca es punto de ayuda durante el paro

La Facultad de Psicología de la Universidad de Cuenca sirvió como albergue para personas que no pudieron retornar a sus casas luego del paro.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Uno de sus campus será un centro de acopio para que la ciudadanía entregue frazadas, frutas, bicarbonato, sal, enlatados, pan, medicinas, entre otros artículos para tender a los manifestantes.

El Campus del Centro Histórico de la Universidad de Cuenca se convirtió en un punto seguro para las personas que no puedan movilizarse a sus casas durante la jornada de manifestaciones en la ciudad.

Además, será un centro de acopio para que la ciudadanía entregue frazadas, frutas, bicarbonato, sal, enlatados, pan, medicinas, entre otros artículos para tender a los manifestantes.

Toda la ayuda será para brindar atención a las personas que lo requieran mientras dura el paro en la ciudad, anunció el rector de la Universidad de Cuenca, Pablo Vanegas.

El miércoles la Facultad de Psicología de la universidad, fue adecuado como un albergue temporal para ocho personas que no pudieron retornar a sus casas luego de las manifestaciones.

Ayer estudiantes de esta facultad recorrieron el Centro Histórico para dar agua a los miembros de la Policía Nacional con carteles que contenían mensajes para instar a la paz y evitar la represión a los manifestantes.

Andrés Mosquera, estudiante, señaló que cumplen una jornada para hacer un llamado a la calma y que los miembros de la Policía no arremetan con violencia ante los pedidos de la ciudadanía.

Hay estudiantes que son voluntarios para atender las emergencias que se presentan durante el paro.

Manifiesto
Las autoridades de cinco instituciones educativas de educación superior de Azuay y Cañar hicieron público un manifiesto en el que hicieron un llamado a la paz y se ofrecieron como mediadores para frenar los enfrentamientos.

La reunión se desarrolló en el Salón del Consejo Universitario de la Universidad de Cuenca. Asistieron Fredy Álvarez, rector de la Universidad Nacional de la Educación; Fernando Pesántez, vicerrector de la Universidad Politécnica Salesiana; Pablo Vanegas, rector de la Universidad de Cuenca; Francisco Salgado, rector de la Universidad del Azuay; y Marcelo Aguilera, del Instituto Tecnológico del Azuay.

Las autoridades ofrecieron a las instituciones como centros de mediación para llegar a un acuerdo de paz. Las universidades expresaron su “ánimo de conciliación y paz, en el marco de la justicia y equidad con los menos favorecidos”.

Solicitaron el libre tránsito de personas y bienes necesarios para el normal funcionamiento de las actividades cotidianas en la ciudad.

Las instituciones de educación reiteraron su llamado al diálogo para lograr consensos y que se definan acciones sociales y económicas en favor de los indígenas y el sector campesino del país. (I)

Universidad de Cuenca es punto de ayuda durante el paro

La Facultad de Psicología de la Universidad de Cuenca sirvió como albergue para personas que no pudieron retornar a sus casas luego del paro.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Uno de sus campus será un centro de acopio para que la ciudadanía entregue frazadas, frutas, bicarbonato, sal, enlatados, pan, medicinas, entre otros artículos para tender a los manifestantes.

El Campus del Centro Histórico de la Universidad de Cuenca se convirtió en un punto seguro para las personas que no puedan movilizarse a sus casas durante la jornada de manifestaciones en la ciudad.

Además, será un centro de acopio para que la ciudadanía entregue frazadas, frutas, bicarbonato, sal, enlatados, pan, medicinas, entre otros artículos para tender a los manifestantes.

Toda la ayuda será para brindar atención a las personas que lo requieran mientras dura el paro en la ciudad, anunció el rector de la Universidad de Cuenca, Pablo Vanegas.

El miércoles la Facultad de Psicología de la universidad, fue adecuado como un albergue temporal para ocho personas que no pudieron retornar a sus casas luego de las manifestaciones.

Ayer estudiantes de esta facultad recorrieron el Centro Histórico para dar agua a los miembros de la Policía Nacional con carteles que contenían mensajes para instar a la paz y evitar la represión a los manifestantes.

Andrés Mosquera, estudiante, señaló que cumplen una jornada para hacer un llamado a la calma y que los miembros de la Policía no arremetan con violencia ante los pedidos de la ciudadanía.

Hay estudiantes que son voluntarios para atender las emergencias que se presentan durante el paro.

Manifiesto
Las autoridades de cinco instituciones educativas de educación superior de Azuay y Cañar hicieron público un manifiesto en el que hicieron un llamado a la paz y se ofrecieron como mediadores para frenar los enfrentamientos.

La reunión se desarrolló en el Salón del Consejo Universitario de la Universidad de Cuenca. Asistieron Fredy Álvarez, rector de la Universidad Nacional de la Educación; Fernando Pesántez, vicerrector de la Universidad Politécnica Salesiana; Pablo Vanegas, rector de la Universidad de Cuenca; Francisco Salgado, rector de la Universidad del Azuay; y Marcelo Aguilera, del Instituto Tecnológico del Azuay.

Las autoridades ofrecieron a las instituciones como centros de mediación para llegar a un acuerdo de paz. Las universidades expresaron su “ánimo de conciliación y paz, en el marco de la justicia y equidad con los menos favorecidos”.

Solicitaron el libre tránsito de personas y bienes necesarios para el normal funcionamiento de las actividades cotidianas en la ciudad.

Las instituciones de educación reiteraron su llamado al diálogo para lograr consensos y que se definan acciones sociales y económicas en favor de los indígenas y el sector campesino del país. (I)