“UNAE forma docentes para transformar la educación”

Freddy Álvarez, rector de la UNAE.

Un total de 244 estudiantes, con un perfil profesional de maestros para el siglo XXI, se graduarán en la primera promoción de docentes en Educación Básica, Educación Inicial y Educación Intercultural Bilingue, EIB.

El rector de la Universidad Nacional de Educación, UNAE, Freddy Álvarez, lidera la institución que graduará el próximo 15 de noviembre a la primera promoción de docentes en Educación Básica, Educación Inicial y Educación Intercultural Bilingüe, EIB. Destaca la formación de maestros con un perfil que se requiere para el siglo XXI y para lograr la transformación de la educación ante un mundo que está cambiando. “Ese es nuestro ADN”.

p- ¿CUÁNTAS PERSONAS SE GRADÚAN EN ESTA PRIMERA PROMOCIÓN?
r. Se están graduando 244 estudiantes, 252 se presentaron a exámenes finales de carrera pero ocho se encuentran en trámite de titulación. Nuestros estudiantes han cursado cuatro años y medio, han tenido 200 horas de vinculación con la colectividad y poco más de 1.600 horas de prácticas preprofesionales. El 78 % pertenece a los quintiles 1 y 2 -es decir los más pobres-, y el 91 % son chicos que obtienen el título universitario por primera vez en su generación.

p- ¿CÓMO CONTRIBUYE LA FORMACIÓN DE DOCENTES EN EL DESARROLLO EDUCATIVO EN EL ECUADOR?
r. Estos 244 chicos van a ingresar a la planta de los 168.000 docentes del país, La contribución es formar docentes, (pues) todos los países en América Latina y el Ecuador manejamos un déficit porque las poblaciones crecen y cada vez hay más demanda.
Pero la importancia de la UNAE está, no solo en la formación, sino que fue creada para preparar a docentes que requiere el país en el siglo XXI, por lo tanto, es una educación innovadora, que no está en otras facultades. Es una universidad que se planteó la interrogante de cuál es el tipo de docente que requiere el siglo XXI, ante un mundo que está cambiando y esa es la respuesta que estamos dando.

p- ¿CUÁL ES EL PERFIL DE LOS PROFESIONALES Y EN QUÉ ÁREAS SE PUEDEN DESEMPEÑAR?
r. Son 208 chicos de Educación Básica cuyo itinerario es en educación básica en general, Lengua y Literatura y Matemática; tenemos 25 chicos y chicas de Educación Inicial y 11 en Educación Intercultural Bilingüe. En el siglo XXI tenemos que formar más un docente en teoría de aprendizaje, que es capaz de ir adecuando
los currículos de acuerdo a los cambios y necesidades, pensando en la educación a medida que lo va realizando dentro de su práctica. Además es un docente formado en el campo de la investigación y eso transforma las cosas.

p- EN ESE CONTEXTO DE CAMBIOS ¿CÓMO SE HA ACOPLADO LA UNAE A LAS TECNOLOGÍAS?
r. El 40 % de nuestro modelo pedagógico es virtual, todo lo que tiene que ver con tareas, videos, cursos, apoyo didáctico y comunicaciones con las comunidades de aprendizaje se maneja desde la virtualidad, ese porcentaje se combina con lo que es la presencialidad de las prácticas, esto estructura el quehacer dentro de la Universidad.

p- ¿EN ESTA PRIMERA PROMOCIÓN SE HAN DETECTADO FALENCIAS O CUESTIONES QUE SE DEBAN FORTALECER?
r. Sin duda la educación siempre tiene un carácter de vulnerabilidad en el sentido de que nunca hemos encontrado el modelo perfecto que nos diga de manera clara y contundente cómo alguien aprende, claro que este carácter es lo que le convierte a la educación en un ámbito en el que siempre hay que estarse preguntando, investigando, discutiendo y sobre todo siempre hay que respetar la libertad de nuestros estudiantes en relación con el aprendizaje; entonces hay muchas cosas por ajustar. Nosotros partimos de un modelo pedagógico que pasa, de manera estructural, por lo que tiene que ver si reducimos las horas de vinculación, las horas de prácticas y aumentamos el Aula Invertida, o ver de qué manera ‘Lesson Study’, un método de origen japonés, lo convertimos en algo más intercultural. También la pregunta sobre la evaluación formativa que siempre está en disputa entre lo cualitativo y cuantitativo, teniendo claridad que en la educación las cosas más fundamentales escapan un poco a la dictadura del número.

p- ¿QUÉ EXPERIENCIA LES DEJA ESTA PRIMERA PROMOCIÓN. SE HAN CUMPLIDO LAS EXPECTATIVAS?
r. Sí, claro. Varias cosas, de manera cualitativa el acierto más grande que tiene la universidad es haber partido de un modelo pedagógico, es decir, tenemos un nuevo profesor para el Ecuador con el rótulo del profesor que necesita el país en el siglo XXI. Lo otro es que, y esto puede sonar un poco anecdótico, pero empezamos con 19 chicos y ahora ya superamos los 5.000 estudiantes; estamos en Chuquipata pero vamos a abrir seis centros de apoyo porque es una universidad nacional entonces el reto es grande, estamos en la Amazonía, en la Costa y en la parte central del Ecuador y vamos también a abrir un centro en Galápagos con tres universidades hermanas ESPOL, Uartes e IKIAM, estará dedicado a la educación ambiental y a los grandes desafíos globales, dentro del cambio climático y qué respuestas podemos dar desde la educación. Además hemos ido posicionando la profesión docente como la profesión de las profesiones. Ahora se presentaron poco más de 1.800 chicos para ser profesores, pero tenemos límites financieros y estructurales, dimos un cupo para 800.

p- SOBRE LA EIB ¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE FORMAR DOCENTES EN ESTA ÁREA?
r. Es una carrera que está solo en cuatro universidades del país. Conocemos lo que aconteció en los últimos días con el paro y los pueblos indígenas, de manera particular me pareció que hay una deuda histórica con la educación de los pueblos indígenas. Nuestro modelo permite posicionar las lenguas, tenemos el kichwa y shuar como idiomas ancestrales que se refuerzan dentro de la carrera, y posicionar los saberes implica que las cosmovisiones son reconocidas y fortalecidas.

p- ¿EN QUÉ SE DIFERENCIA EL MODELO PEDAGÓGICO DE LA UNAE?
r. En cuanto al perfil del maestro pues tiene otro tipo de habilidades (...) para lograr teorizar la práctica y lograr practicar la teoría, que es lo que decimos siempre acá y es uno de los aspectos más originales de la UNAE. Los chicos saben que todavía hay una educación muy conductista, memorista; en este ámbito, las prácticas y conocer la realidad les permite orientar la educación. Además la vinculación con la colectividad se convierte en el brazo más fuerte de la universidad, estamos en 98 escuelas del país con nuestros estudiantes y eso es como un círculo virtuoso de chicos que estudian, investigan, modifican y así también las escuelas van cambiando, se van modificando con la presencia de nuestros profesionales.

p- ¿Cuáles son los retos y hacia dónde van?
r. Tenemos necesidad de seguir creciendo, tenemos dificultades con la infraestructura lo que nos limita. El próximo año apuntamos a la línea de postgrados, que estamos fortaleciendo, ya hay un programa de doctorado para su aprobación que lo vamos a tener con la Universidad de Barcelona y la Universidad de Turín de Italia, sobre todo lo que tiene que ver con profesores que acompañen las tutorías y las investigaciones de los doctorandos. Ahora el panorama es crear las condiciones para mayor crecimiento, no llegamos a un 14% de profesores con postgrados en el país y esto es como en la política pública, que hay que hacer la apuesta siempre muy grande. Si el país y la universidad crean las condiciones y se llega a tener, en 10 años, una planta docente con postgrados que supere el 25 %, eso es grato. (O)

Patricia Naula Herembás
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

“UNAE forma docentes para transformar la educación”

Freddy Álvarez, rector de la UNAE.

Un total de 244 estudiantes, con un perfil profesional de maestros para el siglo XXI, se graduarán en la primera promoción de docentes en Educación Básica, Educación Inicial y Educación Intercultural Bilingue, EIB.

El rector de la Universidad Nacional de Educación, UNAE, Freddy Álvarez, lidera la institución que graduará el próximo 15 de noviembre a la primera promoción de docentes en Educación Básica, Educación Inicial y Educación Intercultural Bilingüe, EIB. Destaca la formación de maestros con un perfil que se requiere para el siglo XXI y para lograr la transformación de la educación ante un mundo que está cambiando. “Ese es nuestro ADN”.

p- ¿CUÁNTAS PERSONAS SE GRADÚAN EN ESTA PRIMERA PROMOCIÓN?
r. Se están graduando 244 estudiantes, 252 se presentaron a exámenes finales de carrera pero ocho se encuentran en trámite de titulación. Nuestros estudiantes han cursado cuatro años y medio, han tenido 200 horas de vinculación con la colectividad y poco más de 1.600 horas de prácticas preprofesionales. El 78 % pertenece a los quintiles 1 y 2 -es decir los más pobres-, y el 91 % son chicos que obtienen el título universitario por primera vez en su generación.

p- ¿CÓMO CONTRIBUYE LA FORMACIÓN DE DOCENTES EN EL DESARROLLO EDUCATIVO EN EL ECUADOR?
r. Estos 244 chicos van a ingresar a la planta de los 168.000 docentes del país, La contribución es formar docentes, (pues) todos los países en América Latina y el Ecuador manejamos un déficit porque las poblaciones crecen y cada vez hay más demanda.
Pero la importancia de la UNAE está, no solo en la formación, sino que fue creada para preparar a docentes que requiere el país en el siglo XXI, por lo tanto, es una educación innovadora, que no está en otras facultades. Es una universidad que se planteó la interrogante de cuál es el tipo de docente que requiere el siglo XXI, ante un mundo que está cambiando y esa es la respuesta que estamos dando.

p- ¿CUÁL ES EL PERFIL DE LOS PROFESIONALES Y EN QUÉ ÁREAS SE PUEDEN DESEMPEÑAR?
r. Son 208 chicos de Educación Básica cuyo itinerario es en educación básica en general, Lengua y Literatura y Matemática; tenemos 25 chicos y chicas de Educación Inicial y 11 en Educación Intercultural Bilingüe. En el siglo XXI tenemos que formar más un docente en teoría de aprendizaje, que es capaz de ir adecuando
los currículos de acuerdo a los cambios y necesidades, pensando en la educación a medida que lo va realizando dentro de su práctica. Además es un docente formado en el campo de la investigación y eso transforma las cosas.

p- EN ESE CONTEXTO DE CAMBIOS ¿CÓMO SE HA ACOPLADO LA UNAE A LAS TECNOLOGÍAS?
r. El 40 % de nuestro modelo pedagógico es virtual, todo lo que tiene que ver con tareas, videos, cursos, apoyo didáctico y comunicaciones con las comunidades de aprendizaje se maneja desde la virtualidad, ese porcentaje se combina con lo que es la presencialidad de las prácticas, esto estructura el quehacer dentro de la Universidad.

p- ¿EN ESTA PRIMERA PROMOCIÓN SE HAN DETECTADO FALENCIAS O CUESTIONES QUE SE DEBAN FORTALECER?
r. Sin duda la educación siempre tiene un carácter de vulnerabilidad en el sentido de que nunca hemos encontrado el modelo perfecto que nos diga de manera clara y contundente cómo alguien aprende, claro que este carácter es lo que le convierte a la educación en un ámbito en el que siempre hay que estarse preguntando, investigando, discutiendo y sobre todo siempre hay que respetar la libertad de nuestros estudiantes en relación con el aprendizaje; entonces hay muchas cosas por ajustar. Nosotros partimos de un modelo pedagógico que pasa, de manera estructural, por lo que tiene que ver si reducimos las horas de vinculación, las horas de prácticas y aumentamos el Aula Invertida, o ver de qué manera ‘Lesson Study’, un método de origen japonés, lo convertimos en algo más intercultural. También la pregunta sobre la evaluación formativa que siempre está en disputa entre lo cualitativo y cuantitativo, teniendo claridad que en la educación las cosas más fundamentales escapan un poco a la dictadura del número.

p- ¿QUÉ EXPERIENCIA LES DEJA ESTA PRIMERA PROMOCIÓN. SE HAN CUMPLIDO LAS EXPECTATIVAS?
r. Sí, claro. Varias cosas, de manera cualitativa el acierto más grande que tiene la universidad es haber partido de un modelo pedagógico, es decir, tenemos un nuevo profesor para el Ecuador con el rótulo del profesor que necesita el país en el siglo XXI. Lo otro es que, y esto puede sonar un poco anecdótico, pero empezamos con 19 chicos y ahora ya superamos los 5.000 estudiantes; estamos en Chuquipata pero vamos a abrir seis centros de apoyo porque es una universidad nacional entonces el reto es grande, estamos en la Amazonía, en la Costa y en la parte central del Ecuador y vamos también a abrir un centro en Galápagos con tres universidades hermanas ESPOL, Uartes e IKIAM, estará dedicado a la educación ambiental y a los grandes desafíos globales, dentro del cambio climático y qué respuestas podemos dar desde la educación. Además hemos ido posicionando la profesión docente como la profesión de las profesiones. Ahora se presentaron poco más de 1.800 chicos para ser profesores, pero tenemos límites financieros y estructurales, dimos un cupo para 800.

p- SOBRE LA EIB ¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE FORMAR DOCENTES EN ESTA ÁREA?
r. Es una carrera que está solo en cuatro universidades del país. Conocemos lo que aconteció en los últimos días con el paro y los pueblos indígenas, de manera particular me pareció que hay una deuda histórica con la educación de los pueblos indígenas. Nuestro modelo permite posicionar las lenguas, tenemos el kichwa y shuar como idiomas ancestrales que se refuerzan dentro de la carrera, y posicionar los saberes implica que las cosmovisiones son reconocidas y fortalecidas.

p- ¿EN QUÉ SE DIFERENCIA EL MODELO PEDAGÓGICO DE LA UNAE?
r. En cuanto al perfil del maestro pues tiene otro tipo de habilidades (...) para lograr teorizar la práctica y lograr practicar la teoría, que es lo que decimos siempre acá y es uno de los aspectos más originales de la UNAE. Los chicos saben que todavía hay una educación muy conductista, memorista; en este ámbito, las prácticas y conocer la realidad les permite orientar la educación. Además la vinculación con la colectividad se convierte en el brazo más fuerte de la universidad, estamos en 98 escuelas del país con nuestros estudiantes y eso es como un círculo virtuoso de chicos que estudian, investigan, modifican y así también las escuelas van cambiando, se van modificando con la presencia de nuestros profesionales.

p- ¿Cuáles son los retos y hacia dónde van?
r. Tenemos necesidad de seguir creciendo, tenemos dificultades con la infraestructura lo que nos limita. El próximo año apuntamos a la línea de postgrados, que estamos fortaleciendo, ya hay un programa de doctorado para su aprobación que lo vamos a tener con la Universidad de Barcelona y la Universidad de Turín de Italia, sobre todo lo que tiene que ver con profesores que acompañen las tutorías y las investigaciones de los doctorandos. Ahora el panorama es crear las condiciones para mayor crecimiento, no llegamos a un 14% de profesores con postgrados en el país y esto es como en la política pública, que hay que hacer la apuesta siempre muy grande. Si el país y la universidad crean las condiciones y se llega a tener, en 10 años, una planta docente con postgrados que supere el 25 %, eso es grato. (O)

Patricia Naula Herembás
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.